Prueba Aprilia RSV4 Factory 2021: ¡larga vida a la reina!

prueba-aprilia-rsv4-factory-2021
Prueba Aprilia RSV4 Factory 2021: ¡larga vida a la reina!
Nicolás Merino
Nicolás Merino
En un momento en el que el segmento de superbikes es una sombra de lo que una vez fue, ha llegado Aprilia para mejorar su fórmula con una moto que adelanta por la derecha a la normativa de emisiones Euro 5 al tiempo que mejora en prácticamente todos los sentidos.

Parecía imposible mejorar una fórmula ya de por sí perfecta, pero en Aprilia lo han vuelto a hacer. La versión 2021 de la Aprilia RSV4 Factory es la culminación del proyecto que nació hace unos años en el Departamento de Aprilia Racing, en Noale. Aquella renovación que surgió en 2019, y que nosotros pudimos probar en Mugello, tiene ahora su evolución en 2021 y lo cierto es que mejora en todos los sentidos.

aprilia-rsv4-factory-2021

Sí, el segmento de las motos deportivas no es el que fue, pero este tipo de RR’s son la firme constatación de que aún hay tiempo y espacio en el mercado para estas motos. Si me lo permites, el enorme avance en la electrónica hace más fácil que nunca llevar este tipo de motos, siempre teniendo en cuenta que estamos ante una máquina que sobrepasa holgadamente los 200 CV y que en un pequeña recta pasa de ser una moto a un arma de destrucción masiva.

La competición es parte del ADN de Aprilia y su dilatada experiencia en la disciplina de velocidad se traduce en modelos de carreras con matrícula. Es el caso de esta nueva RSV4 Factory 2021 que, como principal escollo, tenía la tarea de no ceder CV frente a la Euro 5. Lo han conseguido, lo que sigue manteniendo a la superbike transalpina en la cumbre en lo que a rendimiento se refiere, solo superada (por poco) por la excelsa Ducati Panigale V4R.

 Cómo es la Aprilia RSV4 Factory 2021

aprilia-rsv4-factory-2021

A nivel estético, la principal novedad es que todos los modelos se benefician de los omnipresentes alerones de serie, mientras que el diseño está más en línea a los nuevos modelos lanzados por los de Noale, como es el caso de la Aprilia RS 660. A esto se une unas llantas de aluminio forjado, sólo disponibles para la versión Factory. Como te decimos, los alerones ya no son un elemento agregado ex professo, si no que forman parte del carenado. Así, la RSV4 2021 es ahora una moto mucho más estable a altas velocidades y, especialmente, a la entrada de las curvas. Por último, los faros delanteros LED integran ahora la función cornering gracias a un par de ópticas adicionales que enfocan al interior de la curva.

El motor, por su parte, cumple con la normativa de emisiones Euro 5 y, afortunadamente para todos nosotros, no pierde ni un solo caballo. Así, mantiene los 217 CV a 13.000 rpm y aumenta el par de 122 a 125 Nm a 10.500 rpm. Esto lo han conseguido gracias al aumento de la cilindrada del V4 calado a 65º de los 1.077 a los 1.099cc y al nuevo sistema de escape. Esta ligera mejora se traduce en una mayor aceleración a bajo régimen. A ello se suma una nueva unidad de control Magnetti Marelli 11MP y una unidad de medición inercial (IMU) de 6 ejes que mejora la gestión electrónica y que introduce el control del freno motor. También dispone de 6 modos de conducción (tres para circuito y tres para carretera), control de tracción, ABS o antiwheelie.

aprilia-rsv4-factory-2021

¿Qué hay de su parte ciclo? Se mantiene la configuración de chasis de doble viga, pero una de las principales novedades de esta Aprilia RSV4 Factory 2021 es la integración de un nuevo basculante inspirado en el que montan la RS-GP de MotoGP y que ya te podemos decir que mejora muchísimo las sensaciones en el tren trasero con respecto a los anteriores modelos. También tienen mucho que ver las suspensiones eléctrónicas Öhlins Smart 2.0 o el equipo de frenos Brembo Stylema con discos de 330 mm delante, así como los neumáticos Pirelli Diablo Supercorsa SC2.

Las mejoras no sólo se centran en la parte técnica, sino que también se han centrado en mejorar la ergonomía de la moto. Por ejemplo, las formas del nuevo depósito ayudan a acoplarse mejor a la moto y el asiento presenta también una nueva forma y mullido. Por último, la nueva Aprilia RSV4 Factory 2021 hace gala de una pantalla TFT a color de mayor tamaño y con una disposición de la información más clara, lo que es muy de agradecer cuando se circula a altas velocidades. Como único pero, ha perdido los testigos para cambiar de marcha en la parte superior por uno solo de color rojo, ubicado en la esquina superior izquierda.

Cómo va la Aprilia RSV4 Factory 2021 

prueba-aprilia-rsv4-factory-2021

Tenía muchas ganas de probar esta moto, y es que tuve la oportunidad de montarme en el modelo de 2019 en Mugello y quería comprobar en mis propias carnes cómo le habían sentado los cambios que Aprilia había introducido. Gracias al acuerdo que la marca italiana mantiene con el circuito Ricardo Tormo, en Valencia, tuvimos la oportunidad de rodar con ella durante toda una mañana; y es que es en circuito donde vas a poder sacar todo el jugo a esta moto.

Un simple vistazo a las líneas de la moto basta para darse cuenta de que no es un simple remozado, especialmente en los alerones. Ahora no parecen que se vayan a romper con mirarlos (como sí sucedía con la de 2019), sino que se ven y se sienten sólidos. Hay suficientes cambios para que se diferencie claramente de los anteriores modelos. En parte, por la adición del triple faro LED, lo que le confiere al conjunto una estética mucho más agresiva.

Hora de enfundarse nuestras mejores galas de cuero y probarla en pista. El Ricardo Tormo está para nosotros solos, junto a otros periodistas especializados. Mientras me pongo el mono esbozo una sonrisa cuando las oigo calentar. ¿De verdad este V4 cumple la normativa Euro 5? No se nota ningún cambio sonoro con respecto a la RSV4 1100 Factory de 2019. Sigue siendo igual de embriagador, evocando el sonido de lo que es la competición.

aprilia-rsv4-factory-2021

Mantiene sus 845 mm de altura de asiento, lo que dificulta un poco su acceso para los que medimos 1,70 m. A pesar de que la forma de su asiento ha cambiado y permite llegar mejor al suelo, detecto que el ajuste de las suspensiones no están acordes a mi peso y pecan de ser demasiado duras, por lo que la moto no baja mucho. Pongo el contacto y la pantalla nos recibe como si estuviéramos jugando a la consola. Se nota la mejoría en el tamaño de la pantalla y en una información que ha se colocado inteligentemente para poderla revisar mientras volamos por el trazado valenciano.

Toca meter primera y, cuando avanzamos los primeros metros por los boxes, advertimos la marcada postura deportiva de la RSV4 Factory 2021: semimanillares muy abajo, inclinados y con unas estriberas en una posición muy retrasada. La postura no busca que te sientas cómodo, sino que vayas lo más acoplado posible a la moto para no perder velocidad en las rectas.

Salimos de boxes y comenzamos a empalmar marchas para ver que el motor sigue mostrando el mismo aplomo y contundencia que antes. La mejora en el par es imperceptible y tras una vuelta de aclimatación, apreciamos que es una moto más cómoda, que lo hace todo más fácil. De ahí que todo dependa de tu nivel y tu físico. Cuando una moto está tan bien afinada, toda la exigencia recae en el piloto. La moto hace todo lo que le pidas y solo un piloto mundialista o del WBSK apreciaría pequeñas carencias. Llevarla rápido implica un desgaste físico brutal, donde cada fibra muscular se esfuerza en no desfallecer. Todo ello, sin que la moto dé síntomas de fatiga. Tenlo claro, nunca llegarás al límite de esta moto, salvo si tienes mucha experiencia en competición.

aprilia-rsv4-factory-2021

Lo bueno es que me conozco el circuito Ricardo Tormo, por lo que desde el principio podemos rodar bastante rápido. La potencia del motor sigue siendo brutal y hasta las 13.000 rpm que anuncian el corte, el motor no se muere. Incluso podemos entrar con una marcha de más en cada curva, que el motor sigue respondiendo. No tenemos ningún pero en este sentido, y sólo nos queda alabar el trabajo de los Noale, especialmente en la entrega de potencia, la cual he notado más dulce que en los modelos anteriores.

El chasis de la Aprilia RSV4 Factory 2021 se escapa de cualquier calificativo posible. No peca de ser excesivamente rígido ni blando y sirve como corazón para unir a la perfección el resto de componentes de la parte ciclo de la moto. Uno de los mejores, si no el mejor, del segmento. Mención aparte merece el nuevo basculante, el cual hace que podamos abrir gas con mucha más confianza y controlar las derrapadas en una moto que declara 217 CV. En mi opinión, las suspensiones semiactivas Öhlins EC 2.0 juegan un papel fundamental a la hora de entrar a circuito. Si bien yo las noté algo duras para mi peso, hacen que la moto pueda entrar por el sitio sin mayores problemas. Sólo un pequeño temblor en el tren delantero anuncia que tal vez estemos entrando algo pasados.

51240477336 be2374800d o

En la misma línea se mueve el conjunto de frenos. Ya los conocía de los modelos anteriores, y pese a que en esta ocasión no venían con el conducto de ventilación opcional, destaca por su mordiente y contundencia. Incluso cuando le estamos exigiendo el máximo al neumático delantero en apoyo, los frenos responden a la perfección Es más, el límite me lo puso mi cuerpo cuando pasadas unas tandas el antebrazo derecho comenzó a flaquear. Como te digo, el límite no está en la moto; está en tu cuerpo.

Y qué decir de la electrónica. Al principio rodamos con unos parámetros establecidos por la gente de Aprilia: control de tracción al nivel 4, antiwheelie en su menor intervención, ABS en modo Track y nuevo control de freno motor en un nivel intermedio. Bien para empezar, pero se nos empezó a quedar corto hacia el final de la jornada, por lo que decidimos cambiar los ajustes. Te hará falta un doctorado para entender las posibilidades de ajuste que ofrece esta RSV4 Factory 2021, pero es necesario si quieres ir más cómodo y rápido encima de la moto. Pasamos a una entrega de potencia al nivel 2, el antiwheelie al mínimo (nivel 1), el control de freno motor lo mantuvimos en un nivel intermedio, mientras que el control de tracción lo bajamos al 2.

aprilia-rsv4-factory-2021

Salimos a pista en la última tanda y el resultado fue espectacular. La entrega de potencia fue mucho más dócil, lo que permitía salir abriendo gas como si el acelerador fuera un botón On&Off. A pesar de estar en el nivel más bajo, el antiwheelie no intervino demasiados y solo en las aceleraciones más fuertes llevábamos el tren delantero en el aire. En cuanto a la frenada, esta siguió demostrando su enorme potencial, mientras que el control de tracción (que también puedes controlar desde unos botones alojados en la piña izquierda) intervenía en los momentos precisos, sin perder demasiado tiempo. Hay que aclarar que en todo momento las derrapadas fueron nobles y eso se debe también a la entrega de potencia y la linealidad características de este V4.

 Cómo vemos a la Aprilia RSV4 Factory 2021

  • En carretera: –

  • En autovía: –

  • En circuito: 5

  • Pasajero: –

  • Confort: 2

  • Equipamiento: 5

(Puntuación de 1 a 5)

51241242334 7813305901 o

La Aprilia RSV4 Factory 2021 eleva las ya excelentes prestaciones de sus antecesoras a base de una mejora en la parte electrónica y ciclo. Además, la llegada de la Euro 5 no lastra el conjunto, sino que lo potencia a través del aumento en la cilindrada, entre otras cosas. Es una moto que todo lo hace bien y, por ende, exigirá un alto nivel de conocimiento y físico a su poseedor. Como siempre en este tipo de motos, le sacarás toda la miga en un circuito, quedando la carretera como un mero pasatiempo para moto y piloto.

 

Aprilia RSV4 Factory

Noticias Aprilia RSV4

rsv4xz6 1

Aprilia RSV4 X: una versión conmemorativa de 225 CV y 165 kg de peso

Aprilia celebra el décimo aniversario del proyecto RSV4 con la presentación de la RSV4 X. Sobre la base de la RSV4 1100 Factory, se ha trabajado en áreas como la electrónica, el motor o la parte ciclo para ofrecer uno de los modelos más extremos y exclusivos de los de Noale. La celebración del Aprilia

Nicolás Merino
las15motospotentes

Las 15 motos más potentes para 2019

 ¿Cuántos son suficientes en una moto? ¿100, 150 o más de 200 CV? Depende de muchos factores, pero a quién no le gustaría probar, aunque fuese solo una vuelta, una MotoGP. Imposible, ¿verdad? En cambio, alguna de estas 15 motos son, incluso, más potentes que una MotoGP y te la podrías comprar.

Daniel Navarro
0 Comentarios