La «moto salchicha» de Honda: más de 50 años de historia y versión 2023

2023 HONDA ST125 DAX apertura
La «moto salchicha» de Honda: más de 50 años de historia y versión 2023
Santiago Herrero
Santiago Herrero
Honda se encuentra lista para comercializar la versión 2023 de la Dax, la “moto salchicha”, cuya historia se encuentra ligada a la de muchos entusiastas por lo alternativo y diferente de su concepto.

Copiada sin piedad, amada y venerada en sus más de 40 años de vida, Honda nos vuelve a traer la pequeña gran Dax que, en su última versión con motor 125 cc Euro 5, evoca recuerdos en los que la moto era ese vehículo con el que muchos amantes de la libertad se sentía identificados. Un artilugio extremadamente ligero y sencillo que servía tanto para ir de casa a la universidad como para echarlo a la parte trasera de la furgoneta, atada con pulpos, e ir a recorrer mundo para acercarse a sus mandos hacia donde el vehículo de cuatro ruedas no podía llegar.

Honda STD 50 DAX

Así, no es de extrañar que fuera en plena época “hippie” o “flower power” cuando irrumpiera en el mercado, lanzando una brizna de aire fresco a un mundo que pronto se vería azotado por la realidad económica global, con la crisis del petróleo y los rigores de la Guerra Fría. Como si se tratara de una premonición histórico coyuntural, la nueva Dax del siglo XXI se nos presenta en el fuego cruzado de un delicado conflicto bélico sobre suelo europeo.

Echamos la vista atrás para conocer los orígenes y la evolución de la inigualable, aunque sí multitud de veces copiada, Honda Dax, la popular “moto salchicha” que toma su nombre del perro de patas cortas y “cuerpecillo” alargado. La simbiosis perfecta entre animal y máquina y, sin duda, el nombre más “ad hoc” que pudiera encontrar la firma del ala dorada para esta peculiar creación.

Honda DAX ST50-70 1969

Precios, ofertas, fichas técnicas e imágenes de TODOS LOS MODELOS HONDA del mercado

Honda ST50/70 Dax de 1969: nace la leyenda

Honda comenzaba a comercializar una moto en cierto modo convencional, pero a tamaño “mini”, bajo el nombre “Dachshund dog”, o “perro salchicha”. ¿Se te ocurre otro nombre mejor para ella? Caracterizada por sus pequeñas llantas de 10 pulgadas y un largo bastidor en forma de T, montaba un pequeño motor de cilindro casi horizontal en dos versiones, 50 y 70 cc. El OHV 4T refrigerado por aire concambio semiautomático de tres velocidades no era excesivamente potente, pero en realidad se trataba precisamente de eso: ofrecer una moto tan ágil como “recogida” y liviana, fácil de conducir y capaz de se transportada con total facilidad para ser usada como vehículo de movilidad personal en aquellos trayectos donde las furgonetas y autocaravanas no podían llegar. Eran los tiempos de descubrir el mundo sobre ruedas, la ideología “hippie”, el rechazo a la violencia y a favor del amor como principal arma frente a los peligros de una vida cada vez más dominada por la libertad económica en los mercados, mediante la supuestamente justa autorregulación.

HONDA_ST90_Mighty_Dax_1972

Honda ST90 Mighty Dax de 1972: más alta y poderosa

Honda pronto se dio cuenta del potencial que tendría una máquina así, por lo que buscó trasladar el patrón de moto pequeña y extremadamente fácil de conducir a un concepto un poco más común, que no convencional. Sale al mercado la ST90 Mighty Dax («Poderosa» en la lengua de Shakespeare) con un motor de mayor potencia y llantas de radios, con un diámetro que escalaba de 10 a 14 pulgadas.

Así se abriría la posibilidad de rodar con mayor seguridad en terrenos hostiles, como podían ser carreteras de mal estado o incluso caminos de tierra, llegándose a comercializar incluso versiones con ruedas de tacos. El espíritu “salchicha” de la Dax original quedaba inalterado, lo que en realidad era del interés de Honda en aras de fomentar e incrementar, todavía más, la estela del éxito provocada por el pequeño modelo original, ampliando el ámbito de acción con una moto de mayores capacidades. Pero pronto se vio engullida por otros modelos de la firma del ala dorada, demostrando que la impronta de la Dax original era la que realmente había calado en un público siempre fiel y devoto por la pequeña de la saga, cesando su producción a mediados de la década de los 70.

1973 HONDA CY50 Nauty Dax 1973

Honda CY50 Nauty Dax 1973: más moderna y “fun”

Al tiempo que la Dax de rueda alta intentaba abrirse un hueco en el mercado, Honda ofrecía la evolución de la primera Dax con el lanzamiento de la CY50 Nauty Dax, un “espíritu libre” azuzado por las tendencias norteamericanas contemporáneas, en las que el manillar alto y los asientos con ligera caída hacia atrás transformaban la ergonomía a los mandos de una moto, fruto al mismo tiempo de las customizaciones más salvajes provenientes del país de las barras y estrellas.

Aquellos manillares “cuelgamonos” con asientos prácticamente a ras del suelo y pies adelantados se trasladaron, en cierta medida aunque con menor hipérbole en dicho concepto, a la Dax de la nueva década. Tampoco pasaban inadvertidas otras pautas del momento, como podían ser los anchos neumáticos estilo “fun” o la óptica delantera de formas cuadradas. A su vez, el motor cambiaba el rumbo del “casi” horizontal anterior al adoptar un “mono” convencional estilo CB/CG, el sempiterno e indestructible 4T 50 cc de dos válvulas en culata y refrigeración por aire forzado.

1981 HONDA ST50 Dax road 3 marchas 1981

Honda Dax 1981: dentro y fuera de la carretera

Con la proliferación de su uso, incluidas ciertas manos nocivas, pronto las autoridades de ciertos países pusieron el grito de alarma en cuanto a su rodar en vías públicas. De ahí que Honda lanzara versiones específicas para los marcados norteamericano y japonés, con vistas para circular por carretera o en busca de una correcta adaptación para rodar por caminos de tierra como una interesante alternativa. La ST50 Dax de 1981 consiguió fundir diferentes corrientes en boga al inicio de su década para dar forma a una moto que se reinventaba volviendo a los orígenes, es decir, recuperando el motor de cilindro horizontal. Al mismo tiempo, montaba un manillar alto pero cerrado de puntas, lo que junto con un asiento claramente inclinado hacia atrás para que el piloto se recostase sobre el respaldo posterior, le confería una ergonomía muy custom.

1981 HONDA ST50 Dax off road 1981

Además, Honda quiso acercarse todavía más a la corriente norteamericana con unas ruedas anchas provistas de un taco bajo, ideales para rodar por caminos de tierra en aquellos mercados en los que no se le permitía hacerlo por vías públicas. La firma del ala dorada fue todavía más lejos con la idiosincrasia de su nueva Dax, al montar una caja de filtro sobre el costado izquierdo en un claro guiño con las empleadas por H-D en forma y concepción. Remataba el conjunto una práctica parrilla trasera para llevar consigo una mochila o el saco de dormir, mientras que hubo versiones con horquilla invertida e incluso un desarrollo más corto para la versión campera.

1995 HONDA ST50 Dax 1995

También se comercializó una versión más estandarizada de la Dax y, sobre todo, más fiel a los orígenes que contemplaban a una moto de sus características, provista de idéntico motor  4T pero sin un manillar de altura tan exagerada o un asiento más en línea con la demanda de mercados convencionales, si bien los neumáticos empleados conservaban cierta capacidad para pisar tierra con mínimas garantías, lo que venía acompañado por un faldón en la zona trasera de la aleta anterior o el típico montaje elevado de la salida de escape.

Honda ST125 DAX 123

Honda ST125 Dax 2023: la nueva era Euro

Con la nueva ST125 Dax, Honda ha aprovechado el motor 125 de sus Monkey y MSX para dar vida a la Dax más potente y capaz de su historia. Cumpliendo Euro 5 y con la experiencia de sus hermanas de catálogo, la firma del ala dorada recupera la esencia de la “moto salchicha” de finales de los años 60 para traer su visión del mundo a los tiempos que corren, incluyendo la incorporación del embrague centrífugo con cuatro velocidades que convierte a esta pequeña Honda en una moto muy sencilla de conducir para poseedores del carnet B.