Con Honda NT 1100

Todo lo que debes tener en cuenta para preparar tu próximo viaje en moto

35 Todo lo que debes tener en cuenta para preparar tu próximo viaje en moto
Prueba en ruta de la Honda NT 1100
Santiago Herrero
Santiago Herrero
El decálogo del buen viajero en moto pretende aglutinar todo aquello que resulta necesario para emprender largas rutas sobre dos ruedas. Si estás preparando una gran salida, no dejes nada al azar.

El decálogo del buen viajero en moto no pretende asemejarse a las matemáticas. No hay nada exacto ni perfecto pero, al menos, pretende servir como herramienta para que disfrutes al máximo de lo que más te gusta hacer y que nos identifica a todos: viajar en moto tan lejos como el tiempo y la cuenta del banco nos dé para ello.

Como se suele decir, “la experiencia es un grado”, y en esta ocasión no podía ser menos. Sin embargo, es precisamente ese otro grado, el de recomponernos ante la adversidad lo que, en más de una ocasión, nos sacará del atolladero en caso de encontrarnos con problemas en plena ruta. Si a la ocurrencia y la maña le añadimos la experiencia, tendremos un largo trecho ya recorrido.

Piensa que en los pequeños detalles se encuentran algunas soluciones, como el mero hecho de que se nos empape la cartera en un fuerte aguacero al no encontrar un lugar donde podamos resguardarnos. Si el bolsillo que prometía ser estanco demuestra que no lo es, arruinaremos el efectivo que tengamos dentro, o el teléfono, o… Algo que podrás evitar con una simple bolsa del súper. Rápido, sencillo, barato y que apenas ocupa lugar. ¿Todavía llevas la documentación de la moto bajo el asiento sin proteger?

En cuanto a la moto, el abanico de posibilidades es casi infinito. En realidad, toda moto sirve para hacer esa ruta que tienes en mente. Una custom, una trail, una naked, un scooter, una GT… los límites los pones tú y tu imaginación. Ahora bien, es imprescindible que se adapte tanto a tus gustos como a tus necesidades. Para poner un ejemplo de moto diseñada para estas lides, pero sin dejar de ser polivalente en otros usos como el urbano ni tan exclusiva como para requerir una experiencia extrema en su conducción, hemos elegido la Honda NT 1100. Además la hemos equipado con todas las opciones posibles como baúl, bolsa sobredepósito o un cambio de doble embrague DCT que reduce la fatiga con el paso de las horas en marcha. Y todo ello sin olvidar su extenso elenco de equipamiento de serie, con control de crucero, puños calefactables o un sistema de conectividad por voz integrado en una pantalla TFT de 6,5″ en color que la convierten en una GT de última generación y empaque Premium.

Echa un vistazo al decálogo que verás a continuación y completa el listado de lo que necesitas antes de salir hacia tu destino. Piensa que aspectos tan vitales como que dispongas de tu moto en buen estado, que uses un equipo completo con protecciones o que tengas el seguro de tu moto al día con asistencia en viaje incluida, no dejan de ser importantes por lo obvio.

Precios, ofertas, fichas técnicas e imágenes de TODAS LAS MOTOS Y SCOOTERS HONDA del mercado

Honda NT 1100

1. No te lleves la casa a cuestas. Valora qué será necesario llevar contigo tanto para ti como para la propia moto. Incluso si dispones de algún remanente de espacio en este o aquel hueco, no lo satures: podrá venirte bien para destinarlo a alojar algún souvenir del camino, por ejemplo.

2. Como es lógico, el clima por el que vayas a rodar influirá en tu equipaje. Por muy avanzado que el equipamiento técnico del que dispongas, un buen mono de agua completo o divisible te salvará en según qué situaciones. Recuerda que al día siguiente volverás a rodar y hacerlo con ropa mojada no es lo más agradable precisamente…

3. En ciertos elementos, el hecho de llevar repuesto “por si acaso” no solo es importante, sino imprescindible. La situación más evidente es la que pudiera darse con la llave de repuesto. Hay quien incluso la esconde en alguna parte de la moto para que solo el propietario sepa dónde está, pero no suele ser muy buena idea; incluso hoy día, con los mandos de proximidad, tampoco sería útil. Intenta llevarla siempre, como costumbre, en el mismo lugar para “tirar de ella” si la que usas no la encuentras o se ha extraviado “a saber cómo y dónde”.

Honda NT1100 1

4. Hay quien prefiere emplear una pantalla ahumada para rodar durante el día, pero resulta una solución delicada durante la noche. No significa que dejes de ver cuando cae el sol, pero sí dificulta moverte por terrenos desconocidos cuando intentas orientarte en condiciones precarias de luz, por ejemplo. Una pantalla clara apenas ocupa espacio y nos servirá de repuesto en caso de quedar dañada la que llevas puesta de manera habitual.

5. Hay motos que no se caracterizan por una mínima protección aerodinámica y, pese a ello, nos gusta salir de viaje con ella. En caso de no disponer de una cúpula o incluso tras haber montado una auxiliar, si es de tamaño bajo o medio puedes acoplar con cinta americana una vieja pantalla de casco a modo de deflector. Si no dispones de cúpula y ruedas «a pelo», la misma pantalla colocada usando la instrumentación como base funcionará para desviar algo del viento constante que nos llega al cuerpo.

6. Suele ser demasiado habitual el viajero que solo se preocupa del estado general de su moto al salir de casa. Puede ser entendible en el caso de disfrutar de un modelo con cardan. Si no es así, es una verdadera temeridad iniciar la ruta abandonando a su suerte la cadena de transmisión. El paso de los kilómetros junto con la suciedad adherida a los eslabones, el agua o incluso la tierra si rodamos por caminos, acabará por limitar su vida útil o lo que es peor, podría incluso llegar a partirse. Lo ideal sería llevar dos spray, limpiador y engrasacadenas. A malas, solo el segundo. Busca un tamaño reducido, pero que aguante el viaje al completo, para no ocupar tanto espacio.

Honda NT1100 2

7. Ya que hablamos de revisar la moto antes de salir, es evidente que de la duración del viaje dependerá lo que necesite tu moto para disponer de ella en plenitud de facultades. Aprovecha para cambiar aceite y filtros si por tiempo o kilometraje está a punto de necesitarlo. Por supuesto, el estado de los neumáticos es otro de los detalles que deberás tener en cuenta: ¿aguantarán el viaje al completo? Asegura el tiro en esta dirección, sobre todo si dispones de un taller de confianza. Nunca se sabe lo que puedas encontrar por ahí como último recurso…

8. En un mundo en el que la comunicación digital está a la orden del día, parece como si ya los mapas de toda la vida no sirvieran para nada. Lo cierto es que, en ocasiones, un buen mapa a la escala correcta nos vendrá a la perfección para situarnos mejor que mirando atentamente una pantalla de reducidas dimensiones. De hecho, ha sido y será siempre la esencia de todo viaje de descubrimiento que se precie de serlo. Pongamos un toque de aventura en nuestras vidas… A fin de cuentas, tampoco nos ocupará tanto espacio, si es eso lo que tememos.

9. Si vas a rodar por climas cambiantes, recuerda llevar encima dos pares de guantes. Resulta muy incómodo, por no decir desagradable, ir en marcha con bajas temperaturas y guantes de verano que, apenas unos kilómetros antes, nos servían perfectamente, mientras que pasar calor por no poder quitarnos los de invierno tampoco sería adecuado; menos todavía si lo hacemos para continuar la ruta sin guantes. Además, y como sucede con el resto de equipamiento, un par mojado no será útil al día siguiente si no han podido secarse durante la noche.

Honda NT1100 5

10. Por último y no menos importante, debes desglosar una lista con el que podría denominarse “kit de supervivencia”, donde se incluyen esas “pequeñas-grandes” soluciones que nos salvarán el viaje en caso de desastre: cinta americana, bridas largas, bolsas de plástico (el mejor elemento impermeable que existe para llevarlo en cualquier parte sin ocupar nada), kit reparapinchazos (si no sabes usarlo, tal vez alguien podrá hacerlo por ti), botiquín de primeros auxilios, kit de lámparas y fusibles de repuesto y un mínimo de herramienta con la que puedas desmontar aquello que te dé acceso a la batería y a la caja de fusibles, como mínimo. Recuerda que aquella máxima de “llevar dos de todo” es prácticamente imposible, pero siempre deberíamos tenerla muy presente en elementos básicos susceptibles de pérdida o avería que no requieran demasiado espacio… Porque viajamos para disfrutar, no para sufrir inconvenientes, apenas los justos para contarlo más tarde a los amigos como aderezo con un toque de aventura. ¡Buena suerte y buen viaje!

Honda NT1100 8

 

Honda NT 1100