• Compartir en WhatsApp
  • Síguenos en Twitter
  • Síguenos en Facebook
  • Síguenos en YouTube
  • Síguenos en Instagram
  • Contacta con formulamoto.es
  • RSS
Sucríbete a la newsletter Kiosco de revistas LUIKE

Prueba Macbor Montana XR5 : para sentirte orgulloso

Publicado el jueves 22 de octubre de 2020
Prueba Macbor Montana XR5 : para sentirte orgulloso

El segmento trail A2 se ha puesto cada vez más interesante. Hay motos de muchas cilindradas, de todos los estilos y de un rango de precios muy amplio. La nueva Macbor Montana XR5 es, seguramente, una de las más Premium del segmento. Y es una moto española.

¿Cuántas veces has oído aquello de la "edad de oro" de las motos españolas? Es casi un mantra que se repite en cualquier conversación que verse sobre lo que fue y lo que es la industria nacional de la moto. Es cierto: de aquellos años en que Bultaco, Montesa, Derbi u OSSA (entre otras) vendían motos por medio mundo pasamos a que muy pocas marcas sobreviven. Derbi o Montesa son marcas casi de nicho dentro de grandes grupos internacionales. Gas Gas acaba de incorporarse a ese club y solo Rieju sobrevive como marca independiente, con su eterna rival Motor Hispania convertida en una marca importadora de motos económicas de 125 cc.

Seguramente nadie metería en esta lista a una marca tan especial como Macbor. Es una firma nacida en 1999 como fabricante de motos infantiles. Desapareció, prácticamente, ya bien entrado este siglo, pero no sus impulsores y propietarios, Motos Bordoy. Esta es una empresa muy conocida por su labor como importador y distribuidor de muchas marcas a lo largo de los años, algunas tan importantes como MV Agusta, Cagiva, Husqvarna o SYM. Hace tres años, en 2017, hicieron renacer esta marca propia, Macbor, para diseñar y comercializar sus propias 125 cc. Ahora dan un paso adelante muy importante.



Porque con esa gama de 125 cc (y la 250 Macbor XR3 que llegó con ellas) ya bien asentada y con buenos resultados, llegaba el momento de entrar en mercados más complejos. Una 500 bicilíndrica trail no es, técnicamente, tan sencilla y simple como una 125. Clientes y usuarios exigen más de una moto así y las marcas que están ahí aprietan de verdad, con productos de alta calidad. No puedes competir con una moto barata y vulgar, si eres nuevo en el mercado y quieres mantenerte en él.

Sé que estás pensando que esta moto no está fabricada aquí. Y tendrás razón, porque la fabricación se encarga a especialistas chinos. Como cualquier marca europea, de la misma forma que hace Benelli (líder de este segmento, por otra parte), KTM y BMW en India o incluso todas las marcas japonesas, que solo hacen ya en sus instalaciones propias en Japón las más grandes y sofisticadas de sus motos, produciendo el resto en sus factorías en Indonesia y otros países. Es lo normal, para estar en precio.

Precios, ofertas, fichas técnicas e imágenes de todos los modelos Macbor del mercado

Pero esta Macbor se ha desarrollado aquí. En España se toman las decisiones sobre equipamiento y diseño, aquí se han probado los prototipos, incluyendo todos aquellos que no han pasado el filtro de calidad y se ha definido la moto y sus componentes. Y lo han hecho bien, lo suficiente para que esta Macbor Montana XR5 se pueda convertir en uno de los referentes de la categoría.



CÓMO ES LA MACBOR MONTANA XR5

Te cuento cómo me he convencido yo sobre esto que te digo: vi la moto definitiva hace ya algunos meses, cuando se publicaron las primeras noticias de su llegada. Vi, además, sus características técnicas. Estaba claro que la base, al menos el motor, era el bicilíndrico de Loncin, el mismo que se monta en las nuevas Voge 500 DS. Y, sin embargo, la moto se anunciaba a un precio bastante superior. Eso si que no lo veía claro.

Se ha presentado la moto tras un retraso, como tantas otras cosas, consecuencia del coronavirus. Se tenía que haber presentado en julio y hemos tenido que esperar a septiembre, cuando ya hay muchas unidades matriculadas y entregadas. Ahora hemos podido verla en directo, probarla y hablar con sus creadores. Y así cambian las cosas: cuando la ves, empiezas a entender el precio. Cuando te cuentan detalles de su diseño y construcción, ya descubres que es el adecuado. Y cuando la pruebas, te parece hasta barata. O casi.



En Macbor son apasionados de la moto. Se aprecia cuando hablas con cualquiera de ellos, cuando ves su experiencia ya no en esto de vender o diseñar motos, sino como aficionados, como motoristas, como pilotos de todos los niveles, porque lo son. Y con ese bagaje saben perfectamente qué debe y qué no debe tener una moto así. Su experiencia además con el desarrollo de las 125, la organización creada en España y fuera de España para todo el desarrollo de esta marca, se notan. Y el empeño en hacer las cosas bien, también.

La Macbor Montana XR5 tenía que ser la mejor trail posible para el carné A2. El motor Loncin cumple con lo necesario en cuanto a potencia, par y calidad, siendo un propulsor basado muy de cerca en el CB 500 de Honda, diseñado para ser exactamente válido para el usuario del A2. Es un bicilíndrico con culata de ocho válvulas comandadas por dos árboles de levas. Se monta inyección electrónica Bosch, con dos mapas de potencia (Sport y Safe) y entrega los 47 CV, límite de la categoría, a 8.500 rpm, con un importante par de 43 Nm a 7.500rpm. Este motor se enmarca en un chasis de un acero especial (un 15% más ligero y un 40% más resistente que uno convencional), con basculante de aluminio, en una estructura que consigue detener la báscula en solo 179 kg en seco, un peso muy reducido para una moto de este tipo. A partir de aquí, todos los componentes llevan "nombre y apellido". Y denotan calidad.



Las suspensiones son unidades KYB, con horquilla invertida de 41 mm regulable en precarga, extensión y compresión. El amortiguador trasero, sobre bieletas, es equipo de la misma marca y añade también los tres reglajes. Disponen de 195 mm y 210 mm de recorrido, respectivamente. Los frenos son Nissin, con dos discos ondulados de 300 mm delante y un trasero de 240 mm. El ABS tiene tres modos de funcionamiento: completo, rueda trasera desconectada manteniendo el delantero bajo vigilancia o desconexión total. Las llantas, de 19" la delantera y 17" la trasera, son de radios anclados al aro por el exterior. Están firmadas por Akront y se montan neumáticos Metzeler Tourance que, como veremos, son una elección perfecta en esta moto.

Precios, ofertas, fichas técnicas e imágenes de todas las motos trail del mercado

Exhibe aluminio por todos lados. Además de las llantas y los bujes, el manillar, tijas de dirección, estriberas y pedales y hasta la parrilla trasera y la pata de cabra lateral están obtenidos en este material. En cuanto al equipamiento, cubre-manetas, pantalla regulable en altura (con herramientas), estribos con goma desmontable, caballete central, cubre cárter, barras laterales, manetas regulables en distancia e iluminación con faro LED demuestra su nivel. El cuadro incorpora cuentavueltas analógico y una pantalla digital repleta de información, desde marcha engranada, pasando por kilometrajes, consumos y hasta un altímetro. De hecho, es demasiado y algunos de sus testigos no son fáciles de ver, por ser un tanto pequeños




Su precio es de 6.499€ con matriculación incluida y, si quieres, descuento de 610 € en el kit de maletas accesorio (precio original de 1.210 €), todas estas promociones, de momento, hasta el 30 de septiembre de 2020.

CÓMO VA LA MACBOR MONTANA XR5

La moto justifica su precio con su elevado equipamiento. Pero además, te insisto, es una moto desarrollada aquí, en España, por gente que vive la moto de verdad. Se nota, en detalles que no caben en la descripción, en aspectos que darán esa calidad que se necesita para estar en lo alto. Por ejemplo, los ejes de basculante y ruedas son huecos en un reflejo de las decisiones tomadas para conseguir un peso líder; la cadena, otro de esos detalles de los que solo nos acordamos cuando "casca", es una Afam de retenes, cuando podía haberse montado prácticamente cualquiera otra más convencional. Y un punto que me sorprendió: los pedales de freno y cambio van montados sobre rodamientos de agujas. Es cierto que muchas motos los llevan, pero casi todas de gama alta.



Cuando te montas, arrancas y la pruebas, el resultado está acorde con lo que esperabas tras examinarla. El asiento es muy mullido y cómodo, algo alto para mi 1,65 m. No hay problemas, porque por un coste de 50 € tienes el asiento bajo opcional que reduce la altura en 20 mm. No parece mucho, pero te aseguro que para mí fue suficiente para encontrar la moto más controlable y más maniobrable. Con este asiento las manos quedan algo altas, pero podría haber bajado un poco el manillar. Tampoco hacía falta, ya que no es algo exagerado y las manos, muy abiertas, te dan buena sensación de control.

En parado la moto es bastante manejable. Son 179 kilos en seco, que en orden de marcha se acerarán a los 200 kg con todos los llenos hechos. Al ralentí y a bajas vueltas el motor es silencioso y suave, sintiéndose los mandos muy precisos. Es fácil llevarla a ritmo de maniobrar. Es estrecha por la zona donde bajan los pies y con los pies en los estribos la posición es natural.



En carretera es una moto muy divertida. Los Metzeler Tourance tienen un tacto muy bueno y el tarado de las suspensiones, firme pero no incómodo (además de ser regulables), permite leer perfectamente el agarre disponible. Llega a sorprender el ritmo al que puedes ir sobre el asfalto. Otro punto llamativo es que el peso de llantas y frenos se ha contenido al máximo, bastante más que en otras motos similares, lo que unido a un manillar ancho da una facilidad enorme a la hora de cambiarla rápidamente de un lado a otro. Mantienes la trazada donde quieres y si no te gusta la cambias en el momento. Tienes el tacto general de una moto grande en todo momento, por suavidad de marcha, por sonido y por calidad. Pero la agilidad es la de una moto más pequeña de lo que realmente es.

A esto también ayuda el motor. Tiene par y empuje desde muy abajo y destaca en medio régimen. Puedes subirlo muy arriba, hasta bastante más allá de esas 8.000 rpm de potencia máxima (en 10.000 rpm comienza la zona roja). Pero entonces obtienes poca ganancia útil: algo más de ruido, vibraciones que aparecen (sin ser molestas) en los reposapiés y poco más. La Macbor Montana XR5 es una trail y se lleva como tal, aprovechando el par y metiendo una marcha más cuando alcanzas el régimen bueno. Es entre las 5.000 y las 8.000 donde está lo mejor de este motor, sin duda.



Pero como buena trail que es, como han querido sus creadores, la Macbor Montana XR5 tiene que ser capaz de entrar en el campo. Además, los hermanos Bordoy y todo el equipo involucrado en este proyecto son muy endureros: no iban a hacer una trail descafeinada ni iban a presentarla sin demostrarlo. Hicimos una pista con bastante piedra suelta e irregularidades de unos 10 km para demostrar la capacidad de la moto. En mi opinión, una zona bastante más complicada de lo que el usuario medio de una moto así va a hacer. Y la moto se comportó. Quitas el ABS, te pones de pie y confías en que las ruedas tienen agarre y las suspensiones van a trabajar absorbiendo lo que no llegues a ver. Y segundo punto positivo para los Metzeler, que tienen más agarre de lo que puede parecer en este entorno, así como para la parte ciclo, que efectivamente permite fijarte en la trazada y no ir vigilando lo que pisas y lo que no.



Para mi gusto y ritmo, quizá las suspensiones vayan un poco duras y creo que, por mi cuenta, hubiese soltado un poco. Sin embargo también te digo que hablando sobre el asunto con algún compañero con bastante más nivel off road que yo, me decía que para su gusto estaban perfectas. En fin, para gustos€ los reglajes de suspensión.

LO MEJOR:

-Comportamiento de gran trail para el carné A2

-Acabados

-Polivalencia absoluta

MEJORARÍA CON:

-Cuadro más grande y legible

-Sistema de regulación de la cúpula

-Caballete central con mayor palanca para subirla



ASÍ VEMOS LA MACBOR MONTANA XR5

En carretera: 5

En ciudad: 4

Pasajero: 4

Confort: 4

Equipamiento: 4

Autovía: 3

Macbor ha hecho un trabajo impresionante con esta moto. Se salen de esa imagen de importador/diseñador de motos de 125 cc de origen asiático y entra en la liga de grandes fabricantes que encargan la fabricación final a Asia. Hoy día es casi impensable hacerlo de otra forma. Y lo hacen con una moto de la que se pueden sentir orgullosos tanto la marca como los futuros propietarios, puesto que cuentan con un nivel de calidad, de acabados, prestaciones y comportamiento de primer nivel entre las trail A2.

Es una moto muy divertida de llevar, con capacidad real en off road, con prestaciones suficientes para viajar lejos y con la comodidad necesaria para usarla todos los días en cualquier desplazamiento, incluyendo, cómo no, la ciudad. Con un equipamiento acertado, componentes de buen nivel, resulta una moto de la que también los nostálgicos de esa edad de oro de las marcas españolas podemos sentirnos orgullosos, por fin.




 

Más información de la Macbor Montana XR5

 

0