Prueba Indian Super Chief Limited: 100 años de juventud

64 Prueba Indian Super Chief Limited: 100 años de juventud
Fotos: Prueba Indian Super Chief Limited
Ramón López
Ramón López
En 2021 se cumple el primer centenario de la Indian Chief, una de las insignias más míticas de la historia del motociclismo. icono Toda la serie se renueva, con una inédita Indian Super Chief Limited a modo de nuevo eterno. 

Si eres un amante de la historia de la moto, serás consciente de lo que significó en su momento la leyenda Chief para la marca Indian, una de las firmas referentes de la industria de las dos ruedas mundial en la primera mitad del siglo pasado. Era su modelo más preciado, el “big twin” de mayor cilindrada (el más “big”), además, el que en 1940 introdujo el diseño de grandes guardabarros al estilo “art decó” que ha quedado para la posteridad, también en modelos Indian actuales como, por ejemplo, en las presentes ediciones Vintage.  

Que una gama cumpla 100 años manteniendo tanto denominación como filosofía, es un logro único en el mundo de la moto. Este privilegio lo logra la Indian Chief en 2021, aunque siendo fieles a la realidad, hay que decir que su producción no ha sido continua a lo largo de todo este tiempo. En 1953 Indian dejó de existir y la marca fue pasando de mano en mano en proyectos marginales hasta que de nuevo regresó en todo su esplendor en 2011 cuando fue adquirida por el gigante estadounidense Polaris. El hecho es que hoy día la marca vuelve a reeditar glorias pasadas y un reflejo perfecto es una serie Chief que se mantiene tan joven como el primer día, a pesar de sus 100 años de antigüedad.

Indian SuperChief Limited

Precios, ofertas, fichas técnicas e imágenes de TODOS LOS MODELOS INDIAN del mercado

Porque el espíritu original de la Indian Chief sigue vigente con tanta fuerza como antaño. La observación de todos sus rincones, desde su diseño hasta el imponente motor, indican que sus creadores han seguido con fidelidad las bases que la convirtieron en un modelo legendario. Mira la salida en vertical del colector del cilindro frontal, la imagen de su manillar sobre torretas, los mil detalles que se extienden por todos sus rincones con la exclusiva tipografía Indian y el perfil del jefe indio. Auténtica leyenda sobre dos ruedas.

CÓMO ES LA INDIAN SUPER CHIEF LIMITED

Toda esta magia cobra aún más relieve cuando aprecias que su adaptación a los tiempos actuales es absoluta. El equilibrio entre la tradición y la vanguardia técnica alcanza un grado óptimo en la Indian Super Chief Limited, al igual que en el resto de la familia Indian Chief 2021. Pero en el caso de la “súper”, más aún, porque es capaz de ofrecerse con tres caras distintas sin perder un ápice de su filosofía original. Te lo explicaré más adelante. Déjame ahora que pongamos el foco en las novedades que presenta en esta edición 2021.

Indian Super Chief Limited 2

La joya de la corona de la Indian Super Chief Limited es su propulsor V-Twin Thunderstroke a 49º de 116 pulgadas cúbicas (1.890 cc), el mismo que equipan otras versiones de la firma norteamericana como las Cruiser (entre las que se incluye este modelo), Bagger y Touring. Alcanza un par máximo de 162 Nm, incluso por encima de una referencia de última generación como la BMW R18 (158 Nm) o de sus rivales Harley-Davidson cruiser más directos (155 Nm). Una Triumph Rocket 3 recurre a un cilindro más y otros 568 cc extra para superarla con 213 Nm, lo que significa que si tuviera la misma cilindrada que la Indian dispondría de su misma cifra de par. Es evidente que estamos hablando de integrantes de una auténtica “Súper Liga”. 

Cuenta con un diseño único de tiple árbol de levas, uno central para accionar las válvulas de admisión de ambos cilindros y dos extremos para cada uno de los pares de válvulas de escape. Añade la posibilidad de desconexión del cilindro trasero cuando se circula a baja velocidad con tráfico intenso, evitando calor a piloto y acompañante. El depósito acoge una capacidad de 15 l. y su tapón no incorpora llave.

Precios, ofertas, fichas técnicas e imágenes de TODAS LAS MOTOS CUSTOM del mercado

Indian Super Chief Limited 7

El chasis es una estructura de acero exclusiva en el catálogo Indian, ya que todos sus modelos, excepto las Chief, reciben una estructura de aluminio. Con un peso de 335 kg con todos los llenos hechos, no sé hasta qué punto este es un dato relevante, aunque lo cierto es que en acción, la unidad de medida de “kg” parece tener una equivalencia inferior a los 1.000 g, tanto que te cuesta creer esa cifra reflejada en su ficha técnica. Sus cotas son de auténtica cruiser, con 1.626 mm de distancia entre ejes y un ángulo de lanzamiento de 28,5º, aderezado con una altura de asiento de tan solo 662 mm.

Indian Super Chief Limited 5

Pero es la electrónica el apartado que recoge un protagonismo muy especial en la Indian Super Chief Limited. A la iluminación 100% LED y sistema de arranque mediante llave de proximidad se añade control de crucero y la opción de elegir entre tres alternativas de modos de respuesta de motor, Tour, Estándar y Deportiva. La guinda del pastel la pone su sistema de conectividad Ride Command, accesible mediante una pantalla digital circular de 4” de diámetro para permitir las funciones equivalentes en la gran pantalla rectangular de sus hermanas Touring. Su manipulación se puede realizar de forma táctil o con pulsadores dispuestos en la piña izquierda y presenta un amplio elenco de interfaces con doble configuración de la información de un tablero tradicional, información sobre el estado de la moto y todos los datos útiles del viaje que estamos realizando, e incluso navegador con indicaciones paso a paso.

También amplía su uso para sacar el máximo partido al móvil mediante Bluetooth o USB para acceder a la información del teléfono como llamadas recientes, los contactos, el teclado numérico y el historial de mensajes de texto. Cuando está conectado, las llamadas entrantes aparecerán y podrán ser aceptadas o rechazadas directamente a través del sistema Ride Command.

Indian Super Chief Limited 6

Tanta modernidad recibe un exquisito contrapunto en su diseño clásico, con depósito en forma de lágrima, guardabarros recortados al estilo “bobber” y plataformas en lugar de estriberas. En esta edición se añaden alforjas (con la hebilla de adorno y un sistema de apertura-cierre mediante moderno sistema de hebilla de liberación, ambas con una capacidad limitada, sobre todo la derecha al compartir espacio con los escapes) y pantalla, todo ello de desmontaje rápido para convertirla en una Chief esencial si así lo deseas. Los guardabarros recortados y el faro clásico  suman a una concepción años 50, todo un compendio de estilo. Los cromados campan a sus anchas por todos sus rincones, con motor y doble escape con este acabado exclusivo entre la serie Indian Chief 2021. 

Se comercializa en Negro Metalizado, Azul Slate Metalizado y Granate Metalizado, a un precio de 22.490 €.

CÓMO ES LA INDIAN SUPER CHIEF LIMITED

Encontrarte cara a cara con la Indian Super Chief Limited es hacerlo con una moto imponente y, sobre todo, única. No hay posible equivocación con modelos de la competencia. Ese trabajo de orfebrería en el motor y la visión de su logotipo en infinidad de componentes te trasladan en una misma máquina del tiempo al pasado, al presente y al futuro a la vez.

Indian Super Chief Limited 12

Una vez pasada la pierna por encima de su asiento, te acoplas en una posición plena de comodidad. Llegas con ambos pies al suelo sin chocar en los laterales de su motor ni plataformas, mientras que el asiento recoge la parte baja de tu espalda y te invita a una conducción erguida de la mano de un manillar ni excesivamente alto ni excesivamente ancho. Perfecto. Te agarras bien a él y la pones vertical, recogiendo una pata de cabra de fácil accionamiento, algo poco habitual en motos con propulsores tan anchos. 

Das al contacto, con la llave de proximidad al resguardo en un bolsillo, primero pulsando un botón para el inicio del protocolo y después otro más ya para accionar el motor de arranque. Es del tipo “un solo toque”, fácil y agradable. Entonces te rodeas de un sonido puro americano, un latido que te invita a insertar cuanto antes la primera, aunque te aconsejo que esperes todavía un rato. 

Tras la citada pulsación del primer botón, la pantalla digital cobra vida con una escenografía de tormenta. ¿Te querrá atemorizar? Tras aceptar el inicio de la aplicación Ride Command, ya te exhibe la información a modo de tablero de instrumentos, con distintas opciones según quieras ampliar el tamaño del velocímetro digital, o dejarlo analógico con más funciones como nivel de combustible, etc. Temperatura ambiente, dirección hacia los puntos cardinales, modo motor seleccionado y marcha engranada permanecen siempre visibles.

Indian Super Chief Limited 11

Ya has elegido el que más te atrae en estos primeros compases y seguimos tocando botones digitales en su pantalla táctil. El navegador muestra su contenido de forma muy sencilla para dirigirte al punto de destino de un simple vistazo, y también es múltiple la información que te transmite del estado de la moto (consumo medio, autonomía, carga de batería y temperatura ambiente) o de la ruta (tiempo en marcha, tiempo en parado, parciales, totalizador e incluso altitud alcanzada). Aunque le de el sol de pleno, la visión no se resiente en ningún momento.

Pero lo que estás deseando es ya meter primera. Al ralentí, a casi 1.000 rpm, no hay vibración alguna, lo que te sorprende gratamente. “Vibración” es un término ajeno a esta moto, lo que refleja una puesta a punto de su motor extraordinaria. Todos los mandos ofrecen un fácil accionamiento, tanto puños como manetas (gruesos al modo “american style”) y también pedales. La primera relación entra sin estruendo para lo normal en este tipo de motos y los primeros metros son de adaptación. Lo mismo sucede con el resto de marchas, pudiendo incluso subir sin tocar el embrague con total garantía. Muy poco tiempo de adaptación requerirás en estos primeros compases en la urbe, porque su manejo es muy natural. La posición nada extrema facilita esta tarea, así como un ángulo de giro notable. La distancia libre al suelo es más amplia que en otras custom, lo que agradeces en rotondas o curvas cerradas. Solo rozará buscándole las cosquillas.

Indian Super Chief Limited 10

Como te dije con anterioridad, los kilos parecen esfumarse como por arte de magia. El empuje del motor te facilita la vida en toda circunstancia, habiendo comenzado con la opción estándar, la intermedia. A pesar del grueso 130/90 delantero, sus llantas de 16” imponen su agilidad y la llevas por donde quieres sin ningún problema. Además la visión de los retrovisores es perfecta. Todo bajo control, excepto que el tapón de gasolina no tiene cerradura y su contenido queda a expensas de “amigos de lo ajeno”. 

En ciudad, la respuesta de los frenos es adecuada, en potencia y en progresividad. Como en toda moto de este estilo, lo idóneo es accionar ambos ejes al mismo tiempo. Las suspensiones realizan su trabajo con muy buena nota, llegando golpes secos a tu espalda solo en las irregularidades más aberrantes. En uno de los semáforos tienes tiempo de entrar en el menú de cambio de modo motor y experimentar con la opción Deportiva. ¡Sorpresa! Es como si la curva de par escalara varios enteros de golpe y la respuesta del puño derecho se vuelve mucho más inmediata. De la dócil custom pasa a convertirse en una cruiser un tanto gamberra que no te esperabas. Si antes podías abrir gas desde 1.200 rpm con absoluta tranquilidad, ahora tendrás que estar más atento porque a la Indian le entra cierta “mala leche”. Piensas qué genio tiene con una inmensa sonrisa dentro del casco. 

Lo cierto es que la Indian Super Chief Limited tiene una personalidad trina. Sus alforjas y pantalla le dan un toque GT imposible para sus hermanas Cruiser de la familia Chief, aunque como es fácil desmontarlas, en cualquier momento tienes una custom al uso. Pero con la opción de motor Deportiva, la diversión dinámica aumenta de forma espectacular como si se tratase de una “streetfighter” a la americana. Lo dicho: tres motos en una.

Indian Super Chief Limited 1

Dejas atrás la ciudad y buscamos nuevos territorios pasando primero por las consabidas autovías. Como en la ciudad, ni una vibración con independencia del régimen de giro del motor ni de la velocidad. Suavidad con mayúsculas. Parece decirte que le eches kilómetros, que ella los devorará todos para tu disfrute. Hasta 130 km/h de marcador, a 3.000 rpm en sexta, es una delicia, embrujado dentro de una burbuja de confort y calidad. Solo a partir de esta velocidad, con mi 1,80 m de estatura, la pantalla comienza a desviarte un flujo de aire muy molesto hacia la cabeza. Una lástima, porque puedes llevar el velocímetro hasta límites insospechados que la estabilidad y el empuje no decaen en ningún momento.

Rodar sobre las 2.500 rpm a 110 km/h en sexta es tan sugerente que no te entran ganas de explorar más allá, aunque si te adentras en territorios más allá de su régimen de par máximo, a 3.200 rpm, tú mismo. Por ejemplo, a 4.000 rpm alcanza los 180 km/h con todavía margen hasta la línea roja a las 5.000 rpm. Excepto tu lucha contra el viento, también aquí su respuesta en todos los sentidos alcanza un nivel de calidad suprema. Para situarte donde más te convenga, su control de crucero es muy intuitivo de utilizar, con sus cómodos mandos en la piña derecha. 

En carreteras de curvas, agilidad es un término que pensaba que iba a ser excesivo para definirla y, en cambio, se convierte en el más adecuado. La gran palanca del manillar te invita a llevarla exactamente por donde quieres y con tantos Nm en tu mano derecha, abordar cada metro de asfalto es un placer. Anticipar las maniobras es básico en una moto de esta constitución, tanto al frenar como al trazar, y en este caso todo está a tu favor. La montura de los neumáticos italianos parece ideal en un conjunto que no requiere esfuerzo en ningún área.

Indian Super Chief Limited 13

Si vas acompañado detrás, el pasajero no tendrá donde agarrarse más que a tu cintura.Tal es el relax a sus mandos que el modo Tour, el más tranquilo, es mi preferido para disfrutar sobre la Indian Super Chief Limited. La progresividad en la entrega es más notable y refleja el auténtico sentido de una custom convertida en GT con la leyenda de una moto centenaria. El latido de su motor te hace vivir cada pistonada, sumergiéndote en una sensación de plenitud rutera. Porque esa sensación de que estás sobre una moto única no cesa ni un segundo cuando ruedas sobre ella, una experiencia memorable que se mantiene hasta el final de la ruta bajo la atenta mirada del gran jefe indio. 

LO MEJOR

-Motor

-Manejabilidad

-Instrumentación

-Personalidad

MEJORARÍA CON

-Protección de pantalla a partir de 130 km/h

-Tapón de gasolina con llave o cierre centralizado

Indian Super Chief Limited 14

ASÍ VEMOS LA INDIAN SUPER CHIEF LIMITED

En ciudad3
En carretera4
En autovía4
Comodidad4
Equipamiento4
Pasajero3
(Puntuación de 1 a 5)

Es una moto redonda la mires por donde la mires. No solo por su comportamiento en marcha en cualquier ámbito, sino por lo que significa y por lo que te transmite. Es una cruiser muy especial que responde con acento único a los seguidores de este universo cada vez más reducido en cuanto a integrantes, pero con una mitología incomparable como bien demuestra esta Indian Super Chief Limited.

FOTOS: Javier Ortega

Más información de la Indian Super Chief Limited

 

Indian Chief

0 Comentarios