Este modelo de la marca británica es uno de esos que pegó fuerte en los años 70 en los que tanto el cine como la música tuvieron mucha influencia en él. Atraídos por el estilo de vida diferente y los valores intrínsecos de una firma como Triumph, actores como Steve McQueen, Marlon Brando o James Dean montaban una Bonneville. Ahora Triumph quiere rememorar esos tiempos con dos ediciones especiales.

Triumph Bonneville, una moto de leyenda

tb1
Triumph Bonneville, una moto de leyenda
Formulamoto


Desde el nacimiento de Triumph en 1902 con su primera motocicleta, la actividad en la fábrica de Hinckley se ha mantenido fiel a su pasión por la tradición, la innovación y el detalle. La marca británica nos vuelve a sorprender y quiere rememorar estos tiempos de gloria con dos nuevos modelos que reeditan aquellas históricas motos. Estas dos ediciones especiales de tan magna motocicleta son la Bonneville T100 110 aniversario SE y la Bonneville Steve McQueen.

La atracción por los modelos británicos no es algo que se limite a la actualidad. Hechizados por la exclusividad de Triumph, numerosas estrellas del celuloide y del rock de la década de los -60y -70 se convirtieron en fieles seguidores y prescriptores de la mítica marca. Personajes de carácter rebelde como James Dean o Marlon Brando lucían con orgullo sus monturas inglesas, y dejaban así un poso de leyenda que ha marcado hasta hoy la imagen de esta firma centenaria. Pero sin duda alguna el mejor embajador de la marca fue Steve McQueen. El actor norteamericano paseó la imagen de Triumph por todo el mundo.

Conocido por sus papeles en la gran pantalla, el icono de Hollywood tenía una estrecha relación con la firma británica. Durante sus estudios de interpretación McQueen se ganó la vida, entre otras cosas,como piloto de carreras de motos, participando en numerosas competiciones internacionales a los mandos de su moto preferida, la Triumph TR6 Trophy.

La saga -Bonnie- cuenta además con otro modelo que conmemora la historia de la firma británica. En su Edición Especial 110º Aniversario, la Bonneville se ha vestido con un atuendo especial que trasladará a sus propietarios hasta principios del siglo XX. Inspirada en el modelo primigenio de Triumph, esta moto evoca los inicios de la marca y cuenta con todo tipo de detalles que la convierten en una verdadera pieza de coleccionista. El exclusivo sello conmemorativo del 110º Aniversario, el logotipo que rememora las insignias de los primeros depósitos de gasolina de la marca y sus colores, recuerdan su historia en el mundo de las carreras y su destacada presencia como vehículos más que efectivos en los conflictos mundiales.

Sus apariciones en el cine, así como su estrecha relación con estrellas de Hollywood, combinadas con la calidad y el estilo de sus modelos, han llevado a Triumph al status de marca legendaria. Una condición adquirida a lo largo de sus 110 años de historia que la firma británica celebra este año con sus ediciones especiales Bonneville Steve McQueen y Bonneville T100 110º Aniversario.