Nuestro colaborador se desplazó hasta Huelva para probar en exclusiva la última joya de la marca japonesa.

Ismael Bonilla se sube a la nueva Suzuki GSX-R 1000

suz1
Ismael Bonilla se sube a la nueva Suzuki GSX-R 1000
Formulamoto
Formulamoto


suz1

Hasta el Circuito de Monteblanco en Huelva, nos hemos desplazado para probar en primicia la nueva GSX-R 1000 C.C. Un exigente escenario, repleto de desafíos, curvas muy lentas, medias y sobre todo, baches, muchos baches que llevaban al limite de adherencia los Bridgestone S20, de origen en la GSX-R. En esencia, el modelo sigue siendo prácticamente igual que la versión anterior, con algunos ligeros pero bienvenidos cambios, destacando sobre todo la vuelta al sistema de escape 4-2-1, abandonando, el -a mi gusto muy atractivo- doble salida de escape anterior.

Con el fin de alcanzar las mejoras buscadas en la versión 2012 de la GSX-R1000, el equipo de desarrollo se ha centrado en tres aspectos: correr, girar y frenar. El objetivo final era por supuesto mejorar las prestaciones en circuito. Atendiendo a las peticiones de los mejores pilotos de la marca, se ha adoptado un escape con un solo silenciador, que reduce el peso en 2Kg y se ha mejorado la aceleración y el tacto a bajo y medio régimen. Estas mejoras a nivel de motor se han visto complementadas realizando una serie de actuaciones de detalle sobre la parte ciclo existente con el fin de lograr un conjunto más consistente y rápido que se traduzca en una mejora de los tiempos por vuelta.

suz2

La GSX-R1000 2012 combina estas prestaciones  logradas mediante el trabajo desarrollado en motor y parte ciclo con sutiles retoques a nivel de imagen que mejoran y ponen al día el atractivo del buque insignia de la gama GSX-R. Se siguen echando en falta avances como un control de tracción o un cambio semiautomático; carencias, que en parte quedan compensadas por un magnífico equilibrio en el resto de la moto. Toda la información en el Próximo numero de FÓRMULA MOTO.