10 cosas que debes tener en cuenta si eres un apasionado de las motos

decalogo motociclista popular 1
10 cosas que debes tener en cuenta si eres un apasionado de las motos
Luis López
Luis López
El siguiente decálogo de sabiduría popular desgrana la esencia que entraña el hecho de ser y pertenecer al colectivo motociclista.

Ser motorista, motero o simplemente simpatizante del mundo de la moto va más allá de sentir una mera predilección por cierta disciplina concerniente al ámbito de las dos ruedas. En este decálogo de sabiduría popular se muestra, a modo de breve introducción, lo que implica el hecho de pertenecer a ella.

decalogo motociclista popular 2

1. Nadie nace sabiendo. La vida es un cúmulo de experiencias adquiridas y el motorista no es ajeno a ello precisamente. Podría decirse que todo usuario comienza su andadura en moto con dos pesos en la balanza: en uno encontramos la dosis de suerte que nos corresponde a cada mortal y, en el otro, la experiencia acumulada. El objetivo es cargar este último antes de que el primero quede agotado.

decalogo motociclista popular 3

2. La humildad es un valor apreciado por toda la humanidad, pero más todavía en la comunidad motera. Hay que tener muy presente que siempre habrá alguien que pilote más rápido, más seguro o de manera más eficiente que uno mismo. Pese a ser un mundo injustamente masculinizado, no es recomendable cargarlo de mayor cantidad de testosterona de la ya existente.

decalogo motociclista popular 4

3. El universo de la moto nunca ha pretendido ser excluyente, pese a que no pueda apartarse de los designios de una sociedad que arrastra vicios y contradicciones. Aquí caben todos y todas, sin marginar a nadie por su aspecto, raza o religión. Apenas se requiere respeto a los demás, moteros o no, para poder enarbolar, con orgullo y pertenencia de pleno derecho, la bandera de motorista.

decalogo motociclista popular 5

4. Existe una regla de oro para cuidar tanto a los demás como a uno mismo: jamás se debe salir a rodar en moto sin el equipamiento acompañado de las protecciones adecuadas para cada especialidad. Esto incluye los días que soportamos altas temperaturas durante la conducción, donde podría decirse aquello de “es preferible sudar a sangrar”. Algo que se aplica tanto al piloto como al pasajero, sin distinción alguna.

decalogo motociclista popular 6

5. Hay un dicho que encaja a la perfección con el motorista: el hábito no hace al monje. Así, la moto no convierte a nadie en más motero que otro, de tal modo que un modelo modesto, antiguo o de cualquier disciplina que no sea la nuestra nunca deberá ser marginado o despreciado. Recordemos que una moto barata pero siempre en movimiento, será mejor que otra mucho más cara y exclusiva languideciendo estacionada en un rincón de cualquier garaje.

decalogo motociclista popular 7

6. Al estacionar la moto, deberá hacerse donde nadie ni nada se interponga en su camino. Debemos aprovechar las cualidades de vehículo compacto para no entorpecer el movimiento y, en definitiva, la vida de los demás. Esté o no permitido, el simple hecho de dejar la moto en una acera implicará, siempre, aparcarla en un lugar donde nadie tenga que apartarse al caminar o deba buscar otro espacio sobre el pavimento para no chocar contra nuestra moto. Un nuevo ejemplo sobre que el motorista no solo piensa en sí mismo, sino también en los demás.

decalogo motociclista popular 8

7. Detengámonos también, al estacionar nuestra moto, un momento para contemplarla. Si realmente no nos hace esbozar una sonrisa por una de las infinitas posibilidades que existen para provocarlo, tal vez sea el momento de pensar en cambiar, siempre que sea posible, claro. La moto es pasión y vida. Si no nos lo transmite, posiblemente haya que dar un giro a tu devenir motociclista. Debemos aprovechar la oportunidad que nos ha dado el destino para disfrutar al máximo de nuestra compañera de fatigas. Además, si ella no lo consigue contigo, es posible que lo haga con otro usuario que se encuentre a la espera de su, quién sabe, primera moto… Podría ser la tuya.

decalogo motociclista popular 11

8. En moto, todo pasa más rápido. Lo comprobamos en nuestros desplazamientos urbanos o en cualquier viaje a sus mandos. Se dice que cuando ruedas con tu moto se vive más en 5 minutos que muchas personas a lo largo de toda su vida. No olvidemos jamás esta máxima y vamos a concentrarnos en aprovechar cada momento para gozarlo al máximo, sin prisa, pero sin pausa.

decalogo motociclista popular 9

9. Ve siempre de menos a más. Sí, hablamos de que todo pasa muy rápido, pero en el caso del motorista, este no debe sentirse presionado o atraído por los cantos de sirena de la velocidad o la destreza. El aprendizaje del arte de montar en moto es como el de la vida. Siempre será más recomendable comenzar dando pasos cortos para, llegado el caso, disfrutar de zancadas más largas. Y recuerda: hazlo siempre en el ambiente más seguro. Utiliza las pistas cerradas para probar, perfeccionar y colmar tus ansias de dinamismo, velocidad y destreza con tu moto. En vías públicas nunca será ni el momento ni el lugar para algo así. De nuevo, respeto ante todo hacia los demás.

decalogo motociclista popular 10

10. Hay tantas disciplinas motociclistas como gustos y preferencias personales. Sería muy extraño que, sintiéndote atraído por el dinamismo y la experiencia que te da cualquier moto en marcha, no encontraras la especialidad que encaje en tu patrón de “uso y disfrute”. Y si te gusta cualquier moto por el mero hecho de serlo, por lo que te reporta cuando la conduces… ¡Enhorabuena! Eres uno de los grandes. Muestra tu respeto hacia ella y cuídala como ella te cuida a ti.

Solo queda desear a todo motorista de bien el mejor de los viajes, la mayor de las experiencias en moto teniendo en cuenta, bajo cualquier circunstancia, este decálogo de sabiduría popular. ¡Feliz experiencia!