Cursos de conducción en circuito: aprende y mejora tu pilotaje

cursos conduccion cicuito apertura
Cursos de conducción en circuito: aprende y mejora tu pilotaje
Santiago Herrero
Santiago Herrero
Los cursos de conducción en circuito no solo se destinan a pilotos que pretendan aprender a montar en moto. De hecho, se requiere un mínimo nivel para abordarlos. Si conoces bien qué te ofrece una jornada completa en un circuito de velocidad en manos de profesionales de la enseñanza, seguro que te animas a asistir a uno de ellos, ya seas novato o veterano en el noble arte de rodar en moto.

La iniciativa de acudir a un cursillo de pilotaje en un circuito de velocidad permanente no solo entraña “correr todo lo que puedas”. Aunque en parte lleva esto implícito, piensa que lo primero que deberás absorber cual esponja, incluso antes de tu asistencia, es la idea de rodar en moto con total seguridad y, por tanto, con las máximas garantías de éxito en gozo y disfrute. De hecho, una de las premisas lanzadas a los cursillistas suele ser, en todo cursillo de pilotaje que se precie, la del acopio de experiencia para ahondar en la seguridad en marcha. Ten en cuenta que todo lo que aprendas en un curso lo acabarás poniendo en práctica circulando en carretera abierta, tarde o temprano: frenadas de seguridad, trazadas de curvas, aprovechamiento del régimen del motor, posición sobre la moto junto con la ordenada coordinación de movimientos… La lista es interminable, pero todos y cada uno de los puntos tratados aportarán su granito de arena en aras por aumentar la seguridad a los mandos de tu moto.

Aunque el usuario de la moto dispone de diferentes ofertas en cuanto a cursos de conducción se refiere, nos centramos aquí en los que toman su base en los circuitos permanentes de velocidad. Piensa que será el entorno más adecuado no solo en cuanto a garantías de seguridad se refiere al poner en práctica las indicaciones teóricas de los profesores o monitores, sino que además se trata del ambiente más parecido al que te encuentras en plena carretera abierta; eso sí, evitando guardarraíles, con amplias escapatorias en zonas de posible “fuga” de trazada, sin tráfico en sentido contrario o asfalto en mal estado. Podría decirse que el hecho de rodar en un circuito permanente mientras realizas un curso de pilotaje se asemejaría a la salida ideal de un domingo cualquiera.

cursos conduccion cicuito salida

Precios, ofertas, fichas técnicas e imágenes de TODOS LOS MODELOS DE MOTOS Y SCOOTERS del mercado

¿Necesito un curso de conducción?

Como se indica más arriba, las nociones básicas sobre cómo conducir una moto deben estar asumidas una vez acudimos a un curso de conducción en circuito permanente. Arrancar, subir marchas o reducirlas mientras se frena para detenernos en un semáforo es algo que debe acompañar al piloto como previa experiencia personal. A partir de aquí, todo un mundo de posibilidades y aprendizaje queda abierto para descubrirlo paso a paso en un entorno seguro y en manos de profesionales.

Otra de las premisas que suele “amedrentar” a los más neófitos es comprobar, en pleno muro de recta de meta, el raudo paso de otros participantes en tandas libres. La manera de tranquilizar al cursillista es muy sencilla, ya que solo hay que explicar una obviedad: en las rectas corremos todos. El problema viene unos metros después… cuando toca frenar, quitar marchas y afrontar la primera curva del circuito de manera lógica y siguiendo la trazada ideal. Es aquí donde comienzan los “imputs” que el alumno debe ir procesando y acumulando para, poco después de la primera clase teórica, ordenar y poner en práctica todo ello sobre la pista durante la primera salida. Es aquí donde aparece otra máxima: nadie nace sabiendo. Incluso los usuarios más avezados y con mayor experiencia descubren durante un curso de conducción en circuito un amplio espectro de sensaciones y posibilidades para incrementar su nivel de pilotaje y, por tanto, la seguridad a los mandos de la moto incidiendo en detalles como la coordinación de manos y pies sobre los mandos, acompañándolo de una posición relajada (o no tanto, en función del tipo de pilotaje que desee realizarse) pero siempre alerta frente a cualquier imprevisto.

cursos conduccion cicuito teoria

¿Se puede hacer lo mismo en carretera abierta?

No podemos comparar un cursillo de pilotaje en circuito cerrado, con ir a rueda de un amigo que dice saber todos los secretos de rodar en moto, subiendo y bajando puertos de montaña. En carretera debemos estar mucho más atentos al tráfico que nos rodea, así como a las normas de circulación. Sin embargo, en un circuito el único tráfico que se encuentra el cursillista es el de otros alumnos que, como él, ponen a prueba sus capacidades de pilotaje sobre sus motos. ¿Y las normas? Sencillas: respeto mutuo, dejando cierta distancia de seguridad para reaccionar en caso de accidente. ¿Y si sufriéramos uno? Tranquilo, porque el organizador tiene la obligación de disponer de una ambulancia para asistirnos si fuera necesario. Ten en cuenta que las escapatorias en cada curva del trazado están diseñadas para que minimicen los riesgos en caso de salida de pista, mientras que el mal estado del asfalto por baches, suciedad o similar queda descartado. ¿Dispones de todo esto en cualquier carretera abierta al tráfico?

cursos conduccion cicuito entrada pit

¿Qué necesito para apuntarme a un curso?

Comencemos por lo lógico, esto es, una moto en buen estado de revista, lo que también resulta evidente pero no siempre se da por hecho. Aunque parezca extraño, hay usuarios que al comprobar el estado de sus neumáticos, parecen ver “otra pareja” en vez de la realidad que equipa su moto, sin apenas goma en los pertinentes avisadores.

Con la moto puesta a punto como debe, solo queda llenarla de gasolina en el surtidor más cercano y acudir con el equipamiento obligatorio y homologado, es decir, casco integral (evita los abatibles), mono de cuero (mejor de una pieza a un modelo divisible), así como guantes y botas de caña larga. Por supuesto, mejor cuantas más protecciones, como puede ser un sistema airbag o pechera, sin olvidar una buena espaldera.

cursos conduccion cicuito recta

Como ves, todos deberíamos vivir la experiencia de rodar en un circuito cerrado de velocidad por diferentes motivos: desde el usuario novel que desea aprender y acumular experiencia en un entorno lo más seguro y controlado posible, hasta el avezado piloto que busca superar sus límites con vueltas y más vueltas de placer y éxtasis en ese reto personal que supone, para un amante de la velocidad, tratar con ella “de tú a tú”, despreocupándose del engorroso tráfico o, simplemente, conservando a buen recaudo todos los puntos del carnet de conducir.

 

0 Comentarios