Cómo actúa el seguro de moto en caso de erupción volcánica

seguro-volcan-moto
Cómo actúa el seguro de moto en caso de erupción volcánica
Nicolás Merino
Nicolás Merino
Durante las últimas horas, la erupción del volcán Cumbre Vieja en la isla de La Palma ha afectado a viviendas y ha generado numerosos daños materiales, entre otros, a vehículos. ¿Cómo actúa el seguro en estos casos?

La erupción del volcán de la isla de La Palma continúa y la colada de lava ya ha llegado al mar, momento en el que se lleva a cabo una reacción química que podría ser peligrosa para las personas por los vapores resultantes. Los ríos de lava ya han afectado a un centenar de viviendas y ha generado numerosos daños materiales, entre otros, a vehículos. Una situación preocupante ante la que el comparador de seguros Acierto.com ha querido arrojar algo de luz. Porque, ¿cómo actúa el seguro del coche en estos casos? ¿Qué ocurre si mi moto es engullida por la lava? La plataforma responde a estas y otras preguntas.

Las erupciones volcánicas están consideradas en los seguros

Las aseguradoras consideran las erupciones volcánicas como un riesgo extraordinario. También lo son, entre otros, las caídas de meteoritos, y las tempestades ciclónicas atípicas.

La aseguradora AXA, por ejemplo, tiene una cláusula de indemnización por el Consorcio de Compensación de Seguros que resume los acontecimientos extraordinarios cubiertos. Considera como tales los siguientes fenómenos de la naturaleza: terremotos y maremotos; inundaciones extraordinarias, incluidas las producidas por embates de mar; erupciones volcánicas; tempestad ciclónica atípica (incluyendo los vientos extraordinarios de rachas superiores a 120 km/h y los tornados); y caídas de cuerpos siderales y aerolitos.

Lo mismo ocurre con los de Pelayo, que contempla: “los siguientes fenómenos de la naturaleza: terremotos y maremotos, inundaciones extraordinarias, incluidas las producidas por embates de mar, erupciones volcánicas, caídas de cuerpos siderales y aerolitos, y tempestad ciclónica atípica (incluyendo los vientos extraordinarios definidos como aquellos que presenten rachas que superen los 120 km por hora y los tornados)”. El resto de condicionados analizados por Acierto.com resultan muy similares.

Cómo actúa el Consorcio de Compensación de Seguros

Si nuestra moto ha quedado afectada por la erupción de un volcán tendremos que acogernos al Consorcio de Compensación de Seguros. Se trata de una entidad pública adscrita al Ministerio de Economía y Hacienda), que se encuentra al servicio del asegurador y que actúa con carácter subsidiario para cubrir a los asegurados en situaciones como la que se está viviendo en la isla de La Palma.

Ahora bien, para estar cubierto, Acierto.com indica que el afectado necesariamente deberá contar con un seguro y estar al corriente de las cuotas. Es decir, una póliza obligatoria, incluso si tenemos la moto parada en la calle. Es decir, supuestamente todas aquellas personas cuya moto haya sido afectado por el volcán (engullido, dañado por las cenizas, etcétera), estarán cubiertas. Por desgracia, según los datos que maneja el comparador, todavía hay hasta 2,65 millones de vehículos «zombies».

Todo esto cambia cuando el hecho (en este caso la erupción volcánica) se declara como una catástrofe natural. Será entonces cuando se haga cargo el Gobierno, y no el Consorcio de Compensación de Seguros ni la aseguradora.

Qué hay que hacer tras la catástrofe

El comparador de seguros Acierto.com explica también cómo actuar tras la catástrofe. Lo primero será hacer un listado lo más exacto posible de las pérdidas materiales y daños que hemos sufrido, así como presentar las facturas de los gastos que se han tenido como consecuencia de esta situación.

En esta coyuntura es posible ponerse en contacto directamente con la aseguradora (que nos indicará la documentación necesaria y nos remitirá al Consorcio). O también podemos hacerlo a través de la web de la propia entidad.

Cómo afecta la ceniza a tu moto

Asimismo, más allá de que la moto sea engullida por un mar de lava, la ceniza volcánica afecta de muchos otros modos al vehículo. Para empezar, su acumulación puede dañar la pintura de la carrocería. Pero no solo eso, sino que también existe la posibilidad de que genere obstrucciones, así como que se acabe acumulando en diferentes componentes del motor.

Existen una serie de medidas que nos permitirán proteger nuestra moto de la ceniza volcánica y reducir los daños en caso de que ya esté cubierta por ella. Por ejemplo, podemos guardarla bajo techo (en caso de ser posible), cubrirlo o utilizar ceras que disminuyan la adhesión de la ceniza.

A la hora de lavarla es importante no esperar más de tres días (la ceniza puede generar corrosión), así como no pasar trapos o la mano para retirar el exceso. La ceniza se encuentra compuesta por partículas de roca, lava petrificada, vidrio y azufre; una mezcla abrasiva. Por eso es importante decantarse por el agua y una esponja suave, por ejemplo, para evitar rayones. Esta limpieza debería incluir el motor y el radiador.

Es importante comentar también que, con la ceniza, el pavimento se vuelve resbaladizo y se reduce la visibilidad, algo que podría incrementar el riesgo de sufrir un accidente en carretera. Si resulta imprescindible utilizarla, es recomendable hacerlo despacio y con las luces encendidas.

Otras recomendaciones de seguridad para estos días que ofrece la plataforma de comparativas en caso de erupción y en términos generales son:

  • Mantenerse alejado de la zona.
  • Prestar atención a la información de protección Civil y las autoridades a través de los canales oficiales y medios de comunicación.
  • No hacer caso a los bulos (ni compartirlos) que circulan por las redes y por aplicaciones de mensajería instantánea. Relacionado con esto, intentar mantener la calma en la medida de lo posible.
  • Conocer bien la red de comunicaciones de la zona.
  • Para aquellas personas con movilidad reducida, ponerse en contacto con el departamento de Asuntos Sociales del Ayuntamiento.
  • No saturar el servicio de emergencias del Gobierno de Canarias (en este caso).
  • Planificar una posible evacuación (en caso de que todavía no se haya producido). Si vivimos en una zona propensa a este tipo de fenómenos, es recomendable contar con un kit de emergencia que incluya gafas de seguridad, máscara, linterna y una radio. También conviene tener el depósito lleno.

 

0 Comentarios