Un motorista choca contra un coche y salta por los aires sufriendo una caída terrorífica. ¡Y no le ha pasado absolutamente nada! Eso sí, se le ve un poco hinchado, como más fuerte. ¿Llevará puesta una armadura de guerrero? Casi, es el airbag para motos de calle de Dainese.

Dainese D-Air: Armadura de guerrero

untitled32
Dainese D-Air: Armadura de guerrero
Formulamoto
Formulamoto


dainese_dair

Siempre se suele decir que en la moto, la carrocería es uno mismo, haciendo referencia a la resistente chapa de los automóviles, vehículos donde, evidentemente, vamos siempre más protegidos. Como en la antigua Edad Media, cuando los caballeros guerreros llevaban protecciones de hierro, todo evoluciona y, aunque lejos de aquella época, en el fondo los monos de cuero y todos los elementos adicionales son nuestras modernas armaduras.

Está claro que no hay protección infalible y, lamentablemente, se pudo observar en el fatídico accidente de Marco Simoncelli la pasada temporada. Casos así hacen reflexionar y empujan hacia la necesidad de una mayor protección no sólo en competición. Quizá sea aún pronto, pero en un futuro no muy lejano puede que hablemos de un mono que mitigue los daños corporales en un 100% ¿ no creéis?

Marcas como Dainese llevan más de diez años evolucionando un sistema revolucionario, el D-air, primero en competición (Racing) y ahora también disponible para motos de calle (Street).

En este vídeo se puede ver el funcionamiento del airbag en la competición.

150.000 km de pruebas

Desarrollado en competición, el airbag de Dainese es un gran paso adelante y viene para convertirse en un complemento que quizá en el futuro se convierta en obligatorio incluso para uso cotidiano. Cierto es que toda novedad resulta costosa para los clientes al principio y no está al alcance de cualquiera (entre 1.200 – y 2.000 – según variantes Street), pero también es cierto que ¡el precio de nuestros huesos es más alto que el del propio sistema! El D-air Steet es básicamente un airbag que protege todo tu cuerpo de cintura hasta el cuello, mientras que la versión Racing es específica para la parte superior del cuello, clavículas y hombros. Pero todo ello es sólo el resultado. Para conseguirlo se han invertido 5.000 horas de tomas de datos, con 30 pruebas de choque y 150.000 km recorridos por carretera con el primero y 100 caídas sobre 50 probadores en el segundo. Y una de sus características más sobresalientes es que se trata de un sistema inalámbrico, es decir, el piloto no debe estar atado mediante ningún  mecanismo con su moto para que el D-air detecte un accidente.

Quince milisegundos

El sistema detecta, mediante parámetros programados en su unidad electrónica, el momento en que debe hacer saltar el airbag. En 25 milésimas de segundo (15 milésimas en la variante Racing) hace saltar la bolsa de 12 litros (5 litros en la versión Racing). ¿Os acordáis del accidente de Rossi en Mugello 2010? El airbag hizo su función perfectamente y tan sólo se fracturó la pierna en una caída que podía haber sido más dolorosa. Quizá dentro de no mucho se desarrolle un airbag que infle por completo el mono y evite las lesiones al 100 %… De momento, nos conformaremos con los D-air Racing y Street, tecnología de vanguardia para nuestra seguridad y la única en 2012 homologada por la prestigiosa especialista alemana TÜV. Aunque mejor que no lo tengas que probar nunca…

untitled32DAINESE D-AIR STREET

Diseñado tanto para impactos contra obstáculos fijos o en movimiento, como para caídas por deslizamiento (perder la rueda delantera o derrapaje de la trasera), el airbag D-air Street es compatible con protecciones rígidas tradicionales y, además, incorpora en su estructura espaldera y una específica para el pecho. De este modo, se puede especificar que el D-air Street protege al piloto y al pasajero en:

– Tórax

– Columna vertebral

– Clavículas y movimientos extremos del cuello

La versión de calle Street está compuesta por dos unidades, una montada en la moto (M-kit) y otra equipada por el piloto/pasajero (J-kit). Así se consigue un sistema de funcionamiento más fiable y que reduce el peso que carga su propietario. La unidad correspondiente a la moto incorpora:

– Acelerómetros en horquilla y chasis

– Centralita electrónica con el hardware y el software específico

– Sensores de posición

En cuanto a la unidad que porta el piloto y/o el pasajero, incorporan:

– Sistema electrónico mediante radio bidireccional moto-piloto/pasajero y viceversa. Esta vía está en constante funcionamiento y da la señal de alarma en caso de un incidente.

– Sistema neumático con tecnología -fría- de generadores de gas de 12 l. de capacidad y estructura patentada por Dainese.

El resultado es una reducción del 92% de las fuerzas que se transmiten en un accidente y una disminución del 82% en el caso de la espalda respecto a una espaldera de nivel 2.

¿Cómo evitar o al menos disminuir las lesiones corporales en caso de caída o de impacto directo?

Dainese ha ideado un sistema que detecta la situación de inminente peligro y despliega en 25 milésimas de segundo unas bolsas hinchables de 12 litros de capacidad que protegen tórax, columna vertebral y clavículas, y que disminuyen las consecuencias de giros bruscos de cuello.

¿Cómo funciona?

Por un lado, el piloto y/o el pasajero llevan en sus equipamientos un módulo electrónico que se sincroniza de forma inalámbrica con la moto, la cual obtiene su energía de baterías recargables mediante adaptador o mediante cable USB, y que en caso de emergencia pone en funcionamiento un sistema neumático de generadores de gas de 12 litros que despliega las bolsas del «airbag». Este sistema, el J-Kit, permanece en continua comunicación con la moto mediante señales de radio, por lo que en caso de emergencia, su respuesta es prácticamente inmediata. Identifica a cada usuario gracias a tarjetas SIM individuales, por lo que se reduce prácticamente por completo la posibilidad de interferencias, incluso si el usuario pasase cerca de otro motorista con el mismo sistema de seguridad.

Por otro lado, es necesario instalar tres módulos en la moto. El primero de ellos, el módulo central, se instala a la altura del manillar. Este módulo, además de poner en marcha el sistema en el momento del arranque de la moto, indica al conductor su estado de funcionamiento y el nivel de baterías de los equipamientos del motorista.

Por otro, es necesario instalar también unos módulos en las horquillas que cuentan con acelerómetros y que indican al sistema que la moto ha frenado bruscamente, que se ha producido un impacto que ha detenido la marcha, o que se ha producido una inclinación excesiva que puede implicar un peligro para el conductor. Por último, se instala también un sensor bajo el sillín de la moto que activa el sistema en aquellas situaciones en las que detecta que, por falta de presión en esa zona, el conductor ha podido caerse.

Cuando este sistema llegue a los distribuidores Dainese este mes de mayo, será necesario adquirir por separado el M-Kit que se instala en la moto, por un importe aproximado de 459 euros, y por otro, los dos modelos de chaqueta disponibles: D-Air Street Gore-Tex (1.550 euros aprox.) o D-Air Street Tex (999 euros aprox.). También es posible adquirir un chaleco compatible con cualquier otra chaqueta (750 euros aprox.), o un mono completo por cerca de 2.900 euros. Hay que tener en cuenta que cada moto necesita un modelo concreto de kit y que su instalación sólo puede llevarla a cabo un instalador autorizado por Dainese, aunque esta instalación ya está incluida en el precio.