Circular en moto con buen tiempo: consejos y recomendaciones

neumaticos verano apertura
Circular en moto con buen tiempo: consejos y recomendaciones
Santiago Herrero
Santiago Herrero
Circular en moto con buen tiempo tras superar el período de hibernación, en caso de haberse producido, requiere de ciertas acciones necesarias. Repasemos consejos y recomendaciones tanto para tu máquina como para el propio piloto.

Es tiempo de circular en moto con buen tiempo que, a día de hoy, ya es una garantía en la práctica totalidad del territorio español. El sol y el calor han llegado para quedarse, con temperaturas que se acercan a las de verano incluso mucho antes de su entrada oficial, algo que está animando a muchos a sacar su moto del garaje y prepararse para disfrutar de la carretera. Llega el momento de empezar a organizar rutas, escapadas de fin de semana o vacaciones, pero ¿realmente nos preparamos de manera adecuada para circular en moto con buen tiempo?

Según datos manejados por AMV, la empresa especializada en la comercialización online de seguros de moto, un 60% de los usuarios apenas tiene en cuenta algún factor especial a la hora de sacar sus motos tras el parón invernal.

Pero no solo tenemos que poner a punto nuestra moto después de unos meses de inactividad, en los que deberemos de revisar los neumáticos, la cadena, los niveles de los líquidos, sino que también debemos equiparnos adecuadamente para circular en moto con altas temperaturas, elegir el mejor momento para realizar la salida, ir bien hidratado, etc.

taller mantenimiento moto revision

Los expertos de AMV nos muestran cuáles son los principales puntos a tener en cuenta para circular en moto con la llegada del buen tiempo.

1. Puesta a punto de la moto

Antes de volver a circular con nuestra moto después de haberla tenido unos meses aparcada en el garaje, es fundamental que le realicemos una completa y profunda puesta a punto. Lo ideal es acudir a un taller de confianza o al servicio oficial de la marca de nuestra moto, aunque también podemos hacerlo nosotros mismos si tenemos los conocimientos suficientes y las herramientas adecuadas. En cualquier caso, ten en cuenta los siguientes puntos fundamentales que habría que revisar:

presiones neumaticos

Neumáticos: estado y presión

Un buen estado de conservación de los neumáticos es imprescindible para que podamos circular con total seguridad. Para ello deberemos de tener en cuenta en primer lugar su presión, que se revisará con un manómetro, viendo que se ajusta a los valores indicados por el fabricante. Deberemos comprobar tanto la del neumático delantero como la del trasero, si vamos a ir acompañados o no, o con carga en la parrilla trasera, maletas o bolsa sobredepósito. Eso si, siempre habrá que revisarla con los neumáticos en frío.

En segundo lugar, deberemos comprobar el estado de los neumáticos observando que no tienen ningún tipo de corte, grietas o deformaciones en las cubiertas, así como la profundidad de las ranuras de la banda de rodadura, que nunca deberá ser inferior a 1,6 mm.

aceite moto

Nivel de los líquidos: aceite, freno y refrigerante

Unos correctos niveles de líquidos son necesarios para que nuestra moto funcione en condiciones óptimas. Siempre hay que comprobar el del aceite: con la moto en frío y en posición vertical, se deberá utilizar una varilla de medición o un ojo de buey y rellenar, en caso de necesidad, con el aceite indicado por el fabricante. También el de los frenos, comprobando que el de los dos depósitos del circuito hidráulico (para el freno trasero y delantero) se encuentran en los niveles recomendados. Por último, deberemos verificar el nivel del líquido refrigerante, y asegurarnos de que no tiene pérdidas.

bateria moto mantenimiento

Batería

Cinco de cada diez averías de las motos en carretera se deben a fallos en la batería, por lo que es imprescindible comprobar su estado antes de volver a sacar nuestra moto del garaje comprobando con un voltímetro si recibe la carga necesaria y, en este caso, si es capaz de mantenerla en los niveles correctos, sin fluctuaciones.

Suspensiones y frenos

Una simple inspección visual de la horquilla, el amortiguador trasero y las pastillas de freno es más que suficiente para ver que se encuentran en condiciones óptimas. Si tenemos cualquier duda ante desgastes, rozaduras o pérdidas anómalas, lo más indicado será llevar la moto a un taller especializado.

tensado cadena

Cadena: tensado y engrase

Con un destornillador podremos desplazar la cadena hacia arriba, observando el «juego». En caso de ser superior al que indica el fabricante en su libro de usuario, habrá que proceder a elevar la tensión con la herramienta adecuada. En cuanto al engrase, deberemos aplicar el producto limpiador por el interior haciendo girar la rueda, para que actúe en toda su longitud.

Luces, intermitentes y claxon

Conviene chequear el circuito eléctrico y comprobar que los intermitentes, la luz de cruce, la luz de freno trasero, las luces largas y el claxon funcionan correctamente.

equipamiento verano

2. Equiparnos correctamente

Con la llegada del buen tiempo y el calor, algunos moteros tienden a utilizar prendas más cómodas y ligeras en marcha. Los expertos de AMV recuerdan que cinco de cada diez abrasiones sufridas por los motoristas se concentran en los tres meses de verano. Este es el equipamiento básico que no debe de faltar en el armario de un usuario de la moto con la llegada del buen tiempo:

Casco

Aunque el casco modular o el jet tienden a imponerse en esta época del año, su utilización es solo recomendable en ciudad y para trayectos cortos. En carretera y autopista para recorridos más largos es preferible utilizar un casco integral de verano, con grandes orificios de ventilación para una adecuada entrada y salida de aire. Algo que no todos los cascos del mercado están dispuestos a ofrecer, tal vez solo en apariencia. Su eficacia puede variar en función del presupuesto empleado en su adquisición.

Guantes

Los de buen tiempo deben ser ligeros, transpirables y con ventilación, con protecciones útiles en dedos, nudillos, la palma de la mano y muñecas, quedando en todo caso bien ajustados.

Chaquetas, pantalones y calzado

Conviene recordar que nos pueden multar por conducir en chanclas o sandalias. Para el buen tiempo hay botas de caña corta con perforaciones para rodar más ventilados. En cuanto a las chaquetas, existen todo tipo de modelos con entradas de aire en el pecho, los laterales y salida por la espalda, sin olvidar las necesarias protecciones para los hombros, antebrazos, codos, tronco y espalda. Por su parte, los pantalones pueden aportar ventilación en las piernas y, necesariamente protecciones en las rodillas, espinillas y caderas.

3. Hidratación

Si vamos a ponernos en carretera un día de mucho calor es conveniente que nos hidratemos por dentro y por fuera, bebiendo agua en las horas previas y dándonos una ducha antes de subir a la moto.

4. Consultar el tiempo que va a hacer por la zona y programar la ruta

Es recomendable consultar el parte meteorológico que va a hacer el día que salgamos a la carretera, así como programar la ruta con anterioridad previendo hacer paradas para descansar y refrescarnos, al menos cada dos horas. Hay que tener en cuenta que al deshidratarnos aumenta nuestra fatiga, haciendo que los tiempos de reacción ante cualquier imprevisto sean mayores. De igual manera debemos evitar comidas copiosas; mejor tomar alimentos frescos y ligeros como fruta, ensaladas o un buen gazpacho fresco.

5. Huir de las horas centrales del día

Siempre que podamos permitírnoslo, debemos partir a primera hora del día, que es cuando las temperaturas son más frescas, tratando de evitar las horas centrales del día donde sufriremos el mayor calor de toda la jornada.

permiso circulacion moto

6. Comprobar que tenemos todos los papeles en regla

Después de tener la moto parada un tiempo, es fundamental que revisemos que tenemos toda nuestra documentación y de la moto en regla. Debemos asegurarnos de que llevamos siempre con nosotros el permiso de conducir, que deberá de corresponderse con el tipo de motocicleta con el que rodemos, el permiso de circulación, la Tarjeta de Inspección Técnica del Vehículo, con la revisión pasada en la fecha que nos indique. Pero además de todo ello, también nos tendremos que asegurar que hemos pagado el Impuesto de circulación, conocido también como “numerito”, y el recibo del seguro de la moto.

Aunque no es obligatorio, también es recomendable tener bien localizada la copia de nuestra póliza de seguro, ya sea en papel o en formato digital, llevando anotados los datos de contacto de nuestra compañía de seguros por si tuviéramos que contactar por alguna incidencia, o para hacer alguna consulta. En el caso de que vayamos a hacer trayectos largos o frecuentes, sería conveniente contar con que contamos con cobertura de grúa.