Voy a proponerte un plan, a ver si te hace. Yo lo hice por primera vez hace tres años con un Porche Carrera y un Audi TT, y aquello me gustó y me enganchó de tal manera que lo repetí hace bien poco, aunque esta vez con algo menos de caballería.

El infierno verde

Ismael Bonilla 2
El infierno verde
Formulamoto
Formulamoto


Es algo irresistible para los que nos gusta la velocidad y todo lo que huela a gasolina, coches o motos ¿De qué se trata? De pasar un fin de semana en el -infierno verde-, que no es otra cosa que el mítico trazado de Nordscheife – o el Nurburgring antiguo- con un trazado impresionante de 21 km de longitud rodeados de preciosos parajes. No es complicado. Te buscas un vuelo a Colonia o Frankfurt – los hay por menos de 100–, consigues un coche por internet desde España, reservas en alguna casita-hotel en la preciosa localidad de Nurburg -30- por persona y noche- y sacas tu ticket por vuelta a razón de 20- cada una.

¿Consigues un coche? Efectivamente, ésta es la parte más crítica. Hay varias maneras. Digamos que están las -legales-, que consistiría en alquilar por vueltas, en alguna empresa aledaña al circuito, coches preparados y con un seguro especifico que cubriría cualquier imprevisto en la pista, o también hacer la locura de irte de España con tu coche particular. Hay muchos que lo hacen. Y luego está la -menos legal-, que consiste en alquilarlo en el aeropuerto y usarlo en el circuito. Es arriesgado, sí, por un motivo: si ocurre un accidente en la pista, se supone que el seguro del coche no lo cubre y tendrás que rascarte el bolsillo, pero permitido sí que está. Si eres valiente -y un poco loco como yo- te puedes alquilar auténticos carrazos en Alemania por bastante menos dinero que en España.

Un inciso. Hablando de carrazos en Alemania, eso de que no hay limite de velocidad: ¡JA! Al menos en la zona del circuito y cercanías, la mayoría de autovías tienen su limite de 130 km/h, que la mayoría de conductores respetan escrupulosamente. Yo personalmente vi muy poquitos tramos de Autovan -sin límite-.

A lo que iba. Ya tienes tu coche, te diriges al circuito y ya antes de sacar tu ticket, te quedas loco de lo que allí puedes ver. Es un auténtico santuario del motor: Porche Carrera por decenas, al igual que BMW M3, Lamborghini, Ferrari, Lotus, Mercedes AMG-Sólo con estar en el paddock ya es un espectáculo. Y sí, también hay motos. Eso es lo que me llamó la atención la primera vez que fui. No sé exactamente cómo está catalogado el circuito; debe ser algo así como una carretera pública -privada-, algo parecido a un peaje. Es decir, puede rodar quien quiera con lo que quiera. Eso significa que motos y coches pueden rodar juntos. ¡Vaya locura! Yo jamás rodaría en un circuito con una moto compartiendo la pista con coches. Pero si rodar coches y motos juntos ya me parece una barbaridad, lo que me encontré rodando sobre el asfalto del anillo a los mandos del -Súper- Audi A4 TDI 120 CV -qué le vamos a hacer, era el mejor que pudimos conseguir esta vez- fue-no tengo palabras. ¡UN AUTOCAR! Yo no podía dar crédito; fue en la primera parte del circuito. Recuerdo que iba picado con un BMW 330i  -cuyo conductor no le sacaba mucho rendimiento, la verdad- y de repente lo veo al fondo. Evidentemente el autobusero no iba muy deprisa, pero se te queda una cara que no sabes si reír o llorar.

Es la segunda vez que he ido y estoy deseando volver. Un vídeo no tiene nada que ver con la realidad, no refleja bien ni los desniveles, ni la velocidad, ni el paisaje-ni la emoción, pero quienes queráis ver este video de media vuelta que rodé onboard, seguro que os va a gustar y, además, os vais a reír mucho. Digamos que mi copiloto pasó un poco de -miedito- conmigo a los mandos. Y eso que el coche no acompañaba. Si me dan 300 CV se tira en marcha- Para que luego digan que soy un -freneitor-.

LOGO EMS