Cómo saber que debes cambiar la cadena de la moto

Publicado el viernes 21 de febrero de 2020
Cadena moto

No es fácil, si no te lo han explicado antes, detectar cuándo debes cambiar la ni kilometrajes límite como en aceite, filtros o bujías, y los síntomas de desgaste pueden pasar desapercibidos fácilmente.

Lo que es peor: en un sistema de transmisión por cadena, no es la cadena lo que debes comprobar y cambiar, sino todo el sistema, las tres piezas básicas que lo forman deben comprobarse y, dado el caso, sustituirse. Pero, ¿cuándo? Un kit de transmisión por cadena está compuesto por tres elementos esenciales: la cadena en sí, el piñón de ataque (el que está en el motor) y la corona (adosada a la rueda trasera). Por ello nos vas a permitir que hablemos de kit de transmisión completo y no solo de la cadena. Y, como te he dicho anteriormente, existe un límite de kilómetros o de tiempo para su cambio.

¿Por qué se desgasta la cadena de la moto y la transmisión?

El desgaste del sistema de transmisión viene dado por muchos parámetros. La calidad del kit en sí, ya que como en casi todo en este mundo, tienes diferentes niveles de calidad, es uno de los principales. Por poner un ejemplo, hemos comprobado precios para una moto media en un proveedor importante de recambios, una Honda CBR 600 F del 98. Solo en ese proveedor hemos encontrado varias opciones, desde los 80 € hasta los 158 €, es decir, prácticamente el doble, con bastantes opciones intermedias. Materiales de la corona, cadenas reforzadas o estándar, con retenes o sin ellos, y marcas de mayor o menor prestigio, todo ello influye en ese precio y, lógicamente, en la calidad y, por tanto, en su duración.



Tu forma de conducir también es determinante y puede conseguir que, en casos extremos, hasta se duplique el kilometraje que otro conductor disfruta del mismo kit de transmisión en la misma moto. No es lo mismo alguien que conduce muy suave, que reduce tirando mucho de frenos y sin forzar el motor, que acelera muy despacio y siempre que cambia asegura que el embrague se suelta muy suavemente, que quien cambia a "capón" de continuo, que hace caballitos y reducciones al límite. Lógicamente, la transmisión no se somete al mismo desgaste. Por donde sueles circular también influye: ese desgaste, por mayor trabajo, no solo depende de tu manejo del embrague. Una moto que circula sobre barro y polvo que se introduce entre los engranajes y la cadena, desgastará más esos elementos que otra que no sale de la autopista, exagerando el ejemplo.




Por último, y casi más importante y que seguramente has leído y escuchado alguna vez, es clave el mantenimiento. Sea de la calidad que sea, independientemente del uso que des a la moto, si la cadena va siempre limpia, tensada y engrasada durará mucho más. Ya sabes, cada vez que limpies la moto, cada dos semanas, cada 1.500 kilómetros, o, si la usas muy poco, antes de utilizarla, limpiarla, engrasarla y comprobar más ajustar la tensión es clave para que dure.

Precios, ofertas, datos e imágenes de todos los modelos del mercado

Cómo saber que ha llegado el momento de cambiar el kit

Hay varios síntomas que te avisan que el kit de transmisión ha llegado al final de su vida útil. El primero que vas a ver, si llevas un cierto mantenimiento, es que los tensores de la cadena llegan al final del recorrido. Sean del tipo que sean, de los excéntricos o con tornillo y tuerca o con horquilla que tira del eje, tienen un límite final que te indica que esa cadena se ha estirado y, por tanto, se ha desgastado. Es el momento de cambiar el kit.



En marcha es muy probable que notes que de vez en cuando la cadena "se salta" un diente de la corona. Notas un tirón suave y oyes un ruido que te indica que la cadena va un tanto suelta aunque, sin embargo, no se puede tensar más.

Otro síntoma bastante evidente son los dientes de la corona. Muy afilados o inclinados hacia delante también indican el final de este elemento y con él de todo el kit. Llegar a desgastar de la misma forma el piñón de ataque es difícil, porque lo normal es que antes se desgaste la corona o la cadena, y si has hecho lo que debes (cambiar el kit completo) no llegará a ese momento.

Por otro lado, una cadena que se arruga, que en algunos eslabones no llega a quedarse recta u otra que tiene una excesiva holgura lateral (tiras de ella sobre la corona y se viene casi la mitad del recorrido del diente), son síntomas de una cadena envejecida que va a romperse y, sobre todo, que está trabajando mal y desgastando deprisa el resto de componentes.



Por último queremos insistir en la importancia de cambiar el kit completo y explicarte porqué es así. Los tres componentes trabajan juntos, como es obvio. El desgaste de uno de ellos implica el mayor desgaste de los demás, de forma que si pones una cadena nueva en una corona vieja y con los dientes desgastados o inclinados, harás que esta salte dientes, forzándose más de lo debido y, por tanto, desgastándose más rápido. Igualmente, una cadena vieja, cuyos eslabones no giran como deben o con holgura lateral o estirada que se encajan mal en la corona, desgastará esa corona o piñón de ataque, desgastando todo el kit de forma mucho más rápida. Es decir, entrará al final todo el sistema en un bucle en el que cambiando una cosa desgastas las demás y vuelta a empezar. Esto no implica, lógicamente, que en carretera, en una emergencia, no puedas reparar uno de los elementos hasta que puedas hacer una reparación definitiva. Nunca es mala idea llevar en la moto un eslabón de cadena de repuesto.

Especial MotoGP2020
0