Yamaha recrea la Red Dragonfly: la primera Yamaha de la historia

yamaha-red-dragonfly
Yamaha recrea la Red Dragonfly: la primera Yamaha de la historia
Nicolás Merino
Nicolás Merino
Yamaha Motor do Brasil ha sido el artífice del segundo advenimiento de la Yamaha Red Dragonfly, la moto que lo empezó todo para la marca de los diapasones.

Era 1955 y Japón tras lo sucedido en la Segunda Guerra Mundial, comenzaba a salir adelante. Uno de los primeros síntomas fue su incipiente industria automotriz. En este sentido, la novata compañía Yamaha Motor presentaba en sociedad su primera moto, la Red Dragonfly.

yamaha-red-dragonfly

Una modelo que representaba el futuro éxito que, a día de hoy, sigue manteniendo la firma japonesa. Especialmente atractiva por su esquema de colores rojo y blanco (el resto de motos eran negras), también destacó por el rendimiento de su motor de 123cc, el cual desarrollaba 5,5 CV a 5.000 rpm. Esto, unido a su ligereza, le valió para la carrera de hillclimb del Monte Fuji que, por aquel entonces, era una de las carreras más importantes de la época.

En este sentido, aprovechando los 50 años de Yamaha Brasil, Yamaha Motor do Brasil ha querido ir un paso más allá al devolver a la vida a tan icónica moto. Un proyecto que se a realizado junto a Bendita Macchina pero que, desgraciadamente, solo se materializará en una unidad que no se venderá, sino que se empleará para exhibirse.

yamaha-red-dragonfly

La base sobre la que se ha trabajado para el segundo ‘advenimiento’ de la Yamaha Red Dragonfly es una Yamaha Factor 125. En este caso, emplea un bloque de 125cc que desarrolla una potencia de 11 CV a 7.500 rpm. Sin embargo, se ha trabajado de forma artesanal el resto de elementos para que sea idéntica a la Yamaha Red Drangonfly original.

El resultado puedes verlo en las imágenes y es casi imposible distinguirla de la original. Pese a que no hay intención de venderla. El trabajo que ha realizado Yamaha Motor do Brasil puede ser el preámbulo para ver de nuevo por las calles a la mítica Yamaha Red Dragonfly. La base mecánica ya la tienen.

 

0 Comentarios