El ITCM, primera entidad en lograr la certificación de sus cursos de conducción segura

Cursos conducción segura
El ITCM, primera entidad en lograr la certificación de sus cursos de conducción segura
Salvador Hernandez
Salvador Hernandez
El Instituto de Certificación para la Tecnología y Movilidad (ITCM) ha logrado la certificación que concede la Entidad Nacional de Acreditación (ENAC) para el esquema de la DGT de certificación de cursos de conducción segura dirigidos a motos y ciclomotores, siendo así la primera entidad en lograr esta distinción.

Los usuarios de la moto son, sin lugar a dudas, uno de los colectivos más vulnerable en la carretera. Para intentar reducir la siniestralidad, la DGT ha decidido promover comportamientos más seguros mediante la realización de cursos de formación de conducción segura. Pero para que estos cursos sean realmente útiles, es necesario que cumplan unos estándares de calidad mínimos.

Para garantizar que los contenidos sobre conducción segura que se imparten en los centros de formación y autoescuelas que imparten estos cursos son realmente útiles, la DGT desarrolló, en colaboración con la Entidad Nacional de Acreditación (ENAC), el esquema de evaluación basado en certificación acreditada que asegura que tanto las materias que se imparten, los conocimientos de los formadores o las instalaciones en las que se imparten los cursos son los correctos.

Así, el Instituto de Certificación para la Tecnología y Movilidad (ICTM) es la primera entidad en recibir la distinción que acredita que sus cursos de conducción segura e iniciativas de formación cumplen el esquema de evaluación basado en certificación acreditada que crearon conjuntamente la DGT y la ENAC. Esta entidad ha puesto a disposición de todos los usuarios que lo deseen este esquema de formación en su página web.

Esta iniciativa se produce en un momento en el que la siniestralidad que afecta al mundo de la moto se ha ido incrementando exponencialmente a lo largo de los últimos años. Solo en 2019 se produjeron 36.143 accidentes con víctimas en los que se vieron implicados usuarios de motos o ciclomotores, con un balance final de 466 víctimas mortales entre conductores y acompañantes.

Esta cifra, desgraciadamente, es la más alta desde el año 2010, y supuso el 27% del total de fallecidos en ese año, y un incremento del 11% con respecto a 2018, según los datos que recoge la DGT.

 

0 Comentarios