• Compartir en WhatsApp
  • Síguenos en Twitter
  • Síguenos en Facebook
  • Síguenos en YouTube
  • Síguenos en Instagram
  • Contacta con formulamoto.es
  • RSS
Sucríbete a la newsletter Kiosco de revistas LUIKE

Coronavirus: Engrase y reparación de arañazos en casa

Publicado el miércoles 18 de marzo de 2020
Mantenimiento moto

Ya hemos invertido un tiempo por el estado de alarma debido al coronavirus en limpiar la moto en profundidad. La hemos dejado secar y ahora toca engrasar. Muchas veces, durante este proceso, es cuando te fijas en los pequeños arañazos que tiene la pintura. Y muchos de ellos tienen solución.

Habrá quien nos diga que después de limpiarla, inmediatamente después, es cuándo hay que engrasarla, de forma que la humedad no se quede ahí pegada. Seguramente eso será positivo en algunos casos, mientras que en otros sería mejor aplicar el engrase cuando te has asegurado que está ya seca del todo. En cualquier caso, una moto moderna no se va a oxidar por dejarla secar al aire durante unas horas.

Vamos a empezar por engrasar varios puntos importantes, ordenados de más a menos. Después nos ocuparemos de esos arañazos pequeños que has encontrado al limpiarla. Algunos, los que solo implican desperfectos en la capa más exterior de la pintura, se solucionan con facilidad. Otros costará un poco más y, desde luego, esos arañazos de una caída, esos porrazos en carenado o metal donde falta material, tendrán una solución bastante peor y delicada.



Engrase de la moto

1º- Cadena

Lo habrás oído y leído mil veces: el engrase de la cadena es básico para que el kit de transmisión dure el tiempo que debe. Con la cadena ya limpia, con los pegotes de grasa en la corona quitados y los del piñón de ataque también (te aconsejo que de cuando en cuando desmontes la tapa y lo limpies, pues ahí se junta grasa con tierra, polvo y todo tipo de suciedades) es momento de engrasar la cadena. Debes hacerlo con una buena grasa para cadena de moto, ya que cualquier otra será peor y los "inventos del abuelo", de cuando esto no existía tipo aceite de motor quemado mezclado con grasa caliente, no son adecuados para las cadenas actuales, más sofisticadas, con retenes y otros materiales.

Con el motor parado, sobre caballete (o con ayuda de alguien, apoyada en la pata de cabra, con la rueda trasera en el aire) y girando la rueda trasera, con la mano metemos la grasa por el lado interior de la cadena, en la zona entre el eje del basculante y la rueda. Recordarte que no es buena idea hacerlo con motor en marcha y la primera metida: un despiste te engancha la mano y te podrías quedar sin algún dedo. Tipos de grasa para cadena hay muchos. Nosotros te recomendamos algunos con teflón, con buena adherencia, para que no salpique toda la moto en cuanto arranques.

2º- Casquillos del basculante y bieletas

El eje el basculante y las bieletas de la suspensión trasera, en las motos que las llevan, son importantes de engrasar y básico en las de campo. Algunas motos llevaban (cada vez menos) engrasadores para ello: unos "tapones" especiales con una válvula pequeña donde enchufar un manguito por donde inyectar grasa. Hoy día con un buen aceite tipo WD40 o similares puede servir: entra dentro de esos casquillos y ayuda a evitar polvo, suciedad y humedad, además de suavizar su funcionamiento.

3º- Estriberas plegables, pata de cabra, caballete y pata de arranque

Las estriberas del piloto, las del pasajero, la pata lateral y otro tipo de mecanismos parecidos se basan en ejes que giran contra casquillos. Mantenerlos engrasados, igual que en el punto anterior, mejorará su funcionamiento y evitará gripajes y suciedad.



4º- Manetas, puño del acelerador y cables

Engrasar este tipo de elementos tiene sus trucos y cada persona los suyos. Para mí es mejor desmontar la maneta del soporte y meter algo de grasa consistente en el casquillo, aunque es cierto que este sistema requiere mayor frecuencia, ya que la grasa tiene la mala costumbre de acumular porquería sobre ella. Un buen chorro de aceite en spray también puede valer.

Los cables son más complicados. Tendrás que desmontarlos y fabricar un mini-embudo entre el cable y la camisa e introducir por ahí el aceite si no tienes un útil especial (es barato y lo puedes comprar por internet) que hace esa función. Al puño del acelerador también le viene bien algo de grasa y, lógicamente, hay que abrirlo.

5º- Rodamientos de ruedas y dirección

Estos no son fáciles. Los de la dirección son difíciles de acceder sin desmontar el tren delantero. Sobre todo los de la tija inferior y los de las ruedas suelen ir bastante escondidos. Puedes intentarlo con un aceite en spray, pero mucho cuidado en las ruedas, que no caiga sobre discos o pinzas, ya que son porosas, absorberán el aceite, perderás frenada y son difíciles de limpiar bien.

Los mejores consejos para el mantenimiento de tu moto o scooter

Arañazos en la moto

1º- Revisa carenado, carrocería y escape

Son los puntos que podrás reparar y donde normalmente acaban todos los arañazos leves. Con la moto recién lavada se ven más, además de que al lavar habrás prestado atención a los detalles y los habrás visto.

2º- Polish o pulimento

Se denomina de las dos formas y encontrarás de muchos tipos. En tiendas profesionales de pintura encuentras los mejores, aunque ahora en tiendas de recambios encuentras esos específicos de coche que llevan una base de color y también funcionan bastante bien. Lo das sobre el arañazo con un trapo suave, simplemente como si estuvieses dando crema, sin presionar, cubriendo el arañazo y su alrededor. Lo dejas secar unos cinco minutos y después quitas con un trapo limpio, ahora sí presionando bastante. Si solo era la capa exterior de pintura lo que estaba arañado, se quitará.



3º- En el escape

En el escape y otras superficies metálicas brillantes puedes usar un polish específico para cromados. Suelen ser efectivos si son arañazos superficiales y el modo de uso es similar al que te decimos para las partes pintadas.

4º En la cúpula

La cúpula es muy delicada, igual que los faros. Si tienes arañazos ahí, puede ser problemático. Prueba con el polish normal, primero en una esquina para asegurarte que no estropea el acabado y es peor el remedio que la enfermedad. En tiendas de recambios de coches hay líquidos especiales para pulir faros de plástico (se quedan mate y con esto los reparan) pero, de nuevo, prueba primero en un lado con poca cantidad.

5º- Arañazos profundos

Si el arañazo es profundo, el polish hará poco. Cuando ya falta material de pintura, esta no va a reaparecer por arte de magia. Si eres manitas y cuidadoso, y tienes buen ojo puedes probar a darle con un pincel de retoque con un poco de pintura del mismo color. No es fácil de igualar ni siquiera en el caso de que encuentres pintura original, porque el paso del tiempo desgasta la pintura de tu moto y habrá un matiz distinto en el tono. Con buena mano y después repasando con polish varias veces se consigue un resultado bastante decente.

10º- ¿Y si falta material?

Un buen arañazo en las tapas de cárter o en un sitio similar se habrá llevado por delante gran parte del material. Eso ya son palabras mayores y tendrás, o bien que cambiar la pieza (la forma más fácil y normalmente cara), o reparar con masilla metálica, lija y pintura. Pero eso no es tarea de un rato para hacer en plan aficionado. Si no tienes muy claro cómo hacerlo, mejor dejarlo como está.



Especial MotoGP2020
0