• Compartir en WhatsApp
  • Síguenos en Twitter
  • Síguenos en Facebook
  • Síguenos en YouTube
  • Síguenos en Instagram
  • Contacta con formulamoto.es
  • RSS
Sucríbete a la newsletter Kiosco de revistas LUIKE

Prueba Zontes G-1 125: ScrambleRR

Publicado el jueves 03 de diciembre de 2020
Prueba Zontes G-1 125: ScrambleRR

Que la nueva Zontes G1 es una Scrambler salta a la vista: ese estilo retro, en una moto de ruedas mixtas, ya define ese estilo tan de moda. Pero su carácter sport y sus capacidades deportivas ya no están tan a la vista.

Que sí, que tiene una horquilla invertida que da pistas. O ese basculante en aluminio, con refuerzos hacia fuera. Pero estarás de acuerdo en que esas cosas, hoy día significan poco. Más de una básica lleva alguno de estos elementos, simplemente por cuestiones estáticas. Tendrás, por lo menos, que echar un vistazo a la ficha técnica de la moto y ver esos 14,6 CV para saber que sí, que la moto anda bastante. Tanto como cualquier 125 de 15 CV, el límite legal para que pueda ser conducida con carnet A1 o B.

Aunque lo cierto es que quizá he exagerado con ese titulo: tanto como "RR" no es. Pero sí anda mucho y lo hace bien, con nobleza de reacciones y con buenos frenos. De hecho, los neumáticos CST que monta, con mucho taco, sorprenden por su buen comportamiento sobre el asfalto. Pero no sorprende tanto que la Zontes ande tanto y sea efectiva: esta marca nueva todavía no ha fallado en ninguna de las motos que ha presentado en sus pocos años de existencia.

Además, en el fondo, esta G1 es una derivada de la naked U que probamos hace poco. Están siguiendo la estrategia que se ha empleado con las 310: una plataforma mecánica (un motor y gran parte del chasis) que se repite en varios modelos, de diferentes estilos. Si con las 310 funciona y han conseguido una gama bastante completa y eficaz, ¿por qué no iba a funcionar con las 125? Lo cierto es que, vistas las dos motos, sí, vuelve a funcionar. Es algo que, como sabes, hoy día hacen muchas marcas para atraer al máximo numero de clientes, maximizando su inversión en desarrollo.

Pero la G1 no es tan solo una U125 con ruedas de tacos. Cambia la carrocería completamente y con ella la aerodinámica y la forma en la que percibes la moto. También ha cambiado en algunos detalles de equipamiento: es más cara que su hermana la naked sport, pero ha prescindido, por ejemplo, de la llave de proximidad. Al final, es una opción más que la marca ofrece para moverte por ciudad y carretera con una moto original y atractiva, con una estética novedosa, sin renunciar a las prestaciones de las motos más potentes de la categoría.

Zontes G-1 125: Cómo es



Bien, ya te he adelantado una parte de cómo es esta moto, pero podemos verlo en más profundidad. La G1 es una scrambler moderna con motor de 15 CV y un nivel de equipamiento elevado. Viene a un segmento bastante poblado: no inventa nada en este sentido, y se encontrará con motos tan interesantes como la F.B. Mondial HPS y Flat Track, las SWM 125 Outlaw o las Fantic Caballero. Pero una vez más, la marca china bate récords de precios y se va por debajo de la competencia, manteniendo similares niveles de calidad, acabados y equipamiento.

La base de la moto es un chasis en tubo de acero sin nada destacable. Es el mismo que en la U125, igual que el basculante, que sí es más llamativo: en aluminio, asimétrico y con los refuerzos por fuera. Monta una horquilla invertida delante y detrás un amortiguador central de montaje directo al basculante. Sus tarados, a pesar de las apariencias trail, son bastante duros para este enfoque y están claramente calculados para la carretera. Los frenos son de disco en ambos trenes, con el delantero de 300 mm, apoyados por un ABS firmado por Bosch. Las llantas son de aleación en medida 17", otro detalle que demuestra que las intenciones trail de esta moto son bastante reducidas.

Precios, ofertas, fichas técnicas e imágenes de todos los modelos ZONTES del mercado

El motor es también el mismo que en la naked U125: un desarrollo propio, de agua, con culata de cuatro válvulas y dos árboles de levas, con inyección Bosch y un funcionamiento impecable para entregar 14,6 CV a 9.000 rpm, con un par de 13 Nm a 7.000 rpm. Transmite esa potencia al suelo a través de un cambio de 6 velocidades y de un embrague antirrebote, algo poco frecuente en esta cilindrada.



La carrocería mezcla como es habitual elementos de estilo claramente retro con otros muy modernos. Uno de esos "cocktails" ya clásicos del segmento es el faro redondo, pero de tecnología LED, igual que el resto de iluminación de la moto. El depósito es muy grande, de 20 litros y lleva unas barras de protección del motor de serie, en un guiño a esa estética off-road buscada.

El escape corto y lateral es, sin embargo, también de estilo moderno. Lleva un cuadro digital bastante completo, dos modos de conducción que seleccionas desde la piña derecha, parecida a la que se emplea en otros modelos de la marca, de calidad y retroiluminada, igual que la izquierda y dos espejos en las puntas del manillar estéticamente muy acertados, pero que ensanchan el sitio necesario para pasar. Si no te convencen, Zontes te lo ha puesto fácil para cambiarlos: lleva, tapados con goma, los agujeros sobre los soportes de manetas para poner unos espejos normales. Otra diferencia notable es el uso de una llave normal en vez de la de proximidad que llevan las demás Zontes: quizá no sea tan "premium", pero también tiene sus ventajas.

Zontes G-1 125: Cómo va



Cualquiera que haya tenido oportunidad de probar alguna moto de este tipo, de esas que derivan de otras, sabe que, con muy pocas variaciones, una moto cambia mucho. Esta Zontes es buen ejemplo: si se pudiesen hacer pruebas de motos "a ciegas" seguro que mas de uno identificaba en esta scrambler a la naked U125 de la que deriva.

En apariencia, igual que el resto de las Zontes "engaña" sobre su tamaño: parece una moto muy grande y no es de extrañar que por la calle algún aficionado "despistado" te pregunte si es una 400cc. Sin embargo, una vez sobre el asiento ese tamaño se diluye bastante: no es una moto grande o aparatosa si no todo lo contrario. Si es mayor que la naked, en la que con su asiento especialmente bajo, metido entre el depósito y el colín se llega muy bien al suelo. En esta G1 se llega más justo si mides menos de 1,70, pero no se siente pesada y la controlas mejor.

La llave es de las normales, como te decía. El contacto, en la tija superior, controla también el bloqueo de dirección, como es habitual, pero lleva además un sistema de obturador del ojo de la cerradura, del estilo del que se suele ver en scooters. Arranca cogiendo el embrague, como sistema de seguridad y el sonido que emite es grave, suave y agradable, sin vibraciones ni ruidos mecánicos. Los mandos, embrague, frenos y piñas están bien situados y la posición e conducción es bastante natural y neutra. Cómoda, a fin de cuentas. Metes primera (el cambio es preciso) y sales. Se nota distinta a aquella U125, pero igualmente fina de funcionamiento y agradable, así como bastante potente. Tiene buen tacto de frenos, sales por la ciudad con ella y resulta agradable. No acaban de convencer esos espejos que sí, que en lo estético son muy acertados, pero no son fáciles de regular y, sobre todo, tienes que tener mucho cuidado con ellos entre los coches.



Sales a la carretera y la Zontes demuestra el potencial de ese motor propio. Acelera muy bien en las 6 marchas, pero la sexta, que en la U125 se quedaba algo descolgada, en esta, con una aerodinámica diferente y más crítica, el problema se agrava: en llano es imposible subirla de vueltas hasta el final y normalmente es más fácil alcanzar la velocidad máxima en 5ª que en 6ª. Es divertida de llevar en las curvas: tiene un tacto de suspensión bastante sport y buenos frenos.

El ABS actúa correctamente, pero es cierto que es fácil hacer que salte en la rueda trasera. Menos eficaz es precisamente ese embrague antirrebote: reduces fuerte y ves cómo se pasa de vueltas bastante: un motor pequeño y con una transmisión larga es normal que lo haga. Tampoco es un argumento excesivamente interesante el doble mapa de funcionamiento: tiene modo Eco y Sport pero no notas gran cosa cambiando de uno a otro. Normal con 15 CV.

LO MEJOR

-Estética

-Divertida y agradable de llevar

-Precio razonable

MEJORARÍA CON

-Relación de cambio más cerrada

-Suspensiones regulables para uso mixto

-ABS desconectable

ASÍ VEMOS LA ZONTES G-1 125

En carretera: 3

En ciudad: 3

Pasajero: 3

Confort: 3

Equipamiento: 3

Autovía: 2

(Puntuación de 1 a 5)

Zontes explota bien sus desarrollos de motores y chasis y con la nueva plataforma de 125 no ha tardado en ofrecer dos modelos a los que pronto se sumará un tercero. En este caso estamos ante una moto muy similar en prestaciones y comportamiento a la U125 naked, pero de un estilo estético diferente, más a la moda. Este cambio si afecta en algo a su comportamiento, pero no la limita de forma importante: en carretera es casi igual de deportiva, en la ciudad son los espejos los que más la limitan y en autovía ese cambio con sexta larga si penaliza un tanto su posibilidad de alcanzar una velocidad máxima interesante. Cómoda tanto para un ocupante como para dos, el equipamiento de la G1 está bien pensado y a buen nivel para una moto de su precio.

Más información de la Zontes G-1 125

 

Consulta los precios oficiales y las ofertas de todos los modelos de Zontes.
Precios del Zontes 125 con ficha técnica y equipamiento completo.
0