Diez objetos útiles para llevar en el hueco del asiento de un scooter 125

Publicado el miércoles 03 de abril de 2019
Diez objetos útiles para llevar en el hueco del asiento de un scooter 125

Los scooters están especialmente pensados para el ámbito urbano. Su comodidad de uso y el confort de marcha son sus argumentos de venta. Te ofrecemos ideas para aprovechar el espacio que ofrecen debajo del asiento.

El espacio bajo el asiento de los scooters invita a acumular objetos. Muchas veces se transportan cosas que son poco útiles. Para poder aprovechar este espacio, más allá de llevar el casco, te ofrecemos distintas ideas de objetos que pueden ser útiles en el día a día.

1.- Un par de guantes

Las manos son lo primero que toca el asfalto en caso de caída. Utilizar los guantes forma parte del equipamiento básico de cualquier motorista.

A la hora de adquirirlos, hay que tener en cuenta la estación del año en que se van a utilizar, pues existen de invierno y de verano – con material transpirable-. Es también importante acertar con el tallaje.



2.- Un alzacuellos

En la moto, el aire y el viento se notan especialmente. Aún con el casco y la chaqueta puestas, hay momentos en los que el cuello queda al desnudo.

Proteger esta parte del cuerpo te puede evitar algún que otro disgusto en forma de resfriado. También te ayudará a que se reduzca el sonido ambiente que se escucha dentro del casco.

En las tiendas de deporte se pueden encontrar con acabados textil de mayor o menor abrigo, pero adquirir uno específico de moto es más recomendable. Incorporan una mascarilla que reduce la exposición a la contaminación. Lo recomendable, al igual que los guantes, es tener uno de algodón para el tiempo de verano y otro de acabado polar o térmico para el invierno.



3.- Estuche de herramientas

Los scooters, al igual que todas las motos, incorporan un pequeño estuche de herramientas desde el momento de la compra. Mantenerlo en la moto puede ser útil en cualquier circunstancia del día a día.

Si tu moto tiene amortiguador trasero ajustable, en este estuche podrás encontrar la herramienta específica para graduarlo. Sin duda, la herramienta que más se utiliza es el destornillador.



4.- Paño de microfibras

Llevar un pequeño paño siempre es útil. Puede ser utilizado para limpiar el polen y las hojas que desprenden los árboles o, en última instancia, para secar la barilla del aceite en alguna de las comprobaciones periódicas.

Es importante que se renueve o se lave con cierta periodicidad, ya que, de no ser así, su uso irá perdiendo eficacia poco a poco.

5.- Pantalón de lluvia

Un pantalón impermeable te puede salvar en un día en el que la lluvia te sorprenda. Además, es un elemento útil en otras circunstancias. También puede funcionar como elemento aislante del frío y el viento en la época invernal.

Los productos específicos para moto vienen con su estuche incluido, lo que recoge el pantalón de una manera compacta y lo hace perfecto para ser guardado.



6.- Dinero en efectivo

Junto a la documentación del vehículo es recomendable llevar dinero en efectivo. Puede ser la clave en las situaciones límite. Tener algo de efectivo para poder echar gasolina siempre es una garantía.

Un billete de cinco o diez euros es suficiente para, llegado el caso, poder seguir ruta unos cuantos kilómetros. Has de tener en cuenta que el pago con tarjeta de crédito, que en las grandes ciudades está estandarizado, puede ser algo menos típico en los lugares más recónditos.

7.- Una mochila de tiras

Una mochila de tiras ocupa muy poco en el hueco bajo el asiento de un scooter. Al ir de compras, hacer deporte, o ir al trabajo, hay veces que es necesario llevar algún que otro objeto de más.

Para esos días en los que la capacidad de la moto no es suficiente, utilizar esta mochila como lugar de almacenamiento extra es una solución interesante.

8.- Un cubre asiento

En días de lluvia, o en los momentos en los que se deja el scooter justo debajo de un árbol, cubrir el asiento con un forro de plástico – puede utilizarse una bolsa de plástico abierta o una de basura de gran formato- puede evitar alguna que otra sorpresa. Las marcas venden fundas específicas, y hacerse con una es aconsejable. Tienen una tira de goma elástica que se ajusta perfectamente al asiento.

Encontrar el asiento limpio o seco es también una garantía de seguridad y confort en la conducción.



9.- Un antirrobo

Un scooter es un vehículo apetecible para los amigos de lo ajeno. Sus buenas cifras de venta unidos a un mercado de ocasión muy volátil, hacen que el robo de este tipo de motos sea alto.

Llevar un antirrobo, ya sea de tipo cadena o de pinza de freno, es un buen complemento a utilizar siempre que se deje estacionado el scooter en la calle.



10.- Una powerbank

Es un complemento que, si tu scooter tiene conector de carga de mechero o USB, no te hará falta. Se trata de llevar en la moto una batería portátil para dispositivos tecnológicos.

Un smartphone medio tiene una batería de entre 3.000 y 4.000 mAh. Hay powerbank de distintas capacidades, y una cifra correcta puede ser la de 10.000 mAh. En el mercado hay infinidad de marcas y precios. Es importante acordarse de recargarla periódicamente.

 


0
Nuestros vídeos en

Las 10 principales novedaes de 2018
Estas son las mejores novedades desveladas en el pasado Salón de Milán

Especial MotoGP