Comparativa 125 cc: Honda SH 125i Scoopy vs Honda SH 125 Mode

Comentar Publicado el miércoles 23 de julio de 2014
Comparativa 125 cc: Honda SH 125i Scoopy vs Honda SH 125 Mode

El Scoopy ha sido durante muchos años "el rey" de los rueda alta. Cada vez más sofisticado, elegante y "caro", para Honda ha llegado el momento de volver a los orígenes de este emblemático scooter con una versión más económica y utilitaria

Probar el nuevo Honda SH 125 Mode ha sido, en cierta forma, como recordar tiempos pasados. Si echas la memoria atrás y tienes los suficientes años, quizá recuerdas las primeras versiones del Honda Scoopy, con motor de dos tiempos, ruedas de radios y una estética que no no buscaba ser un scooter "de gama alta". Era, simplemente, un magnífico scooter de diario, robusto y fiable, cómodo de usar y con una mejora en comportamiento importante sobre los scooter convecionales con ruedas de 10" de aquella época.

Así vemos el Honda Scoopy y el Honda SH Mode

Son dos scooter muy similares. El Scoopy es un gran scooter ciudadano, ágil, muy cómodo y suave, y el Mode, algo más ágil y "ratonero", es menos fino de funcionamiento, aunque igualmente práctico en ciudad. En la carretera es el Scoopy, algo más polivalente, el que mejor va de los dos: unas prestaciones superiores, unas ruedas más grandes y su mayor finura general le otorgan este puesto. Comparten motor eSP, que les otorga unos consumos similares y prácticamente de récord de su categoría. En confort y comodidad de marcha vuelve a ser el Scoopy el vencedor: mejor asiento, mejores frenos y más espacio son sus ventajas. El equipamiento es similar, con un cuadro algo mejor en el Scoopy; igual ocurre con la capacidad de carga, prácticamente la misma salvo por la pequeña guantera que monta el Scoopy.

 

Aquel invento, mitad scooter por su carrocería, mitad moto por sus ruedas altas, caló muy pronto. Estable, resultaba más cómodo y agradable, sobre todo a los que estaban acostumbrados a las motos-motos. Así nació su éxito. Y con ese éxito llegaron nuevas versiones, cada vez más sofisticadas, elegantes y, claro, más caras. Se  perdía así algo de la esencia de aquellos primeros Scoopy.

El Honda Scoopy actual tiene poco que ver con aquellos. Un scooter elegante, de líneas atractivas y modernas, muy bien acabado y con el motor eSP, el más adelantado en tecnología del gigante japonés. Es uno de los líderes de ventas en toda Europa desde hace muchos años. Pero todas estas ventajas hay que pagarlas. Además, su carrocería ha crecido. Es un scooter mucho más grande que las primeras (y las segundas) versiones de Scoopy. No ha perdido con ello demasiada agilidad en ciudad y, sin embargo, sí ha ganado comportamiento en carretera. Sin embargo, lo cierto es que aquellos viejos Scoopy eran más ágiles, más baratos y suficientes cuando de lo que se trata es de no salir de la ciudad.

Justo eso es lo que quiere ser el nuevo Honda Mode: más pequeño, más ágil y más barato. Más que suficiente en ciudad y un poco más justo en carretera, aunque sin el tacto de "scooter de lujo" del Scoopy.

Obviamente, llevando los logos de Honda encima, jamás podrás decir que es un scooter que tiene mal tacto. Emplea la misma mecánica que el Scoopy, el motor eSP que estrenaron en el PCX y que incorpora el sistema de arranque/parada automático. Unas ruedas más pequeñas, con la trasera de 14", con un sólo amortiguador lateral y un freno de tambor detrás parecen los únicos cambios del Mode solo respecto al Scoopy. Pero si te fijas bien, y más cuando los tienes juntos, no hay dos piezas iguales (salvo el motor) en ambos scooter. Faro, escudo anterior, placas laterales, manillar€ todo tiene un aire de familia, son muy parecidos. Pero las diferencias son evidentes. Y más cuando los enfrentas.

En el Scoopy se respira lujo. El tacto de los mandos, el cuadro, los acabados€ es distinto al Mode. Pero éste también es un Honda. Está bien acabado y también denota calidad. Pero los mandos, las ruedas más estrechas, el único amortiguador trasero o el freno de tambor no consiguen igualar la sensación de perfección del Scoopy. Sin embargo, por su parte, entre coches en ciudad, un asiento más bajo y una mayor sensación de ligereza te convencen: el Mode es un ciudadano ejemplar. Menos sofisticado que su hermano, sí, pero más ágil en el día a día. Y eso también debes valorarlo.

HONDA SH 125i SCOOPY EN MARCHA

El Scoopy es, ante todo, suavidad. Comparado con el Mode, los tres puntos que más diferencias se aprecian son su tamaño, sustancialmente más grande, su suavidad de marcha y sus mejores frenos. El motor es el mismo, aunque los desarrollos de transmisión finales son distintos. 

Subirte al Honda Scoopy es fácil. Es más alto de asiento que su rival en esta comparativa, pero la plataforma plana, el buen diseño ergonómico de toda la carrocería y una altura de asiento muy contenida hacen que sea sencillo moverlo en parado tanto desde el asiento como sujetándolo desde un lado. A esto último ayudan mucho las asas laterales que conforman el transportín en la parte trasera.

En marcha es muy suave, fácil de llevar y muy cómodo. El asiento tiene un buen mullido y hay mucho sitio para las piernas y los pies. Los mandos están en buena posición y llama la atención, si estas acostumbrado a otras motos, que intermitentes y claxon tengan su lugar cambiado. Esto responde a un estudio realizado por Honda que concluía que esta posición es más lógica. Pero lo cierto es que pegas algún pitido que otro a destiempo cuando quieres poner o quitar la intermitencia. Es cuestión de acostumbrarse.

En ciudad es un fantástico scooter gracias a esa facilidad de uso sumada a una anchura muy contenida y a la buena respuesta del motor eSP. El sistema de arranque/parada automático que incorpora ayuda a conseguir, además, unos consumos realmente contenidos sin dejar de resultar agradable: cuando te detienes más de tres segundos el motor se para y con sólo abrir un poco de gas, de forma instantánea, vuelve a arrancar, sin tiempos de espera ni los giros típicos de los motores de arranque normales.

En carretera no está en su mejor medio. La ausencia de protección aerodinámica es total, no sólo por la falta de cúpula, sino también por lo estrecho del escudo, algo, por otra parte, positivo para rodar entre coches en la urbe. Su velocidad punta es superior al Mode, por lo que en estas circunstancias es bastante mejor. Pero su mayor virtud es su comportamiento: las ruedas de 16", con cubiertas de calidad y unas suspensiones no muy duras, pero suficientemente sport, hacen que en curvas o rotondas sea un scooter divertido, fácil de tumbar y que transmite bien el agarre disponible.

CARACTERÍSTICAS DEL HONDA SH 125i SCOOPY 

MOTOR


Mismo motor en ambos contendientes, con un desarrollo algo más largo en el Scoopy. Entrega 11,6 CV a 8.500 rpm y 11Nm a 6.500 rpm, un poco más que lo declarado en el Mode. 



EQUIPAMIENTO

No hay un equipamiento de lujo en el Scoopy, pero tampoco falta nada importante. El cuadro es algo más completo que en el Mode, ya que aquí sí hay aguja de temperatura. Lleva caballete central y pata lateral, los reposapiés del pasajero son algo mejores y otros detalles también marcan algo de diferencia con el Mode.

CARGA

Han pasado varias generaciones de Scoopy hasta llegar a este, el primero en el que se puede meter un casco integral bajo el asiento. Se complementa además con una práctica guantera frontal que se abre pulsando sobre la tapa. Si necesitas más capacidad de carga puedes pedir la versión Top Box, que viene con un baúl sobre el transportan o bien ponerle ese top case después. Viene preparado para ello.

CONFORT

Buen asiento, buena disposición de mandos y un scooter bien diseñado. Pero en este punto lo que más llama la atención del Scoopy es la facilidad que otorga para subirte y bajarte el suelo plano. Hay mucho espacio para pasar los pies y el hecho de no tener túnel del chasis en esta zona lo hace muy cómodo.

PARTE CICLO


Un chasis en tubo de acero, suficientemente rígido para que no haya ningún tipo de flexión apreciable (algo frecuente en scooter con suelo plano), buenas suspensiones y ruedas de 16". Por eso su buen comportamiento. En frenos, el Scoopy puede llevar ABS en opción, con sistema combinado CBS de serie.


HONDA SH 125 MODE EN MARCHA

El Honda Mode no es un Scoopy. Se parece en sus líneas y en su mecánica, pero no lo es, a pesar de la sensación que te haya dado al verlo en fotos. Y esa certeza de que no son iguales es mayor cuando te subes a él. Es mucho más pequeño, más ligero y, por tanto, todavía más fácil de mover. Tanto en parado como a baja velocidad.

Es un scooter algo más barato, pero no mucho menos equipado. Y ese ahorro, lógicamente, se tiene que notar. Se aprecia en detalles como el freno trasero de tambor, las ruedas, no sólo más pequeñas, sino con cubiertas de menor calidad de serie. Y estos dos detalles tiene su influencia en la forma de andar del Mode: los frenos no tienen el tacto firme y progresivo del Scoopy, sobre todo el trasero, algo flojo de maneta. Pero sólo es cuestión de tacto: los muchos kilos de menos del Mode que en el Scoopy se paran bien con este equipo de frenos.

En ciudad, esos kilos, la menor distancia al suelo desde el asiento y una carrocería, en general, más compacta, tienen su premio: si el Scoopy es un buen scooter ciudadano, el Mode lo es tanto o mejor. Cierto, es menos fino de funcionamiento, pero cambia esa finura por una mayor agilidad. En la carretera, sin embargo, el Mode no es capaz de seguir el ritmo del Scoopy. El grande, a pesar de su peso y de tener prácticamente la misma potencia, anda más, es más noble en curvas y sigue siendo más suave y agradable de llevar. La rueda trasera de 14", unas cubiertas más estrechas, la falta de uno de los amortiguadores traseros e incluso el uso de neumáticos de inferior calidad son todos ellos factores que inciden más en su comportamiento en carretera que en ciudad, lo que indica, además, que sus diseñadores tenían claro cuál es el uso al que se debe dirigir el Mode: fundamentalmente urbano. De hecho, también en las aceleraciones cortas, algo importante en ciudad, es algo más rápido que el Scoopy.

CARACTERÍSTICAS DEL HONDA SH 125 MODE


MOTOR

Es el mismo motor que emplea el Scoopy y también el PCX. Es el motor eSP, que además del sistema "Idle Stop" emplea técnicas avanzadas para conseguir un menor consumo como un cilindro descentrado, balancines sobre agujas, inyección PGM Fi o radiador lateral para un menor peso.Se declaran, en este caso, 11,2 CV a 8.500 rpm y 
12 Nm a 5.000 rpm.

EQUIPAMIENTO


No es un scooter con un equipamiento de lujo, pero, al igual que con el Scoopy, tampoco hechas en falta nada importante, salvo un reloj de temperatura del motor. Destaca sobre todo su sistema de arranque y parada del motor, desconectable desde el manillar.


CONFORT

Es cómodo, aunque no tanto como el Scoopy. El asiento es bueno y los mandos están en buena posición, pero en este caso el menor tamaño general hace que tengas una sensación de "menos moto", que se traduce en una menor comodidad si pasas tiempo sobre él. Pero si hablamos de lo cómodo que resulta en ciudad, a la hora de moverte, bajarte y volver a subir, gana muchos enteros.

CARGA


El hueco bajo el asiento es similar al del Scoopy y también cabe un casco integral. El transportín trasero es bastante más pequeño y no hay guantera frontal en este caso. Eso si, la plataforma plana del suelo sirve, en ambos casos, para llevar algo entre los pies.

PARTE CICLO

La parte ciclo también se basa en un chasis de tubo de acero. Al igual que en el caso del Scoopy, el Mode es suficientemente rígido y no flexa en ningún caso a pesar de su plataforma plana. Un solo amortiguador trasero tampoco influye demasiado en esto y cumple su función eficazmente. Sólo el tacto del freno trasero no está plenamente conseguido.
 


0

Scooter 125

Cómo limpiar a fondo tu moto o scooter

No sólo es una cuestión de apariencia. Limpiar la moto adecuadamente es obligatorio para un...

Los scooter 125 cc más rápidos del mercado

Los scooter 125 cc más rápidos del mercado

Uno de los aspectos que más interesa a la hora de comprar un scooter nuevo de 125 cc es su...

10 razones para no abandonar el scooter en invierno

10 razones para no abandonar el scooter en invierno

Conducir un scooter en invierno no es siempre agradable, sobre todo por dos razones: llueve y hace...

Los scooter 125 cc más rápidos del mercado

Los scooter 125 cc más rápidos del mercado

La velocidad máxima de un scooter de 125 cc es un aspecto muy importante para decidir la compra de...

Motos Custom

Las 8 mejores motos custom 125
Las 8 mejores motos custom 125

Las 8 mejores motos custom 125

La estética custom y retro está mas de moda que nunca y las motos 125cc son una gran opción para...

Esto es Drag Style

Esto es Drag Style

Hola amigos. Tengo una Harley-Davidson Sportster 1200 R de 2005 que, desgraciadamente, uso muy...

Subastada la moto que diseñó Wayne Rooney

Subastada la moto que diseñó Wayne Rooney

La custom, Lauge Jansen, que fue diseñada por el delantero del Manchester United, ha alcanzado un...

La Harley-Davidson que sobrevivió al tsunami japonés

La Harley-Davidson que sobrevivió al tsunami japonés

El Harley-Davidson Museum expone la moto del japonés Ikuo Yokoyama, modelo que navegó durante más...

Nuestros vídeos en

Las 10 principales novedaes de 2018
Estas son las mejores novedades desveladas en el pasado Salón de Milán

Especial MotoGP