Scooter 125 Un «retro» de estética muy lograda, carrocería de chapa y mecánica de utilitario.

Lambretta LN 125

Hace un par de años que la marca italiana intenta renacer. Ahora, con esta LN 125, tiene un producto muy convincente para aquéllos que quieran un scooter de aspecto clásico, original y práctico. La Vespa ya no está sola.Hay muchos scooters estilo retro. Casi todas las marcas lo han intentado en algún momento, pero es evidente que la referencia es Piaggio con su insignia Vespa.Sigue siendo el único scooter con carrocería autoportante de chapa de acero, una característica que las Vespa modernas, automáticas y de 4T, quisieron conservar de cuando eran de 2T, motor lateral y marchas al puño.

Publicado el martes 01 de mayo de 2012

En épocas pasadas, sólo un rival pudo inquietarles un poco y fue Lambretta, el scooter de Innocenti que, también con carrocería de acero (aunque con un tubo central que hacía de chasis), sistema de cambio similar y motor central, fue la competencia que más se aproximó en éxito a la imbatible Vespa.Ahora vuelven a intentarlo, aunque la marca ya no es propiedad del mismo grupo industrial.Con nuevos propietarios y acuerdos con China para el montaje y con la taiwanesa SYM para los motores, las nuevas Lambretta quieren, otra vez, un trozo del pastel que actualmente tiene Vespa casi en exclusiva, con permiso de otros fabricantes de scooters «retro».


Para ello, en un chasis tubular de acero se ha acoplado un motor muy similar al del SYM Orbit, de refrigeración por aire y carburador, y se ha recubierto todo con una carrocería en chapa de acero, sistema muy similar al que ya empleaban las antiguas Lambretta.

El resultado es un scooter muy llamativo, que no deja indiferente al que lo ve, ya que se acerca más a la estética de los scooters de los '60 que cualquier otro modelo moderno, de prestaciones suficientes, muy ágil, con buen radio de giro y con una utilización fácil y cómoda.

Es el primer intento de la marca y, con este condicionante, el resultado es muy bueno.

Hay aspectos a mejorar, no cabe duda, pero ninguna de ellas hace sombra sobre las bondades de esta nueva Lambretta.

Vendrán más cilindradas y modelos en los años venideros, y seguro que tienen buena aceptación, ya que por ahora, y tras probar la 125, nos llevamos una buena sensación.

Lo mejor
· Estética muy lograda, cercana al original de los -60

· Mecánica conocida, robusta y fiable

· Agilidad en ciudad, estrecha, bajita y con radio de giro muy cerrado
Mejoraría con...
· Ajustes de suspensiones, ahora son un poco blandas y rebotonas

· Tacto de frenos mejorable.Frena bien, pero el tacto del tambor trasero flaquea

· Motor más moderno con inyección, agua y unos 12 CV, sería difícil de batir.
En marcha
Llama la atención desde que la ves en parado, pero el Lambretta es también un gran ciudadano. Con mecánica de scooter básico, pesa poco más o menos que uno de ellos.

Con ruedas de 12- en ambos trenes resulta muy ágil y es capaz de girar en un pasillo estrecho. Acelera bien entre semáforos y pasa sin problemas entre los coches.

Los frenos son potentes, con buen tacto el delantero y algo peor el trasero, encomendado a un tambor, pero de respuesta aceptable.

Son las suspensiones las que requerirán, en próximas versiones, de reajustes: resultan blandas para sujetar con firmeza en las curvas, pero al tiempo resultan rebotonas y secas sobre suelos bacheados.

En carretera es capaz de alcanzar los 101 km/h y a esa velocidad no presenta problemas de estabilidad ni requiere mayor protección aerodinámica.

Sí resulta llamativa la exactitud del cuentakilómetros: aunque todos los vehículos tienen un error de entre un 5% y un 7%, el Lambretta marca con exactitud su velocidad.
Con pasajero


Es un scooter bastante ligero y con un motor un poco justo, por lo que tanto las prestaciones como la direccionalidad se resienten con un pasajero.

Pero desde el punto de vista de éste no hay problema: el asiento es mullido y suficientemente grande, y los reposapiés desplegables quedan en una posición cómoda.

Nuestra unidad tenía montada el asa cromada alrededor del asiento trasero, una opción (no de serie) que, además de resultar funcional a la hora de maniobrar, sirve para el pasajero. Y queda bien.
Gama de colores


Pinturas bitono, con fondos blanco o crema y sobre él rojo, azul, verde o amarillo y asiento marrón o negro. Todas las terminaciones resultan muy «sesenteras».


Rivales
Vespa LX 125 ie

La Vespa de carrocería pequeña es tan manejable y ligera como el Lambretta, pero algo más potente, aunque también está mucho más vista.
Vespa LX 125 ie Touring

Portabultos delantero y trasero más pantalla elevada dan un toque «retro» aún más auténtico en este modelo frente a la versión estándar.
Vespa LXV 125

Pura esencia clásica en el catálogo Vespa, con faro independiente del manillar y asiento dividido en dos.
Vespa GTS 125 S ie

Segunda carrocería para la Vespa, en este caso con más potencia gracias a su motor de agua e inyección. Incorpora disco trasero.
Vespa GTS 125 ie SuperSport


Añade un toque deportivo frente a la GTS básica con colores exclusivos y el anagrama «SuperSport» en los laterales de sus fibras.
Vespa PX 125

La auténtica Vespa de toda la vida, con motor de 2T y cambio de cuatro marchas accesible desde el puño izquierdo.

Cómo es Lambretta ln 125


La lograda estética «años 60» se mezcla en detalles tan modernos como los intermitentes de leds integrados en el manillar. Un scooter elegante y atractivo.

El cuadro, de tres esferas, es simple y bien legible. El voltímetro no tiene mucho sentido, salvo que esté «guardando el sitio» a un reloj de temperatura para una eventual versión de agua.

El motor es un SYM de carburación y refrigerado por aire, muy básico y con la potencia justa para resultar un buen scooter ciudadano.

Viene con la tapa de transmisión «firmada» por Lambretta.

Detalle interesante son los puños, con la marca grabada. Los interruptores de luces y demás son los mismos que emplea Piaggio en sus Vespa.

El asiento se abre eléctricamente desde aquí.

Los reposapiés cambiarán en series siguientes, según nos dice el importador. Los actuales se extraen tirando con el dedo, después serán automáticos.

Motor

El motor, de origen SYM, es bastante simple. De aire y carburación, entrega 8,8 CV. Silencioso y suave de funcionamiento, es suficiente para sus poco más de 100 kg.
Equipamiento


No es un scooter especialmente bien equipado. Como buen «retro», sus diseñadores han empleado más esfuerzos en su apariencia que no en sus «juguetes».

Aún así, dentro de su categoría puede considerarse «de lujo»: detalles como la apertura eléctrica del asiento desde el manillar o el cortacorrientes escondido en el hueco no son normales entre su competencia.
Carga

Para mantener la línea de las Lambretta de los años 60, hay que aceptar ciertas limitaciones.

El hueco bajo el asiento es muy justo para un jet. Eso sí, hay un gancho en la columna de dirección para llevar bolsas.
Confort


Es un scooter cómodo, con buen asiento y una posición de conducción bien diseñada.

El suelo permite poner los pies donde quieras, ya que es amplio y, aunque no es plano, sólo hay un resalto de pocos centímetros en el centro.

Pocas vibraciones llegan al piloto y el sonido también tiene un volumen muy aceptable, por lo que moverse con el Lambretta es agradable.
Parte ciclo


Poco que destacar en el aspecto ciclo, salvo su original estructura: presume de ser un scooter de chapa, como las Vespa, pero como ya ocurría con las Lambretta antiguas, la carrocería de chapa no es autoportante, sino que bajo ella hay una estructura tubular, en este caso muy similar a la de cualquier otro scooter actual.
Así lo vemos


No es un scooter rápido, supera los 100 km/h raspados y eso en carretera es un poco justo hoy día.

Sin embargo, sí acelera bien en ciudad y es muy manejable, con mucho radio de giro.

Sumado a un innegable estilo, es en este ambiente donde se siente mejor. El pasajero es cuidado con esmero, y destaca la comodidad del piloto: el suelo casi plano, un buen asiento y una posición de conducción agradable, hace que sea un scooter muy confortable.

En equipamiento, para su espíritu utilitario destaca el cortacorrientes y la apertura eléctrica del asiento.

Bajo él cabe un casco jet: tendrás que conformarte con el gancho portabolsas, porque tampoco hay guantera.


Datos Oficiales Rivales



 

Vespa LX

Vespa LX  Touring

Vespa LXV

Vespa PX

Vespa GTS

Vespa GTS SuperSport

Peso decl.

110 kg

n.d.

97 kg

n.d.

n.d.

 

Alt. asiento

785 mm

810 mm

790 mm

 

 

 

Freno del/tras

D./T.

D./D.

 

 

 

 

Depósito

8,2 l.

8 l.

9,5 l.

9,2 l.

 

 

Precio

3.06 -

3.31 -

3.47 -

3.16 -

3.98 -

4.18 -

Datos Oficiales
Ficha técnica



Lambretta ln 125

Motor

4T, 1 cil., aire

Cilindrada

124,6 cc

Alimentación

Carburación

Distribución

2 válvulas

Suspensión del.

Horquilla telescópica

Suspensión tras.

2 amortiguadores

Freno del./tras.

D./ T.

Frenada comb.

No

Neumático del.

110/70-12

Neumático tras.

120/70-12

Long. máxima

1.930 mm

Dist. entre ejes

1.380 mm

Altura del asiento

n.d.

Cap. depósito

6 l.

Peso declarado

107 kg

Precio

3.19 -(3.295 - bicolor)
Equipamiento


Lambretta ln 125

Indicador nivel gasolina

-

Indicador temperatura

 

Toma de corriente

 

Inmovilizador elect.

-

Guantera

 

Portabultos

 

Respaldo piloto

 

Reloj digital

-

Suelo plano

 

Doble óptica/halóg.

 

Ilum. hueco casco

 

1 casco

-

2 cascos

 

1 jet

-

Opción ABS

 

 
Toma de datos


Lambretta ln 125

Prestaciones

0-50 m

5,00 seg

0-100 m

7,75 seg

0-200 m

12,23 seg

0-400 m

20,30 seg

0-1.000 m

39,73 seg

0-40 km/h

4,18 seg

0-100 km/h

44,93 seg

Velocidad máx.

101 km/h

Peso

Lleno

113,75 kg

Reparto del./ tras.

37,4%/62,6%


 




Especial MotoGP
0