MXGP Turquía: carrera de aprendizaje para la Selección femenina de Motocross

mxgp-femenino-turquia
MXGP Turquía: carrera de aprendizaje para la Selección femenina de Motocross
Nicolás Merino
Nicolás Merino
Daniela Guillén y Gabriela Seisdedos se enfrentaron a una de las pruebas más duras en el circuito de Afyonkarahisar.

La octava prueba del Campeonato del Mundo de Motocross se celebró el pasado fin de semana en Afyonkarahisar, Turquía. El domingo fue el turno para las categorías MXGP y MX2 donde compitieron los españoles Jorge Prado, Rubén Fernández y Gerard Congost pero el sábado fue el turno de Daniela Guillén y Gabriela Seisdedos.

En Turquía se enfrentaron a la tercera cita mundialista de este 2021 y fue, probablemente, la carrera más complicada para ellas. El parón veraniego y no haber rodado antes en este circuito, les pusieron las cosas difíciles.

Las caídas fueron determinantes para las dos. Daniela se cayó en la primera manga y tuvo que remontar posiciones hasta ver la bandera a cuadros duodécima. La segunda manga sin caídas, Guillén terminó octava. “Me ha costado hacerme al circuito. Es como un terreno falso, parece que te agarras, pero luego te vas. En la primera manga cuando me he chocado, he tardado como 30 segundos en levantarme, y he conseguido remontar después al puesto 12. La segunda manga me ha ido mejor, he quedado en octava posición”, explicaba Guillén

mxgp-femenino-turquia

Por su parte, Gabriela ya se fue al suelo en los libres y, aunque una de las veces la caída fue bastante fuerte, se repuso para salir a los cronos y a las dos mangas. “Las salidas de ambas mangas no han sido muy buenas, pero a pesar de ello, en las primeras vueltas he podido remontar varias posiciones. Cuesta mucho pasar a otras pilotos, si cometes un fallo y te pasan es complicado recuperar puestos. Es un circuito muy complicado -no tanto por el trazado- sino por las condiciones: engaña, porque parece duro, pero luego hay roderas muy grandes y profundas, y el terreno va cambiando”, sentenció la madrileña.

Ambas coincidieron en lo complicado del circuito porque, aunque parece duro, hay roderas muy grandes y profundas y el terreno va cambiando. Ahora que ya lo conocen, la próxima prueba, que es solo dentro de dos días, irán con la lección aprendida. El martes las pilotos de la RFME volverán a rodar en Afyonkarahisar, en la cuarta prueba del Mundial, donde todos los aprendizajes de este sábado serán clave para afrontar la carrera con toda la ilusión y la pasión que caracteriza a la Selección Española Femenina de Motocross.

 

0 Comentarios