El subcampeón del mundo de 125 cc se embarca, junto a Jesús Calleja, en una expedición que le llevará a cruzar la Patagonia de sur a norte.

Nico Terol, aventurero en la Patagonia

terol 2
Nico Terol, aventurero en la Patagonia
Formulamoto
Formulamoto


terol

El piloto Bancaja Aspar, Nico Terol, ya ha partido de su residencia habitual, Bocairente, hacia una aventura inédita para él. Ha embarcado desde el Aeropuerto de Alicante hacia el de Barajas. En Madrid se unirá a su amigo, el montañero Jesús Calleja, presentador del programa de televisión Desafío Extremo, y al resto del equipo que conforma la expedición (Emilio Valdés, cámara, y Enrique Calleja). De Madrid pondrán rumbo a Buenos Aires, y acto seguido a Calafate. El último destino en este viaje, y punto de partida de la aventura glaciar, será el Perito Moreno.

Nico Terol se enfrentará en las próximas dos semanas a la tercera extensión de hielo continental más grande del mundo (únicamente superada por la Antártida y Groenlandia). El objetivo es recorrer el Campo de Hielo Patagónico Sur de sur a norte, hasta llegar a un monte de casi 3000 metros de altura: el Cerro Gorra Blanca (una cima de hielo y nieve situada en la frontera entre Chile y Argentina). El piloto Bancaja Aspar, alejado por esta vez de las motos, se encontrará ante un desafío equiparable al de pilotar su montura de 125 al límite de sus posibilidades. En los próximos quince días vivirá temperaturas y vientos extremos, y momentos duros, que se verán compensados con la visión de glaciares inmensos, y una de las cordilleras más bellas del mundo: el Circo de los Altares.

Nico Terol: «Esta madrugada comienza la aventura con Jesús Calleja, me hace muchísima ilusión. Ahora es el mejor momento para hacer este tipo de cosas, porque estamos en un período vacacional. Me encantan los retos, creo que sufrir el frío, y estar perdido en mitad de la Patagonia me va a servir para recargar pilas de cara al 2011. Seguro que Jesús tiene alguna sorpresita preparada, porque es un aventurero, pero intentaré estar a la altura. Siempre me ha encantado la montaña, y aunque nunca había hecho nada tan extremo creo que se me va a dar bien. Tengo muchas ganas de patear los glaciares y ver cómo respondo a las temperaturas extremas. Seguro que en algún momento desearé haberme quedado en casa, pero va a ser un desafío precioso«.