Asegurando que "el riesgo de radiación es insignificante" la Federación Internacional de Motociclismo ha decidido que sí se dispute la prueba en el circuito nipón. La carrerá tendrá lugar el 2 de octubre y ahora falta saber la reacción de los pilotos que, hasta hoy, eran reacios a viajar a Japón.

La FIM anuncia que sí se correrá en Japón

Motegui
La FIM anuncia que sí se correrá en Japón
Formulamoto
Formulamoto


Motegui

Tras informes y más informes positivos respecto a los niveles de radiación en el circuito de Motegui, la FIM y Dorna han decidido que los pilotos de las tres categorías del Mundial de Moto GP viajen a Japón para disputar la decimoquinta prueba del Campeonato.

El GP de Japón era la tercera cita en el calendario del campeonato y estaba programada para el próximo 24 de abril en el circuito de Motegi, pero el desastre de Fukushima provocó la suspensión hasta el 2 de octubre. El circuito de Motegi, situado a 125 kilómetros de la central nuclear, sufrió daños por el seísmo, pero ahora parece estar preparado para albergar las carreras de la mejjor competición de motos del mundo.

El asunto traerá cola y es que muchos de los pilotos de la categoría reina, como Lorenzo o Stoner, ya dijeron que no iban a viajar a Japón pese a que se hiciese oficial el anuncio de ir al país nipón. A partir de hoy, que ya se ha hecho oficial, habrá que esperar las respuestas de todos los pilotos del paddock y ver como evoluciona esta noticia.

La FIM no ha cedido a estas peticiones y ha confirmado a través de un comunicado que se disputará la cita japonesa porque «el riesgo de radiación durante el evento es insignificante«, de forma que «la carrera se celebrará el 2 de octubre tal y como está planeado«.

Además han añadido que «La agencia ARPA, encargada de realizar el informe de la situación ha medido los niveles de radiación en todos los aspectos, como el aire, el ambiente y la comida«, explicó la Federación Internacional, que «a finales de esta semana» dará a conocer el informe completo en el que ha basado su decisión.

Hay que recordar que el año pasado ya tuvo que ser aplazado el Gran Premio de Japón por la nube de ceniza que no permitió a los equipos y pilotos viajar al país nipón. Como en esta ocasión, el Gran Premio de Japón se disputó en octubre con una mal recuerdo para Dani Pedrosa que se fracturó la clavícula.