Michael Schumacher, piloto de oro

Publicado el viernes 15 de febrero de 2019
Michael Schumacher, piloto de oro

La fórmula 1 sigue conteniendo el aliento cuando piensa en la situación por la que está pasando desde hace cinco años Michael Schumacher. El "Káiser" continúa en estado vegetativo, según las escasas informaciones al respecto, desde aquel fatídico 29 de diciembre de 2013, donde sufrió ese trágico accidente por todos conocidos, mientras esquiaba en la estación francesa de Meribel en los Alpes franceses.

Probablemente el mejor piloto de la historia de fórmula 1, aumentó ahí su leyenda ya que en la concepción humana parece valorarse más a cualquier persona cuando sufre un trágico suceso o afronta una mala noticia. Aunque lo cierto es que la llama del alemán sigue más encendida que nunca en la mente de todos los fanáticos del deporte.



No es para menos, si repasamos su trayectoria profesional desde sus inicios en 1991 pilotando un Jordan. Después, con su fichaje con Benetton, se empezaría a escribir la historia dorada del bávaro en el "Gran Circo". Con este equipo con solera "Schumi" obtuvo 19 victorias y se alzó con dos campeonatos mundiales, lo que propició su salto a Ferrari, escudería donde el gran público recuerda más al alemán.

Cinco campeonatos consecutivos del año 2000 al 2004, hacían que el mito alemán siguiera creciendo y atemorizando a sus rivales con el gran nivel de pilotaje mostrado durante un largo periodo de tiempo. Aún tuvo tiempo para obtener una nueva corona, antes de anunciar su retirada y poder ser considerado como uno de los mejores pilotos nunca antes visto en un circuito de carreras.

Todos los aficionados de la competición automovilista por excelencia, sin duda, tienen en su memoria momentos puntuales en los que el alemán no dejó indiferente a nadie, brindando instantes para el recuerdo con enfrentamientos y duelos que ya forman parte de la historia del "Gran Circo".



Su incorporación a Ferrari, la obtención de su sexto campeonato del mundo, sus enfrentamientos con Alonso o Hill, su paso por Benetton, así como el momento de su retirada, son algunos de estos ejemplos que hacen que en el seno de la fórmula 1 se tenga un especial cariño y admiración por el "káiser".

El mundo del deporte continúa en vilo por el estado de Schumacher. El secretismo con el que se lleva el asunto por parte del círculo más cercano del alemán, no hace, sino que acrecentar más, si cabe, las especulaciones acerca del estado actual de recuperación del piloto. Sin duda, está librando la batalla más difícil de su vida. El esfuerzo demostrado en las pistas y su sacrificio debe llevarlo ahora al plano personal, para sacar fuerzas de donde apenas no queden para recuperarse y así poder ver de nuevo la eterna sonrisa de, probablemente, el mejor automovilista de la historia.

Schumacher ganará esta batalla, al menos es lo que todos deseamos, y volveremos a verlo comentando las acciones realizadas a mando de su bólido adelantando a todos sus oponentes y dejando pilotajes para el recuerdo.

Especial MotoGP2020
0