Jorge Prado logra un doblete en Assen y roza el título de MX2

Publicado el lunes 17 de septiembre de 2018
Jorge Prado logra un doblete en Assen y roza el título de MX2

El piloto español ganó las dos carreras del Gran Premio de Holanda de motocross MX2 y es el virtual campeón mundial, ya que a falta de una prueba por disputarse le bastaría solo con sumar cuatro puntos para cosechar su primer título de campeón del mundo.

En el circuito de Assen, sobre la espectacular pista que los organizadores construyen sobre la recta de meta, los boxes y el paddock del TT Motodrom, el chaval gallego volvió a tirar de talento y prolongó esa racha de éxitos que le acompaña desde que hace cuatro años se celebrara el primer gran premio en la catedral. Desde entonces Jorge Prado había conseguido todo tipo de heroicidades sobre las toneladas de arena que los militares holandeses esparcen en el asfalto de Assen; en 2015 se proclamó aquí Campeón de Europa de 125 c.c. (el más joven de la historia); en 2016 debutó en el Mundial de MX2 y tuteó a Herlings, siendo el único rookie que se sube al podio en su primera carrera; en 2017 hizo sonar el himno español en el mismo sitio donde lo han hecho Nieto, Aspar, Márquez y compañía. La racha no podía romperse y Jorge Prado ha vuelto a aprovecharse de su circuito talismán para dar un paso de gigante en su dorada trayectoria hacia el título.

La gran incognita era comprobar como el lucense afrontaba la tensión, ver si los nervios podían atenazarle o si su rival tenía algún plan para frenarle. Nada de nada. Como ha venido haciendo durante todo el año, Jorge se comportó como un veterano, estuvo tranquilo durante todo el fin de semana y exhibió un grado de confianza digno de alguien que es muy superior a sus rivales. Ya el sábado se desenvolvió como pez en el agua en la blanda arena de Assen, ganó la manga clasificatoria de manera aplastante y dejó los deberes bien hechos para el domingo. Ya en la primera manga, con la pole position y ese don magistral para salir como un cohete cuando cae la valla, Jorge marcó un nuevo holeshot. Durante las primeras vueltas se mostró cauteloso e incluso fue superado por el australiano Lawrence, pero rápidamente decidió marcar su ritmo para no desconcentrarse, pasó a liderar la manga y no lo dejó hasta que la bandera de cuadros se cruzó en su camino. El líder había hecho su trabajo a la perfección y, por si fuera poco, a su compañero y rival se le había atragantado la arena. Arrancó mal, se cayó a final de recta y tuvo que remontar desde las profundidades del pelotón hasta un insuficiente octavo puesto. La ventaja de Prado aumentaba en otros doce puntos y se situaba ya a 36 de su único contendiente.

En la segunda manga, el escenario volvía a ser el mismo, holeshot para el español, ritmo intratable desde el principio y los demás en fila detrás del líder. Vlaanderen fue segundo en esta manga por delante de las Husqvarna de Olsen y Covington, que acompañarían a Jorge en el podio. ¿Y Jonass?, sufriendo, desdibujado en la arena y volviendo a perder puntos; esta vez otros diez. El letón llegó a Holanda con la esperanza de reducir la ventaja de 24 puntos de Prado y se marcha con otros 22 de castigo, lo que, salvo milagro, le despide del título.

En la categoría de MXGP se cumplieron todos los pronósticos. El holandés Jeffrey Herlings estaba a tan solo un puñado de puntos de proclamarse Campeón del Mundo, pero ante el fervor de su público, el de KTM hizo una nueva demostración de poderío y como ha venido haciendo durante toda la temporada, humilló a sus rivales. Le bastó la primera manga para conseguir matemáticamente el título sin que nadie le pudiera toser. El rey de la arena se dio un festín y tan solo Cairoli osó seguirle durante las primeras vueltas. En la segunda manga incluso se permitió caerse, perder varias posiciones y volver a remontar hacia un nuevo doblete. De esta forma Herlings suma su cuarto título mundial, el primero en la clase de MXGP.

La última carrera del campeonato se celebrará el 30 de septiembre en el circuito italiano de Ímola, con un formato de pista artificial similar al de Assen, pero en lugar de arena será en terreno duro, con tierra compactada. Allí Jorge Prado acudirá arropado por cientos de fans que ya están preparando expediciones en autobús para celebrar lo que, si todo es normal, será la consecución del título del gallego. Para lograr el título mundial, Jorge Prado depende de si mismo y con quedar en la posición 16ª lo tendría todo hecho para poder disfrutar de su primer campeonato del mundo de MX2.

Especial MotoGP
0