Reportajes Historia de Honda en competición

Honda RC 161 250: los inicios

Publicado el miércoles 20 de mayo de 2020
Honda en GP

Ahora mismo y seguramente durante muchos años más, Honda es la marca más laureada del mundial de velocidad, con 70 títulos mundiales, 25 de ellos en la categoría reina, y más de 307 victorias en esta categoría. Todo esto no comenzó por casualidad.

En 1954 Soichiro Honda visita el TT de la Isla de Man. Quiere que su joven empresa, fundada solo seis años antes, esté presente en el primer nivel de la competición y demostrar lo que son capaces de hacer. Para ello, en aquel momento no había más remedio que "bajar al ruedo" a ver, personalmente, cuál es el nivel de la competencia a la que se va a enfrentar. En 1959 se presentan en el mundial de velocidad y solo dos años después, en 1961, ganan su primer título.

Desde entonces hasta ahora, con 70 campeonatos ganados después, Honda solo ha fallado cuatro años sin ganar un solo título mientras ha competido. Abandonaron las carreras en moto en 1967, volvieron de forma parcial en 1979 con las NR y en 1982 con la NS, con la que no consiguieron ganar en ese año, y después en 2007, 2008 y 2010. En 2.000, a pesar de la victoria de Locatelli con la Aprilia, fue Honda la que se llevó el título de marcas. Es una historia de innovación y alta tecnología, de constante superación y de motos impresionantes que en cada momento inclinaron las tendencias tecnológicas hacia dónde la marca del ala extendida marcaba.



Esa historia puede dividirse en cinco capítulos, etapas en los que al menos una moto de Honda marcó las diferencias y el camino a seguir a otros fabricantes y que nosotros queremos compartir contigo. Hoy comenzamos por el primer capítulo: de cómo Honda llegó al mundial y cómo en pocos años sus motores multiválvulas sorprendieron al mundo.



El inicio en el mundial de Honda

En 1954 Soichiro Honda va al mítico TT a ver cómo son en directo las carreras de mundial de velocidad, un campeonato instaurado en 1949. Diez años más tarde, en 1959, una moto de 125 cc diseñada por Tadashi Kume y Kimio Shimmura, bajo la supervisión de Kiyoshi Kawashima, debuta en el mundial. Había que ganar sobre todo a las MV Agusta que, con Carlo Ubbiali, ganaba desde 1958 sin compasión. Era una moto sofisticada la italiana, una monocilíndrica de 4T con dos árboles de levas en cabeza mandados por cascada de engranajes y de carrera larga que alcanzaba los 20 CV en su versión 1960, campeona del mundo. Alcanzaba las 12.000 rpm y pesaba 80 kilos.

Todas las noticias de las motos Honda




Soichiro Honda planteó su moto de otra forma. Un estudio, entonces innovador, descubrió que en los motores se desperdiciaba mucha gasolina sin quemar y eso eran caballos perdidos. Su moto sería una bicilíndrica, con pistones y bielas más ligeros, con culata de cuatro válvulas. Alcanzaba los 18,5 CV a 13.000 rpm, con una configuración de carrera corta y pesaba 87 kilos. Aquella moto se denominó RC 142 y llevaron cuatro de ellas al TT de 1959, junto con una 141 (una versión anterior, con culatas de dos válvulas). Naomi Taniguchi logró el 6º lugar en su categoría, justo por detrás del campeón del mundo en título, Carlo Ubbiali, con su MV.



En 1960 Honda ya está de forma oficial y continuada en el mundial. Contratan una plantilla de pilotos occidentales como Tom Phillips, Jim Redman y Bob Brown, aunque el primer resultado lo consigue Kenjiro Tanaka, en 250 cc del GP de Alemania. Las motos son en 125 una nueva RC 143, con los cilindros más inclinados hacia delante, chasis reforzado y nuevos carburadores Keihin. Alcanza ya los 23 CV y con ella gana Tom Phillips el primer título para la marca. Pero será la 250, la RC 161, la que de verdad convenza a los incrédulos de las bondades de las culatas multiválvulas.



La Honda RC 161: una multiválvulas que dominó el mundial

En 250 la historia fue similar. En 1960 se presenta la nueva RC 161 que evolucionaba sobre la anterior RC 160 en la misma forma que lo había hecho la 125 RC 143. Contaba con cilindros inclinados a 35º hacia delante para mejorar la refrigeración y el flujo de aire a los carburadores, un chasis reforzado, nuevas horquillas y frenos, y un motor que aprovechaba ese desarrollo de las culatas multiválvulas, pero en este caso en un cuatro cilindros en línea, con distribución por cascada de engranajes en el centro del motor y cuatro carburadores Keihin. Siguen empleando una configuración de carrera corta y con su sucesora, la RC 162 de 38 CV a 14.000 rpm, vencen a las MV Agusta bicilíndricas de carrera larga, de 36 CV, pero más ligeras. Mike Hailwood consigue su primer mundial con esta moto, el de 1961, dándole a la marca también su primer título en esta categoría. Un campeonato donde además las Honda coparon los cinco primeros puestos del mundial, ganando 10 de las 11 carreras que se disputaron, dejando solo la primera, el GP de España en Montjuich, para la MV de Gary Hocking, con un Carlo Ubbiali ya retirado de la competición.

Los años posteriores verán cómo el potencial de Honda se despliega en un mundial cada vez más profesional y complicado. Las motos también se van sofisticando y llegarán los años de las motos con muchos cilindros y cajas de cambio cada vez más complejas. Honda además entrará en el resto de categorías, tras establecer esa superioridad en las cilindradas pequeñas.



Especial MotoGP2020
0