Reportajes Original y plagio

EMW: Cuando la guerra separó las fábricas

Publicado el lunes 30 de marzo de 2020
EMW

No, no nos hemos equivocado. No queríamos poner BMW, aunque esta también sea protagonista en la siguiente historia de esta serie de modelos originales y copias. Os presentamos la EMW.

Esta historia comienza en 1945, con el final de la II Guerra Mundial y la ocupación de los aliados de todo el territorio alemán. Como sabes, la vencida Alemania Nazi fue dividida en cuatro zonas, cada una de ellas bajo control de uno de los países aliados. En la zona americana se había quedado, muy destruida, la antigua planta de fabricación original de BMW, en Munich. En Eisenach, en plena zona soviética, se quedó la segunda fábrica de la marca.

En 1928, pocos años después del éxito de la primera moto fabricada por BMW (R32 en 1923), la marca quiere ampliar su producción, pasando de fabricar motores de aviación a motos y, posteriormente, también coches. Para ello compran Automobilwerk Eisenach, fabricante de los coches DIXI. Fue la primera fábrica de coches de BMW. Durante los años 30, con la militarización de la Alemania Nazi, BMW tuvo como principal negocio los motores de aviación, pero al final de la Segunda Guerra Mundial, resultó que, mientras que la dirección y propiedad de BMW estaba en Munich, con una fábrica destruida, los útiles de producción de vehículos anteriores a la guerra estaban en la menos devastada planta de Eisenach. Las famosas R75 Guerra se fabricaron allí, por ejemplo, desde 1940 hasta 1944. Así que resultaba que los que podían fabricar motos eran los soviéticos, en Eisenach. Y fue lo que hicieron.



Sin embargo, en aquellos años previos a la guerra fría las desavenencias en las relaciones entre los anteriores aliados no habían llegado a lo que después fue. A principios de los 50, BMW reclamó y consiguió que su antigua factoría de Eisenach no fabricara, al menos, bajo la denominación BMW. Y en uno de esos alardes soviéticos de imaginación en el marketing cambiaron el nombre de su marca: dejaron de ser Bayerische Motoren Werke (Fábrica de Motores de Baviera) a Eisenacher Motorenwerk; Fábrica de Motores de Eisenach. Y el logo, en lugar de las aspas sobre el fondo azul del cielo, colores de la bandera de Baviera, pasó a ser el mismo, con los colores blanco y rojo, de Eisenach.



A finales 1945 la fábrica de Eisenach estaba en marcha. En los años 50 llevaban fabricadas varios miles de BMW R35, que después pasarían a ser EMW R35. Esas mismas motos pasaron, en evoluciones posteriores, a ser Simson o AWO, marcas de la Alemania Democrática que fabricaron motos partiendo de esa misma base. Eisenach, de hecho, volvió también a fabricar coches, en los primero años, BMW y después, la misma historia con los EMW basados en los BMW. Y finalmente, los famosos Wartburg, de dos tiempos, variante "de lujo" (tenían carrocería de chapa y no de cartón piedra) de los Trabant.

Las noticias del mundo de la moto clásica

La moto en sí que se puede considerar "original y copia" es la BMW R35. Una monocilíndrica que en 1937 sustituía a las R3 y R4 construidas desde principios de los años 30. Hablando a groso modo, el desarrollo de estas motos vino de quitar un cilindro al diseño bóxer y "poner de pie" el cilindro que quedaba, de forma que se mantuvo la estructura longitudinal del cigüeñal, el embrague monodisco "tipo coche" y el cardan de salida. En 1952 los ejércitos del otro lado del "telón de acero" se plantearon que necesitaban una moto moderna para su uso. EMW (o AWO o Simson, como quieras llamarles) recuperaron los planos de las famosas BMW R75 Guerra que fabricaron durante el conflicto y llegaron a hacer 10 prototipos de aquella legendaria motocicleta, algo modernizada. Pero se quedó en el proyecto: fabricar ese modelo iba contra los acuerdos de final de la guerra, en cuanto a volver a hacer parte del armamento nazi.



Especial MotoGP2020
0