Se celebró el 4 y 5 de septiembre, en Burgo de Osma

Éxito del I Encuentro Nacional de Motos Antiguas de la FEVA

8 Éxito del I Encuentro Nacional de Motos Antiguas de la FEVA
Fotos: I Encuentro Nacional de Motos Antiguas de la FEVA
Daniel Navarro
Daniel Navarro
El Encuentro Nacional de Motos Antiguas de la FEVA se va a convertir, seguro, en una de las pruebas estrella en el calendario de los aficionados de las motos clásicas. Un encuentro no competitivo, con trofeos y puntuaciones en función del recorrido, de la edad de la moto y de su piloto, que ha concluido su primera edición con casi 80 participantes y gran éxito.

FEVA, la Federación Española de Vehículos Antiguos se ha convertido, a lo largo de los años, en prácticamente la primera autoridad en esto de los vehículos clásicos. Hace de portavoz de los clubs, negocia con las administraciones y organiza eventos relacionados con estos vehículos. Pero también ha recibido críticas: durante años la directiva estuvo muy volcada en los coches, dando la sensación de que se olvidaba del resto de vehículos. Ahora han solucionado esto: el nombramiento de una nueva directiva de la comisión de motos en la FEVA, hace unos meses, se ha puesto las pilas y ha inaugurado su mandato, de cara al público, organizando este evento.

Reunión y ruta para motos clásicas, elegida expresamente para favorecer a las motos más antiguas, aquellas que resultan más difíciles de usar en un rally de clásicas convencional, en un evento de formato muy original y bien pensado. La organización, con un muy acertado criterio, quiso poner fácil a los usuarios de las motos más antiguas, las mías difíciles de sacar a la carretera en otros eventos, su participación. Así, el sábado, hasta seis alternativas que parten de una ruta circular básica, de 82 kilómetros, de la que van saliendo otras rutas que suman kilómetros para cumplimentar un recorrido predeterminado: las motos más antiguas, anteriores a 1950 debían hacer esos 82 kilómetros.

Las más modernas -se admitían inscripciones de motos matriculadas hasta diciembre de 1979– debían recorrer algunos más, hasta 414 en caso de querer hacer la más larga. En función de los kilómetros recorridos, multiplicados por coeficientes correctores en función de la edad de piloto y moto, se daba una puntuación, sistema que gustó a todos los participantes. Este trofeo lo ganó José María Arenillas, el conocidísimo «Josón«, del Moto Club Pistón, que hizo el recorrido con su también conocida Gilera Saturno del 49. A este trofeo hubo que sumar otro cuantos: a la moto más antigua, a la mejor conservada, al piloto más audaz, etc.

Más diversión el domingo en el encuentro organizado por la FEVA

Encuentro FEVA

El domingo continuó el evento, en este caso con rutas a elegir, ya sin puntuaciones, para el que quisiera seguir haciendo kilómetros por los alrededores de Burgo de Osma y por las carreteras de la provincia de Soria. Un paseo hasta una comida organizada en Berlanga de Duero, que también tuvo la oportunidad de ver pasar este «museo rodante«.

Más de 75 motos, un tercio de ellas anteriores a 1950, expuestas en la salida del sábado y del domingo en la Plaza Mayor de Burgo de Osma, donde la gente pudo contemplarlas y charlar con los participantes y organización. Gran atención de los medios de comunicación locales y regionales que quisieron dar cuenta de este evento, organizado por FEVA, pero con el apoyo de la Diputación Provincial de Soria y del Ayuntamiento de Burgo de Osma. Entre las joyas que pudimos ver, una preciosa Douglas de 1923, Husqvarna del 27, un par de Scott de dos tiempos, de los años 20 y 30, Nimbus, Indian, Harley, Zundapp de los 40, e infinidad más de marcas, con el aliciente de verlas además en el ambiente para el que fueron creadas: en la carretera. También, por supuesto, las clásicas españolas: OSSA, entre las que destacaba una preciosa Yankee 500, Bultaco, con alguna Metralla Mk2, Montesa Impala e incluso una King Scorpion, que demostraba que este rally es «para todos los públicos», incluyendo aquellas trail de primera generación y, por supuesto, Sanglas, Vespa, Lambretta, Ducati… incluso dos Mobylette de los 60/70 dieron fe de que el recorrido era apto también para los muchas veces olvidados ciclomotores clásicos.

El evento ha sido un éxito, según la valoración de participantes, público e incluso esos organismos públicos involucrados, que ayudaron en todo momento a la organización para poder llevar a cabo este I Encuentro Nacional de Motos Antiguas. Desde FEVA nos confirman que este solo ha sido el primero y que ya trabajan en la segunda edición que seguramente se realizará en el primer fin de semana de septiembre de 2022. De hecho, es probable que este se convierta solo en uno de los eventos anuales que organicen: están pensando en otros que a buen seguro serán también bien recibidos.

Desde Formulamoto.es, nuestra más sincera enhorabuena a la organización -en particular a los «tres Enriques» que forman la comisión de motos de FEVA-, al Ayuntamiento de Burgo de Osma y a la Diputación de Soria: la moto clásica es historia industrial, es cultura del patrimonio. Y estas iniciativas son muy de agradecer.

 

0 Comentarios