Gran éxito de la II Prueba del litro del Veterans MotoClub de Villaviciosa de Odón

Publicado el martes 02 de julio de 2019
Gran éxito de la II Prueba del litro del Veterans MotoClub de Villaviciosa de Odón

Más de 30 inscritos con motos de entre los años 20 hasta el 75, divididas en cuatro categorías en función de su cilindrada y un circuito sencillo, alrededor de una gran plaza, con algo más de 700 metros de cuerda y un par de "chicanes" fueron suficientes para montar un gran espectáculo de la moto clásica.

Con la colaboración de la concejalía de deportes del Ayuntamiento de Villaviciosa de Odón y de la Policía Municipal, el Veterans MC Villaviciosa de Odón volvió a organizar esta divertida prueba del litro, rememorando aquellas pruebas de consumo que nuestros padres y abuelos vivieron en los años 50 y 60. Una mañana divertida para los pilotos, que en agudos casos habían preparado con esmero sus motos, para conseguir el mínimo consumo, mientras que otros se presentaban con la moto que suelen utilizar, de la misma forma y manera que se quedó en su última salida.

Un gran espectáculo para el numeroso púbico y curiosos que pasearon toda la mañana por los alrededores del recinto del Vaíllo, donde se celebró la prueba, que pudieron ver cómo motos que usualmente sólo se ven el museos rodaban con precisión, intentando gastar lo menos posible. Y una vez más los depósitos auxiliares transparentes donde cada moto llevaba la cantidad de combustible correspondiente a cada categoría hicieron que el público pudiese vivir muy de cerca la evolución de cada piloto.



Fue un verdadero privilegio ver rodar motos como la Dolar 175 4T de los años 20 de Julián Zamora, el raro scooter Micro Montesa, único vehículo de 4t fabricado por la famosa empresa española, bajo licencia Laverda, propiedad de Miguel Ángel Fernández o la preciosa Rudge 499 de Jose Luis Barandica. Varias Montesa Impala, algún scooter Lambretta, desde el Patinete hasta una 125 de los 70, por supuesto las siempre favoritas en esta prueba Guzzi Hispania 65, OSSA, Bultaco, Honda y, por supuesto BMW de varios modelos y años, incluyendo una R75 Guerra, así como las inglesas Triumph, Royal Enfield y BSA estuvieron bien representadas en esta prueba. Por otro lado pudimos ver, aunque no pudieron rodar, una impresionante Brough Superior y una no menos curiosa Derny Tándem.

La prueba en sí comenzó a las 11:00 de la mañana con la salida conjunta y por parejas de las categorías A (de 65cc a 125cc) y B (de 125 a 350cc). En la categoría pequeña, como el año anterior, y a pesar del nombre de la prueba se limitó su combustible a sólo medio litro, evitando así que tuviesen que dar un número demasiado elevado de vueltas. Aún así, las Guzzi 65 de Manuel Zamora y de Paco Nieto demostraron estar bien puestas a punto: ganaron la prueba con un empate a 49 vueltas, que se resolvió, según reglamento, dando el primer puesto al piloto de mayor edad, ya que las motos eran del mismo año. Fue, por tanto, el primer premio para Manuel Zamora, ocupando el segundo escalón del podium Paco Nieto. En tercer lugar, la preciosa Micro Montesa, que el año pasado tuvo que retirarse por problemas mecánicos y que este año fue capaz de dar 29 vueltas.

La categoría B vio el récord de la mañana en numero de vueltas: la Dolar 175 de Julián Zamora dio nada menos que 60 vueltas, quedándole todavía algo del litro de gasolina que le correspondía por categoría en el depósito cuando pudo parar, al haber "arrasado" con sus competidores. La segunda posición fue para Pablo Manrique con la siempre eficiente BMW R27, que dio 49 vueltas, dejando el tercer lugar para la Simson 250 que pilotaba Israel Cristóbal, capaz de hacer 47 vueltas.



La categoría C estaba reservada a motocicletas de entre 350 y 500cc. Dos Honda CB500 Four partían como favoritas, con las Moto Guzzi Falcone y Nuova Falcone también con muchas posibilidades. Al final, fue la Honda 500 Four de Luís Aliaga la que se llevó el trofeo a la que más vueltas dio, con 45 vueltas, seguida de la Guzzi Nuova Falcone que llevaba Javier Alemán, que se quedó en la vuelta 44. La tercera posición fue para una preciosa BSA B33, conducida por Daniel Villanueva.

La última categoría, la de superiores a 500cc incluía 6 participantes con motos realmente llamativas: Pepe Thiery, con BMW R75 Guerra partía, sobre el papel, con pocas posibilidades: entre las virtudes de esta moto no está el consumo contenido. Javier Rodriguez participaba con una bonita Triumph por segundo año consecutivo; Paco Rincon traía una Nimbus 750 que también pilotó el año anterior. Javier Gómez, inscrito con la Brough Superior no pudo participar, aunque estuvo en el evento y pudimos ver su espectacular moto. Fran Rincón participó con una BMW R-60 y Daniel Sanchez con una Zündapp KS 600 bien restaurada y a punto. Y fue Javier Rodriguez el que se llevaba la prueba (28 vueltas), seguido por la Zündapp a poca distancia, con 27 vueltas, quedando Pepe Thiery tercero con nada menso que 22 vueltas con su BMW Guerra con sidecar.

El Veterans MC Villaviciosa de Odón ya está trabajando en los próximos eventos de su calendario, siendo el siguiente el III Rally Nacional Pre-60, reservado a motos nacionales anteriores a 1960, que este año recorrerá la montaña palentina. Pero también comenzarán en breve a preparar la III Prueba del Litro, que llegará el año que viene.

 

0
Nuestros vídeos en

Las 10 principales novedaes de 2018
Estas son las mejores novedades desveladas en el pasado Salón de Milán

Especial MotoGP