Concentraciones y eventos Organizado por el Veterans MC

II Rallye Nacional Pre-60: Aventura para todos

Comentar Publicado el jueves 04 de octubre de 2018
II Rallye Nacional Pre-60

"Esto de las motos clásicas es para gente con mucho dinero y muchos conocimientos mecánicos". Ésta es una afirmación muy extendida, pero poco fundamentada en la realidad, como a continuación te demostramos.

Las motos clásicas van dirigidas a muchos aficionados, pero requiere ganas de divertirte y de pasar la aventura, porque lo es, de superar varios puertos de primera categoría con motos fabricadas en España antes de 1.960 en tres etapas de cerca de 200 km cada una.

El mejor ejemplo ha sido el II Rallye Nacional Pre-60 organizado por el Veternas MC. Hemos visto de todo tipo de motos, desde verdaderas joyas de museo, como la Derbi 250 de Álvaro, OSSA 125 "palillos" de Silvie o la otra OSSA 175 4T de Julián, sin olvidar las MV Agusta de Herminio, las Isomoto de Juan Pedro o la MV Agusta Pullman de Rafa, OSSA y Brio de Antonio "Sentimillo" y unas cuantas más que puedes admirar en las fotos. También hemos visto rodar verdaderas "abuelas" andantes que muestran en sus carrocerías las marcas de más de 60 años de andar por el mundo, como las Roa Foxter y Super Foxter de "los dos Pacos", la Clúa 125 que mi buen amigo Paco Rincón tuvo la gentileza de prestarme, o la OSSA 125B del mismo propietario y que también pude llevar uno de los días.



Hemos hecho, en tres días, más de 500 kilómetros con ellas. Han subido puertos como el Tremedal, Puerto del Pico, Menga o Peñas Negras (este último, de casi 2.000 m de altura) entre otros. Hemos recorrido tierras de Ávila, Toledo y Salamanca, demostrando que aquellas venerables clásicas son capaces de seguir haciendo aquello que sus diseñadores les pidieron: ser un modo de transporte cómodo, fiable y barato. No ha habido grandes "dramas" mecánicos, a pesar de lo que pueda parecer. Incluso, reconozco que yo mismo tenía mis dudas que pequeñas 125 construidas en los años 50 fueran capaces de subir a 2.000 m de altura sin afinarse de carburación de forma crítica. Pero lo hicieron. Algún sistema de platinos dio fallo, que se pudo solucionar. Un embrague (cambiado no hace mucho), por cierto, que se ve que no estaba bien de origen. Y algún pinchazo, con reventón de rueda y susto, como es lógico.

El viernes vivimos una primera etapa con varios puertos y sin incidencias salvo una carretera cortada (un puente caído) que obligó a modificar parte de la ruta. Por la tarde, ya en el hotel que servía de sede en Navarredonda de Gredos (Hotel Garabatos; gracias, Javier), revisión de encendido de las OSSA 125 Palillos de Silvie y de la 160T de José Luís. Una preciosa Lube-NSU, de Jokim, en este caso, también daba problemas de carga de batería, lo que obligaba a repasar la instalación y a tratar de improvisar soluciones.



Pero en el capítulo de "anécdotas mecánicas a guardar", la estrella fue la reparación de ese embrague de la OSSA 175GT de Julián. Es una moto que, por si no la conoces, equipaba un motor 4T diseño Morini y fabricado bajo licencia y que se montó en no más de 600 unidades fabricadas entre 1960 y 1963. Por tanto, es una "Rara Avis" difícil de ver y única 4T de la marca del trébol. Julián se quedó sin embrague en la segunda etapa, el sábado. Segundo Alonso, presidente del Veterans MC y "genio mecánico" donde los haya, improvisó unos discos de embrague separadores de plástico, ¡hechos recortando una lata de aceite vacía! Y sí, si te lo estás preguntando, la moto funcionaba bastante bien. En palabras del propio Julián, solo requirió de ciertos ajustes del tensor al día siguiente para funcionar correctamente. Eso sí, hasta que un reventón en la rueda trasera de la misma moto obligó a acabar el recorrido anticipadamente a esta preciosa OSSA 4T.



El sábado se hicieron las diversas pruebas que el club tenía previstas. Por la mañana, antes de iniciar la etapa y en el propio parking del hotel, una "prueba de regularidad a la italiana", un divertido juego, sin riesgo alguno, en el que participaron todos los pilotos y que ganó nuestro colega Pascal Boculat, de la revista francesa "La vie de la moto" con una preciosa Cofersa de motor Villiers 197 cc. Por la noche se hizo el "examen de conocimientos de motos clásicas españolas", 21 preguntas, no todas fáciles, que daban derecho a sendos trofeos a los dos que más acertaran. Fueron para Antonio Serrano "Sentimillo" y para Paco Nieto. Y, por supuesto, también hubo trofeos, como a la moto más votada que se llevó la MV Agusta 125 Pullman de Rafa Soladana, a la más antigua, una OSSA 125 Palillos de Silvie Oteiza. También a la segunda más antigua, la Montesa Brío Trucha de nuestro amigo "Sentimillo", o al participante más lejano, Pascal Bouculat, desde Francia, y al más joven, Jokin Zubizarreta, que participaba con la Lube NSU.



El domingo, última etapa, de "solo" 140 kilómetros con otro par de puertos importantes que yo conseguí superar a lomos de una pequeña pero muy valiente Iso del 57 con ruedas de 14", para llegar otra vez al hotel y celebrar una comida de despedida y comentar las anécdotas y chistes del viaje, entre otras, el vídeo de Paco Rincón sobre qué moto escoger para este "Nacional Pre 60".

El Veterans MC ya está trabajando para sacar adelante la III edición de un rallye que tiene todos los visos de convertirse en uno de los más importantes del panorama nacional, un museo rodante de nuestras motos, las de nuestros padres y abuelos (por cierto, alguna de ellas, como la Vespa de Manolo Trapero, la MV Agusta Pullman de Rafa Soladana o la preciosa MV Agusta T-18 de Herminio Sánchez eran, textualmente, las motos de sus padres) que todavía ruedan. Motos "honestas" de las que hay muchas guardadas. Animaros a sacarlas de los trasteros. Como hemos demostrado, son capaces de mucho más de lo que crees y más si sus pilotos se encuentran arropados por un grupo de pilotos y acompañantes tan divertidos, valientes y buenos compañeros como estos.



Y sí, ni la OSSA 4T ni algunas de las Impala que verás en las fotos cumplen el reglamento a rajatabla. Salvo que éste sí prevé aceptar motos por su interés histórico y suficiente edad y también permite a pilotos mayores de 70 años participar con motos más modernas. Felicidades, desde aquí, a Fausto y a su Impala "preparadísima" y a Jesús Sánchez "Bolita", conocido ex-piloto de varias modalidades (y creo que subcampeón de España de lo que entonces se llamaba TT) de los años 60. Creo que ambos se llevan el premio "figurado" a los pilotos más mayores, con 78 años cumplidos. Lo dicho, una divertida aventura para todos los pilotos, para todas las motos. Por cierto, si no tienes moto para el año que viene, ya estás tardando: busca y verás cómo son baratas, fáciles de poner a punto y, sobre todo, merecen segur rodando.

Más información: https://www.veteransmotoclub.com



0
Nuestros vídeos en

Las 10 principales novedaes de 2018
Estas son las mejores novedades desveladas en el pasado Salón de Milán

Especial MotoGP