Marcas que no imaginabas que habían ganado un Mundial

Publicado el jueves 19 de septiembre de 2019
Marcas que no imaginabas que habían ganado un Mundial

Con su debut en 1949, el Mundial de Motociclismo es una de las competiciones de motor más antiguas que existen. Por él han pasado infinidad de marcas, unas muy conocidas y otras no tanto. Aquí va una lista de las menos conocidas que han conseguido el título.

Cuando hablamos de los inicios de la competición siempre nos viene a la cabeza la Fórmula 1, pero lo cierto es que el Mundial de Motociclismo es la competición de motor más antigua que existe. El Campeonato del Mundo comenzó en 1949, un año antes que la F1, con cuatro categorías: 125cc, 250cc, 350cc y 500cc.

Por aquel entonces, el Mundial no estaba tan profesionalizado y quien corría lo hacía más por hobby que como negocio. Aun así, las marcas se empleaban a fondo en desarrollar y producir las mejores motos, ya que una victoria en el Campeonato del Mundo era el mejor tirón para las ventas del modelo de producción.

Muchas son las marcas que han estado presentes y que lo siguen estando en el Mundial: Honda, Yamaha, Ducati, Suzuki, Aprilia, MV Agusta, Ossa, Montesa, Moto Guzzi, Garelli... Todas estas firmas son de sobra conocidas y entre ellas aglutinan el grueso de títulos, aunque este artículo va dedicado a todas esas otras marcas no tan conocidas que también lograron llevarse un Mundial como constructores.

AJS



AJS es una marca de origen británico que ostenta el título de ser el primer constructor campeón del mundo. A los mandos de la AJS 'Porcupine' E90 (puercoespín) -que debía su nombre al diseño del depósito- estaba Leslie Grahamm que también pasará a la historia como el primer Campeón del Mundo en la categoría de 500cc.

Con más de 100 años de historia, AJS sigue estando operativa en la actualidad. Reiniciada en 1974, la marca británica sigue produciendo motocicletas de estética clásica, así como otros modelos más modernos de entre 50 y 125cc.

Velocette



También en 1949 otra marca inglesa se proclama Campeona del Mundo, pero en este caso en la categoría de 350cc. El piloto británico Freddie Frith fue el encargado de llevar a su Velocette 350 a lo más alto del podio en varias ocasiones, lo que le valió también para llevarse el título de 350cc.

Con su éxito en el Mundial, este fabricante de motos gozó de buena salud durante la década de los 50 y 60 con modelos tan populares como la Velocette Viper o la Thruxton. En 1971 Velocette anunció su cierre.

NSU



NSU Motorenwerke AG es una fabricante de motocicletas alemán que se convirtió en la primera marca germana en ganar un título. Lo hizo con Werner Haas, que fue Campeón del Mundo de 125 y 250cc en la temporada de 1953 con una NSU Rennmax. También repetiría en 1954 hasta que finalmente en 1956 falleció a cauda de un accidente aéreo en Alemania.

La historia de NSU estuvo fuertemente influenciada por la IIGM, aunque eso no le permitió desmarcarse como una de las marcas más punteras de la epoca: en 1951 consiguió el récord de velocidad punta con 290 km/h, mientras que en 1956 logró establecer un nuevo récord de consumo con 1,13 l/100 km a una velocidad media de 100 km/h. En 1963 cesó la producción de motocicletas para centrarse en las bicicletas. Seis años más tarde, en 1969, pasó a formar parte del conglomerado alemán Grupo Volkswagen.

Kreidler



Kreidler es otra marca de origen alemán que obtuvo grandes éxitos en el Campeonato del Mundo en la categoría de 50cc en la década de los 70. Jean de Vries, primer Campeón del Mundo holandés en 1971, llevó a Kreidler hasta lo más alto. Ángel Nieto también compitió para esta marca, logrando el Mundial de 1975.

Esta marca sigue existiendo en la actualidad y cuyo catálogo se resume a dos modelos de 125cc, algunos scooters, karts, quads y bicicletas.

MBA



Las siglas serán desconocidas para muchos, pero en cuanto sepan que significan Morbidelli-Benelli Armi, sabrán que de desconocida no tiene nada. En la década de los 70 y los 80, la parrilla del Mundial de 125cc estaba compuesta por motos de esta marca. MBA nació con el objetivo de producir motos para corredores privados del Mundial. Entre 1976 y 1987, este conglomerado italiano se llevó ocho títulos mundiales con piloto de la talla de Pier Paolo Biachi, Eugenio Lazzarini, Ricardo Tormo o Luca Cadalora.

Estuvo en activo 15 años, cuya producción alcanzó aproximadamente las 700 unidades para pilotos privados. Debido a problemas internos y de gestión, MBA cerró sus puertas en 1990.

Krauser



Krauser es otra de las grandes desconocidas dentro de la historia de MotoGP. Fundada en Alemania en 1924 por Michael Krauser, ex ciclista profesional, fue capaz de hacerse con dos títulos mundiales, 1983 en 50cc y 1985 en 80cc, gracias al talento del piloto local Stefan Dörflinger.

Ya desaparecida, en 1989 se presentó la Krauser Domani, una moto con sidecar y el motor de una BMW K100. Posteriormente, la LCR Krauser fue todo un éxito en el Mundial de sidecars llevándose el campeonato de 1989 a 1993.

 

Especial MotoGP2020
0