Yamaha XT660Z Ténéré

Te echábamos de menos

2008 XT660Z Tenere EUR ACC 0294
Te echábamos de menos
Formulamoto
Formulamoto


Te echábamos de menos

La moto en cuestión heredaba todo el desarrollo que durante años Yamaha Motor France había aplicado a sus modelos de rally, creando desde la base del enduro una moto capaz de recorrer distancias tan largas como las de todo un París-Dakar.

El proyecto, en principio, no entusiasmó en Iwata -en Japón aún eran ajenos a este tipo de motos -de aventura–, pero finalmente aceptaron y así, en 1983, veía la luz el primer modelo de la saga Ténéré, bautizada así en honor al famoso desierto de Níger.

Aún así la idea del trail tardó en cuajar en España. El miedo a lo desconocido hacía que pocos se atrevieran a adquirir ese curioso híbrido con el que se suponía podías moverte tanto por campo como por carretera, y no sería hasta finales de los -80 y sobre todo los -90 cuando la Ténéré, junto a competidoras como la Honda Dominator, la Kawasaki Tengai, la Suzuki DR (Big y Djebel) y, por supuesto, la GS de BMW, vivirían su época dorada.

El éxito de la Yamaha, que en sus primeros 10 años vendió en Europa más de 60.000 unidades -un tercio de ellas en Francia- hizo que se sucedieran hasta seis evoluciones de la trail estrella de la marca de los diapasones, la última en 1995. Desde entonces no había vuelto a haber noticias de la Ténéré- hasta ahora.

Te echábamos de menos

Yamaha comercializará una amplia gama de accesorios que permitirán adaptar la Ténéré aún más a tus gustos o necesidades: Maletas laterales y top case, escapes Akrapovic, barras protectoras de motor, cubre-cárter, protector de depósito y caballete central, además de protectores de manos, parabrisas frontal y protector depósito.

Ténéré es -off–

Yamaha decidió escoger para la presentación de la XT660Z Ténéré 2008 el mismo escenario elegido para presentar su primer modelo hace 25 años: el desierto marroquí.

Y hasta allí trasladaron más de una veintena de Ténérés que, durante una completa jornada de pruebas que combinaba escogidos parajes -on- y -off- road, nos demostró que aunque la espera había sido larga, el resultado mereció la pena.

Las últimas tendencias en el mundo del trail nos han llevado a motos que, como en los coches 4×4, predican más el all-road que el off-road, desembocando en un producto final más cercano al asfalto que a la tierra.

Pero, afortunadamente, en el caso de la Yamaha no ha sido así -su mítico nombre no habría perdonado tal ofensa-. De hecho, el departamento de diseño de la Ténéré ha puesto especial énfasis en que ésta sea una moto puramente trail que se encuentra cómoda tanto dentro como fuera del campo.

A partes iguales. Pero empecemos por el campo, el off-road. ¿Las sensaciones? Gratísimas desde que nos adentramos en el primer camino, y eso que los neumáticos que incorpora de serie son de los de -en campo, tonterías las justas-.

Lo primero que llama la atención es su extraordinaria manejabilidad, aspecto en el que Yamaha ha trabajado sobremanera creando un conjunto muy ligero y compacto.Mención especial en este apartado merece el diseño del depósito, que colabora en la conducción de pie con el estrechamiento del tanque a la altura de las rodillas, pero sin renunciar a la autonomía al trasladar la parte más voluminosa al frontal de la moto.

¿Resultado? 22 litros de capacidad. La altura del asiento, muy para todos los públicos, también contribuye a su excelente manejo y a una comodidad que se hace patente a medida que van pasando los kilómetros.

Por muchos motivos, la nueva Ténéré se convertirá en la auténtica reina de la ciudad, la -otra jungla-.

Las suspensiones también han sido concebidas para un uso mixto de la moto, y aunque esta ambigüedad podría haber afectado al rendimiento en campo, lo cierto es que tanto su horquilla convencional delantera como el amortiguador trasero de tipo -piggy back- ofrecen una correcta fiabilidad y un recorrido suficiente -210 mm delante y 200 detrás- como para no escuchar -topes- en condiciones de conducción no demasiado agresivas.

– y también es -on-

Los comentarios sobre el resto de la moto los reservamos para esta parte, la que se desarrolló sobre las parcamente asfaltadas carreteras de los alrededores de Tiznit, en el sur de Marruecos. Y como es de recibo, empecemos por el motor.

El corazón de la Ténéré no rebosa la novedad del resto de los componentes, ya que nos encontramos ante el monocilíndrico SOHC 4 válvulas que ya equipan otros modelos de la fábrica como la XT o la MT-03, eso sí, con algunas modificaciones que mejoran, por un lado, las prestaciones -respuesta en aceleración y una curva de potencia algo más lineal- y por otro, la fiabilidad de la mecánica y su mantenimiento.

Cambia también el sistema de escape, un dos en uno que se aligera y estrecha para dar cabida a sus compactas maletas laterales -opcionales-. O sea, un motor de potencia contenida pero muy aprovechable gracias a un par que demuestra lo que vale en bajos y medios y que convierte las reviradas carreteras de montaña en su otro hábitat natural.

Eso sí, sin olvidarnos de la ciudad, donde sus manejables dimensiones, posición de conducción y un generoso ángulo de giro pueden convertirla en una auténtica reina de -la otra jungla-.

Y llegamos a la parte ciclo, espacio en el que radican buena parte de las novedades de esta Yamaha. Su nuevo chasis -tipo diamante-, además se ser el gran responsable de la agilidad de la que hace gala la Ténéré, también depara sorpresas como la de albergar en su interior el depósito de aceite, el cual, al igual que el resto de la mecánica, es muy fácilmente accesible.

Por su parte, el subchasis se integra directamente al chasis mediante unos sencillos puntos de fijación, lo que todavía aporta mayor firmeza a todo el conjunto.

La ligereza y robustez que transmite cada componente de la moto se completa con su precioso basculante de aluminio, que combina la efectividad que requiere una moto de campo con un aspecto que, hasta ahora, era más propio de una de calle.

Conduciéndola, la manejabilidad que mostraba sobre los duros caminos, piedras o la arena de las dunas, se traslada también a la carretera, donde la palabra suavidad es quizá la que mejor define su comportamiento.

Por ello, la nueva Ténéré es más que nunca una moto en la que cualquier tipo de usuario puede encontrarse cómodo, desde el experimentado que busca comodidad en cualquier situación hasta el que está iniciándose en esto de la moto, pasando por el sibarita que busca un plus en diseño que le permita atraer un par de miradas celosas cuando para en un semáforo o a tomar algo en el bar de su ruta de montaña favorita.

La cuenta- por favor

Aunque el precio final exacto aún está por definir, sí se ha confirmado que Yamaha España pondrá a la venta su nueva Ténéré a un precio que girará en torno a los 7.000 – .

En cuanto a las fechas de desembarco en nuestro país, se estima que comenzará a comercializarse a mediados de mayo, justo después del Salón de la Moto de Barcelona. Ya queda poco.

Te echábamos de menos

Leer más de Yamaha XT660Z Ténéré