Yamaha NMax: Respuesta deportiva

Publicado el viernes 29 de noviembre de 2019
Yamaha NMax: Respuesta deportiva

Yamaha tardó en reaccionar a la sorpresa que supuso el PCX de Honda. Si este suponía una nueva forma de entender el segmento de los scooters urbanos, Yamaha hizo su propia interpretación de esa filosofía.

En el caso de Honda, se primaba la eficiencia y el consumo, y Yamaha quiso potenciar la respuesta deportiva de su propuesta para el segmento. Así, el NMax es el pequeño de una familia que puede presumir de haber llevado el concepto de scooter sport a las mayores cotas entre todas las marcas con sus XMAX y TMAX.

Como en el resto de esta serie "Max", emplea una carrocería de marcados tintes sport y soluciones técnicas encaminadas a darle ese carácter más deportivo que se espera de un scooter con este apellido. Todo ello dentro de una plataforma ágil y compacta, dibujada y bien pensada para la ciudad para erigirse como un scooter urbano y, por tanto, de precio contenido, dentro de lo razonable en un vehículo de esta calidad y tecnología.

Yamaha NMax: así es



El Yamaha NMax consigue aunar características propias de un scooter muy especial. Así, se distingue como un modelo de carácter y respuesta decididamente deportivos, capaz de mantener un peso y tamaño adecuados para la ciudad y un nivel tecnológico superior, sin disparar el precio.

El Yamaha NMax se ha convertido en pocos años desde su aparición en uno de los scooters Yamaha mejor vendidos. Se inscribe en el relativamente nuevo segmento de urbanos que incorporan altos niveles de tecnología para conseguir prestaciones, comodidad y economía de uso.
 

Ofrece unas medidas muy comedidas en un scooter que se beneficia de soluciones vanguardistas como su original, sencillo y eficaz sistema de distribución variable, pionero en el segmento scooter. Su principal virtud son unas óptimas prestaciones con un consumo muy contenido, sin perder ese punto deportivo que implica el apellido Max.

En el interior de su asiento dispone de un hueco para un casco integral y su apertura se realiza desde la toma de contacto. Se trata de un scooter que se integra en la gama Urban Mobility de Yamaha como la opción superior y más deportiva de esta gama junto al original tres ruedas Tricity, con el que también comparte el motor Blue Core de radiador lateral.

Yamaha NMax: Motor



El Yamaha NMax estrenaba en 2015 un nuevo motor de alta tecnología diseñado bajo la filosofía bautizada como "BlueCore" por Yamaha.

Así se definen el conjunto de tecnologías encaminadas a reducir el consumo mediante el aumento de la eficiencia. Dentro de estas tecnologías hay sistemas dedicados a minimizar las pérdidas por fricción, otros destinados a controlar el proceso de alimentación y encendido, y otros más destinados a mejorar la combustión dentro del cilindro.

En el caso del NMax, hay que destacar sobre todo el sistema de distribución variable VVA, un ingenioso y simple sistema mecánico que varía el cruce de válvulas cuando se alcanza un rango determinado de revoluciones. Así, a baja velocidad, el motor adquiere más par y una respuesta rápida.

A tope de vueltas el motor tiene una respuesta más deportiva y agresiva debido a un mayor cruce de válvulas. Con ello se consigue mejorar el tacto del motor en todo régimen y, con ello, menores exigencias de gas, y, por tanto, un consumo más reducido. El motor, que emplea un sistema de radiador lateral, consigue 12 CV a 7.500 rpm y un par de 11,7 Nm a 7.250 rpm.

Yamaha NMax: Parte ciclo



El compromiso alcanzado con la parte ciclo del NMax es el óptimo entre todas la exigencias que debe tener un scooter de este tipo.

Por un lado, lógicamente, es un scooter 125 cc de uso eminentemente urbano y, por tanto, requiere gran agilidad y maniobrabilidad. Por otro, su carácter sport es parte de lo que ofrece y eso exige estabilidad y nobleza de reacciones, incluso en conducción rápida, pero sin resultar incómodo, de forma que se pueda utilizar a diario a ritmos normales.

Por último, como scooter urbano de su nivel tampoco puede disparar el precio a las exorbitantes cifras de algunos scooters GT. Y Yamaha lo ha conseguido. El chasis es una estructura en tubo de acero, el mismo tipo que se emplea, por ejemplo, en los XMax, y se monta una horquilla telescópica de tarado medio y dos amortiguadores traseros sobre el motor, éste actuando como basculante.

Dispone de disco de 230 mm en cada rueda, con ABS de serie, en un scooter que, en orden de marcha, no pasa de los 127 kg, lo que asegura que sus 12 CV den de sí lo suficiente para considerar su catalogación como sport.

Yamaha NMax: Equipamiento



Se puede decir que el Yamaha NMax es un scooter con un nivel de equipamiento medio. No se trata de un modelo lujoso. Ello resultaría caro y, como cualquier scooter urbano, el NMAx no quiere pasarse de precio.

Aún así, no es un scooter mal equipado y tiene todo lo que puedes precisar e incluso algunos detalles de más que se agradecen. Incorpora ABS de serie, algo que ya le da un punto sobre la competencia.

Un cuadro digital, no muy grande y compacto, bien legible, incorpora un indicador gradual de consumo en una barra en el lado derecho del cuadro. Equipa luces LED, incluyendo el faro principal, y un hueco bajo el asiento suficiente para guardar un casco integral y algunos objetos más.



 

Consulta los precios oficiales y las ofertas de todos los modelos de Yamaha.
Precios del Yamaha NMAX 125 con ficha técnica y equipamiento completo.
0