Prueba Yamaha MT-07: La primera

Publicado el miércoles 26 de diciembre de 2018
Prueba Yamaha MT-07: La primera

Yamaha acomete una renovación inteligente en una de las motos superventas de los últimos años. La MT-07 mejora sin incrementar su precio para perfeccionar la fórmula que la ha llevado al top de su segmento.

Si algo funciona, ¿por qué cambiarlo? Seguro que muchas veces has oído esa frase, incluso la has aplicado en tu día a día. Y la verdad es que viendo las cifras de ventas de la Yamaha MT-07 desde que se lanzó al mercado en 2014, parece el mejor ejemplo para aplicar esa máxima. Sin embargo, en Yamaha no están de acuerdo, y me parece bien. "Si algo funciona, mejóralo y funcionará mucho mejor". Eso han debido pensar en la marca nipona, que revitaliza su naked media con una renovación inteligente.

Lo he querido llamar renovación inteligente porque se ve cómo Yamaha ha sabido escuchar a su público al acometer esta evolución. No se trata de una revolución, ya que no tocan motor, bastidor, frenos... ni tan siquiera han sido disruptivos en sus novedades, simplemente han mejorado lo que había que evolucionar. Y lo mejor de todo: sin subir el precio. Pero, ¿qué había que mejorar? Yamaha se ha centrado en retocar los dos aspectos en los que todo el mundo coincidía que había margen de mejora en el modelo anterior: suspensiones y posición del piloto y acompañante.



En el primer aspecto, las suspensiones KYB han variado considerablemente. Delante nos seguimos encontrando la horquilla telescópica convencional de 41 mm anterior, pero sus tarados internos son mucho más firmes (+6% de compresión y +16% de rebote); la misma receta se ha seguido con el monoamortiguador trasero (+11% de precarga, +27% rebote y +40% de compresión a alta velocidad), que ahora cuenta con una nueva regulación de precarga. Los flaneos perceptibles del modelo anterior han tornado en un comportamiento mucho más consistente en curvas.

El cuanto al segundo punto, la MT-07 mejora su ergonomía con un nuevo diseño en el que el piloto se encuentra 10 mm más adelantado y llega mejor al suelo, entre otras cosas, gracias al nuevo depósito más estrecho. Te sientes más integrado en la moto y con más espacio para moverte. Asimismo, el pasajero también ha visto mejorado su puesto gracias a un asiento más grande y mejor cohesionado con el del piloto, ya que ambos asientos son prácticamente corridos a pesar de ser de dos piezas. Además esconde unas discretas asaderas.

La nueva MT-07 incorpora tomas de aire más pronunciadas en los laterales del depósito, un faro delantero y piloto trasero nuevos, muy similares a los de la anterior MT-09, tapas laterales en negro, estriberas más altas y una gama de colores renovada.

Yamaha MT-07: En marcha

Arrancar el motor, engranar la primera marcha y comenzar a rodar es una auténtica delicia. Parece un detalle menor, ya que solo me estoy refiriendo a los primeros metros de una larga travesía de prueba, pero te da una idea de lo cuidada y perfeccionada que está la segunda versión de la Yamaha MT-07.

EN CIUDAD

Su ligereza y su estrecho manillar te permiten zigzaguear entre coches para situarte en primer lugar antes de que el semáforo se ponga en verde. Además, es fácil llegar al suelo con los pies, incluso para gente de corta estatura. Para los que esta moto se les quede algo pequeña por estatura, también la pueden pedir con el asiento más alto.



EN CARRETERA

El motor sigue tan enérgico y alegre como aquel primero que nos enamoró hace ya unos años, con una conexión muy directa entre tu mano derecha y la rueda trasera. Te permite dejarlo caer de vueltas en curvas cerradas y abrir en tercera con una respuesta imponente, sin llegar a ser desbordante para un novato del carné A2. De todas maneras, no conviene emocionarse porque sigue sin tener modos de conducción ni control de tracción, tampoco embrague antirrebote.

Yamaha MT-07: Así la vemos

Todo funciona perfectamente. Su embrague mecánico no ofrece ni atisbo de tirones y tiene un buen punto dulce, las marchas se engranan sin apenas esfuerzo (el indicador de marcha engranada del display ayuda mucho) y la suavidad del motor CP2 cuando abres gas es digno de una moto de segmentos superiores.

Piensa que es una moto que usarás en el día a día, tanto por carretera como por ciudad, moviéndote entre atascos, parando y acelerando; muchas veces tendrás que pasar por este punto y te aseguro que agradeces la respuesta que ofrece.

Ofrece unos bajos impresionantes que te permiten salir de cualquiera de las situaciones que te acabo de mencionar. En tercera puedes desenvolverte perfectamente en la mayoría de situaciones por debajo de 80 km/h, y luego tienes mucho margen para alcanzar rápidamente el límite legal de velocidad. Quizás eche en falta un sonido algo más ronco de su motor, cuyo escape peca de silencioso.



La suavidad y respuesta del motor en bajos, la facilidad de engranar marchas, sumado a la cómoda posición de conducción, con el cuerpo ahora ligeramente más adelantado, convierten el tránsito interurbano en uno de sus evidentes puntos más fuertes.

En carretera es más firme, precisa y estable, permitiéndonos ser más agresivos, apurando más las frenadas y apoyando más fuerte en curvas. Los nuevos reglajes en las suspensiones son todo un acierto. Cuando en el anterior modelo tratábamos de atacar curvas notábamos que ambos ejes no quedaban perfectamente sujetos, ahora esto no sucede y permiten jugar entre apoyos con mayor sensación de seguridad. Además, tú mismo puedes jugar con la precarga del muelle trasero.



En autopista, puedes viajar tranquilamente entorno a los 120 km/h, por encima de eso tus muñecas y tu cuello sufrirán todos los perjuicios que su falta de aerodinámica conlleva. Es una gran moto para los que buscan relación calidad – precio y usabilidad, entendida tanto desde el punto de vista de su polivalencia como paso intermedio hacia categorías superiores.

CON PASAJERO

Ha mejorado el asiento del pasajero y ahora esconde unas asaderas que añaden confort al acompañante, pero lo cierto es que no es una moto pensada para viajar en compañía. Te permite hacer trayectos cortos sin problemas o salidas de pocos kilómetros, pero es difícil imaginarse un viaje largo con un mínimo de comodidad.

FICHA TÉCNICA

Motor

4T, 2 cil. en línea; agua

Cilindrada

689 cc

Potencia máxima

74,8 CV a 9.000 rpm

Par máximo

68 Nm a 6.500 rpm

Chasis

Tubular acero

Suspensión del.

Horquilla telescópica

Suspensión tras.

Basc. alum., 1 amort.

Freno del./tras.

 2D. 282  mm / D. 245 mm

Neumático del.

120/70-17

Neumático tras.

180/55-17

Long. máxima

2.085 mm

Entre ejes

1.400 mm

Altura asiento

805 mm

Cap. depósito

14 l.

Peso declarado

182 kg (lleno)  

Precio

6.799 €

 

Consulta los precios oficiales y las ofertas de todos los modelos de Yamaha.
Precios del Yamaha MT-07 con ficha técnica y equipamiento completo.
0