Por fin: versión de calle de la Yamaha Ténéré 700; salón de Milán EICMA 2018

Publicado el martes 06 de noviembre de 2018
Por fin: versión de calle de la Yamaha Ténéré 700; salón de Milán EICMA 2018

Hace ya un par de años Yamaha presentaba aquella impactante T7: una moto que retomaba el concepto de las verdaderas trail XT de los 90, con la mecánica CP2 de las MT-07, diseñada para recorrer cualquier tipo de pistas. Llega la versión de serie, bajo el sugestivo nombre de Ténéré 700.

En 1976 Yamaha presentaba aquella XT500 que supuso el punto de inflexión entre las anteriores "scrambler", versiones de motos de carretera para uso por caminos y las posteriores trail; motos más efectivas en el campo y más aventureras que nunca.

Fue un total éxito: sólo en Francia se vendieron mas de 60.000 unidades de aquél primer modelo. Sus "descendientes", nacidas en pleno auge de los raids, con el Dakar como punta de lanza, llegaron a ser una de las gamas de trail mejor valoradas y más recordadas: en 1983 nace aquella primera Yamaha que se bautizaba con el nombre de un desierto ya mítico para los amantes de los raids: la XT600Z Ténéré. Siguieron motos como las famosas XTZ 750 Super Ténéré, las 660 Ténéré, en el mercado hasta hace no muchos años o las actuales XT1200Z Super Ténéré actual.



En 2016 se presentaba un primer prototipo: T7. En 2017 se acercaba a la serie como Ténéré 700 World Raid. Desde entonces hasta ahora la moto ha ha hecho un viaje por el mundo, ha visitado diferentes lugares clave de todo el planeta y se ha sometido a las pruebas más rigurosas sobre terrenos hostiles y bajo condiciones meteorológicas adversas.

Stephan Peterhansel, Adrien van Beveren o Rodney Faggoter han rodado con ella y han aportado su experiencia para desarrollar esta moto. Cientos de pilotos locales más se han añadido a este desarrollo, de forma que la moto que se lanza a la serie es una nueva trail bien probada.

El bien conocido motor CP2, de 698 cc, empleado en la MT-07 entre otras, es compacto y potente, con muy buen respuesta desde abajo. Para su uso en la nueva Ténéré 700 se han retocado desarrollos de transmisión y ajustes de inyección, de forma que la respuesta del motor se ajuste a este uso sobre cualquier tipo de terreno.



Se ha colocado en un chasis completamente nuevo, en tubo de acero con forma de doble cuna, residente y ligero, que permite una distancia libre al suelo de 240mm. Sobre este chasis, la carrocería está pensada para el uso off road: asiento plano, a 880mm de altura, que permite desplazar el peso adelante o atrás y conducir tanto sentado como de pie. Delante, cuatro faros LED tras una carcasa que se estira hacia arriba en un parabrisas alto, todo en el más puro estilo rally que se ha buscado para esta nueva Ténéré.

Las suspensiones son también de claro corte "rally". Horquillas invertidas ajustables, de 43 mm de largo, con 210 mm de recorrido y un tarado que garantiza no sólo efectividad en cualquier suelo si no alta comodidad en trayectos largos. Detrás, un sistema de mono-amortiguador sobre bieletas, en un basculante de aluminio, con 200 mm de recorrido y ajuste de precarga a distancia, que permite su uso en marcha.



Llantas de radios, de 21" y 18" respectivamente, manillar cónico y cuadro LCD estilo "ra-lly", depósito de gasolina de 16 litros para una autonomía estimada superior a los 350 kilómetros y ABS configurable (desconectable del todo o sólo atrás), con discos lobulados de 282 y 245 mm, la nueva Ténéré no sólo recupera el nombre de una moto mítica, si no todo un concepto del trail auténtico: una moto capaz de recorrer el mundo, sea como sea el suelo que pisa.

llegará a las tiendas a lo largo de la segunda mitad de 2019, en tres colores, bajo los nombres "Ceramic Ice", " Competition White" y "Power Black".

 




0