Victory cierra tras 18 años de actividad

Comentar Publicado el lunes 23 de enero de 2017
Victory Motorcycles

Polaris, propietaria de Victory Motorcycles, ha anunciado el cese de la actividad de esta marca de modelos custom. Todas sus energías se concentrarán en Indian.

Los rumores que corrían por el Salón de Colonia INTERMOT 2016 se han hecho realidad. Polaris Industries, la matriz de Victory y entramado industrial estadounidense donde también se engloba Indian, ha confirmado el cierre de la marca de la V mayúscula.

Victory nació hace 18 años como alternativa a la todopoderosa Harley-Davidson y siempre se ha distinguido por un aporte tecnológico de primer nivel aún manteniendo las bases del concepto custom más ortodoxo. Su gama se extendía en tres ramificaciones, desde las custom más tradicionales como la serie Vegas, pasando por las más deportivas como la serie Hammer hasta las de tipo Gran Turismo como las extraordinarias Magnum o Vision.



Bastidores de aluminio, culatas multiválvulas y motores refrigerados por agua han sido referencia en su segmento, una experiencia que ha servido de sólida base para el desarrollo de la gama Indian, la apuesta definitiva de Polaris en el segmento de las dos ruedas. Esta excelencia técnica no ha sido suficiente para que Victory luche de tú a tú frente al gigante rival de Milwaukee, marca que se hace fuerte gracias a su respaldo histórico y leyenda. Esta senda es la que se replica ahora con la familia Indian, la otra gran marca estadounidense de todos los tiempos.

La situación de mantener dos gamas paralelas bajo el mismo paraguas era muy complicada. El mejor ejemplo lo constituye el lanzamiento de las Indian Scout y Victory Octane, modelos que comparten segmento y soluciones técnicas y estéticas. Asimismo, todos los recursos materiales y humanos hasta ahora empleados en Victory serán invertidos en Indian.

Para 2017, Victory comercializará en España solo cuatro modelos, todos ellos de la gama Cruiser: Gunner, Judge, High-Ball y Octane. Aún cuando se concrete su cese de actividad, la marca seguirá garantizando durante diez años el aporte de repuestos para sus modelos. Por otro lado, sabiendo que tienen fecha de caducidad, probablemente se viva la misma experiencia que en el caso de la desaparecida Buell, cuyos modelos se revalorizaron exponencialmente desde que se conoció la noticia de su cierre.

Scott Jones, CEO de Polaris:

"Ha sido una decisión increíblemente difícil de tomar para mi, para mi equipo y para los directores del Consejo de Dirección de Polaris. Durante los pasados 18 años, hemos invertido no solo recursos, sino nuestros corazones y almas para forjar la marca Victory Motorcycles, y estamos excepcionalmente orgullosos de lo que hemos conseguido. Nuestros equipos han diseñado y producido casi 60 modelos Victory que han logrado nada menos que 25 de los máximos galardones en la industria de la moto. La experiencia, conocimiento, infraestructura y capacidades que hemos desarrollado durante estos 18 años nos dieron la confianza necesaria para adquirir y lanzar Indian Motorcycle, por lo que me gustaría mostrar mi gratitud a todos los que han intervenido en la vida de Victory Motorcycles y celebrar su contribución".

0