Victory Prueba - De infierno y demonios

Victory Vegas High Ball

La americana Victory añade una nueva Vegas a su amplia gama custom-cruiser con esta imponente, sobria y cuidada creación, la High Ball, una máquina fabricada para tipos rudos como tú que quieren pasar- ¿desapercibidos? ¡Atrévete!Plántate delante de ella y acaríciala. Sí, es un poco rugosa, pero su pintura la hace más exclusiva aún, con los abundantes cromados de la Vegas básica o Jackpok dejando paso a mates oscuros. Aprecia su robusto manillar y esos escasos detalles en blanco que destacan sobre el abundante fondo negro.

Comentar Publicado el lunes 30 de abril de 2012
Victory Vegas High Ball

Estamos ante una motocicleta llamativa, la mires por donde la mires y, aunque comparte la misma base chasis-motor de la serie custom-cruiser, un «big twin» de 1.731 cc y chasis doble cuna en tubo de acero, la High Ball tiene personalidad propia.Sí, así es....Porque diferentes modelos de horquillas, tamaño de sus ruedas y neumáticos, manillares, frenos, guardabarros o carrocerías configuran uno u otro modelo. Al fin y al cabo, si la base es buena, ¿para qué complicarse la vida?

Plántate delante de ella y acaríciala. Sí, es un poco rugosa, pero su pintura la hace más exclusiva aún, con los abundantes cromados de la Vegas básica o Jackpok dejando paso a mates oscuros. Aprecia su robusto manillar y esos escasos detalles en blanco que destacan sobre el abundante fondo negro.
 
Estamos ante una motocicleta llamativa, la mires por donde la mires y, aunque comparte la misma base chasis-motor de la serie custom-cruiser, un «big twin» de 1.731 cc y chasis doble cuna en tubo de acero, la High Ball tiene personalidad propia.
 
Sí, así es€.Porque diferentes modelos de horquillas, tamaño de sus ruedas y neumáticos, manillares, frenos, guardabarros o carrocerías configuran uno u otro modelo. Al fin y al cabo, si la base es buena, ¿para qué complicarse la vida?
 
Estilo Bobber y Old School
 
Las Vegas son las más bajitas de las Victory, en las que vas como más medio acostado. Sus ruedas delanteras más estrechas y de mayor diámetro que las traseras, propia de esta gama, sufre una pequeña transformación con la High Ball.
 
Desde su horquilla delantera-manillar-rueda, pasando por su motor perfectamente arropado por su chasis doble cuna de tubo de acero, su alargado depósito de combustible, ese cómodo asiento monoplaza, hasta el esbelto basculante de aluminio, en toda ella se aprecia un equilibrio de líneas y robustez.
 
Ésta es más simétrica y estilizada que sus hermanas: llantas del mismo diámetro (16?) o discos de freno de idénticas medidas (300 mm), encajan perfectamente en su línea, donde sólo depósito, manillar (ajustable en dos posiciones, aunque quizá en la más baja pierdas un poco la pose auténtica€) y el faro se elevan por encima del resto.
 
Nuestra unidad de pruebas llevaba unos escapes que se ofrecen como opción, abandonando las líneas rectas de los de serie para caer de forma curvada hacia el asfalto.
 
Dejan sentir su sonido algo más que los de origen, pero no son estruendosos. Hay melodía de por medio.
 
He salido a dar una vuelta después de unos meses de hibernación. La High Ball aparcada en una terraza€ es el centro de las miradas, le salen amigos por todos lados y la gente te pregunta€ ¿es una Harley? «No, no es una Harley; es una Victory, una marca también norteamericana.» Si no lo he dicho diez veces ya€
 
No se quedan muy convencidos, cosa que me extraña, porque en el depósito viene escrito bien grande su nombre.
 
Cualquier otra motocicleta aparcada a su lado pasa desapercibida sin más. Ninguna genera tanta expectación como la imponente High Ball. ¡Mi High Ball!
 
MUCHO PAR
 
Ya he comprobado que la ciudad es un hábitat bastante natural para ella. A pesar de tener un peso para fortachones, la buena estabilidad te hace gozar de la conducción recorriendo las calles más estrechas y céntricas.
 
Dejo a la terraza sin «su extra» temporal y decido irme a explorar otros terrenos donde poder exprimir sus 97 CV de potencia y, eso de lo que más me han hablado, su par motor: 153 Nm declarados.
 
Mucho par, claro que sí, ofrecido por una mecánica Freedom V-Twin que con su cambio de 6 velocidades (con la sexta como overdrive) permite rodar a ritmos tranquilos sobre las 1.200 rpm. Como quiero «avivar la llama», es el momento de estrujar el gas. Siento como si todos los demonios empujasen desde el infierno€
 
El cambio es duro en la inserción de las marchas, ruidoso, pero eficaz y las velocidades entran una tras otra con contundencia. Sin darme cuenta voy muy por encima de los límites legales de velocidad; no se sienten vibraciones que te pongan en preaviso.
 
Las carreteras más retorcidas se hacen amigas de esta montura en las que para su peso y dimensiones se muestra muy ágil. Puedo apurar las frenadas, de hecho los frenos tienen un mordiente sobresaliente, pero la rueda trasera me pone sobre aviso con bloqueos si fuerzo en exceso, algo que no empaña ni por asomo el excelente comportamiento del resto del conjunto. Las curvas de radio amplio, mejor que las de menor radio.
 
Y si te pasas, ahí están los avisadores de los reposapiés, aunque no es tan fácil llegar a ese extremo como con otras de su especie. Cuando me quiero dar cuenta estoy lejos, muy lejos, a unos 200 kilómetros de la ciudad, momento en que han empezado a aflorar en mi cuerpo otro tipo de «avisadores», propios de la extrema postura de conducción.
 
Al parar, mis muñecas están ligeramente resentidas. La arquitectura de este manillar tiene un precio, como el tener que hacer más fuerza de la normal para apretar el embrague y la maneta del freno delantero. Pero bueno, cuando no lo haces a diario€ ¡qué digo!
 
Cuando has estado todo un invierno sin agarrarte a unos «cuelga monos» como estos, era algo previsible.
 
Estoy pensando que mañana, si vuelvo a salir, seguramente me quede por la ciudad. Al fin y al cabo, me gusta oír los piropos que le echan a mi moto€

Victory Vegas High Ball
 
Los detalles de corte clásico se extienden por todos los rincones de la nueva Victory High Ball. Los neumáticos con banda blanca sobre llanta de radios (exclusivos entre sus hermanas Vegas) o la imagen de su faro delantero inciden en este aspecto.

Victory Vegas High Ball
 
El propulsor cuenta con un peculiar ángulo de 50º entre sus dos cilindros. Su asiento monoplaza sólo lo comparte la versión 8-Ball en la gama Vegas 2012.
Victory Vegas High Ball (3)
 
El tablero de instrumentos consta de una única esfera en el manillar. Los escapes de esta unidad se comercializan como opción.

Ficha técnica

 
Motor 4T, 2 cil. en V a 50°; ai.-ac.
Cilindrada 1.731 cc
Potencia máx. decl. 97 CV
Par máximo decl. 153 Nm
Cambio/Trans. 6 vel./ Correa kevlar
Chasis Doble cuna acero
Suspensión del. Horquilla telésc., 43 mm
Suspensión tras. Basculante alum., 1 amort.
Freno delantero 1D.300 mm
Freno trasero D.300 mm
Neumáticos del. 130/90-16
Neumáticos tras. 150/80-16
Entre ejes 1.647 mm
Altura asiento 635 mm
Capacidad depósito 17 l.
Peso declarado 300 kg (en seco)
Precio 14.90 -
0

Scooter 125

Cómo limpiar a fondo tu moto o scooter

No sólo es una cuestión de apariencia. Limpiar la moto adecuadamente es obligatorio para un...

Los scooter 125 cc más rápidos del mercado

Los scooter 125 cc más rápidos del mercado

Uno de los aspectos que más interesa a la hora de comprar un scooter nuevo de 125 cc es su...

10 razones para no abandonar el scooter en invierno

10 razones para no abandonar el scooter en invierno

Conducir un scooter en invierno no es siempre agradable, sobre todo por dos razones: llueve y hace...

Los scooter 125 cc más rápidos del mercado

Los scooter 125 cc más rápidos del mercado

La velocidad máxima de un scooter de 125 cc es un aspecto muy importante para decidir la compra de...

Novedades

BMW F 750 GS 2018: Review y primeras impresiones

El trabajo realizado en la nueva BMW F 750 GS es un desarrollo completo de toda la moto, volver a...

Las motos nuevas presentadas en el Salón ´Vive la Moto´ de Madrid

Las motos nuevas presentadas en el Salón ´Vive la Moto´ de Madrid

El Salón "Vive la Moto", que este fin de semana se está celebrando en el IFEMA de Madrid, nos ha...

Torrot Velocípedo: revolución eléctrica en tres ruedas

Torrot Velocípedo: revolución eléctrica en tres ruedas

Torrot sigue adelante con su evolución como marca centrada en la movilidad eléctrica y su próximo...

Macbor, la marca propia de Motos Bordoy, se presenta con seis modelos inéditos

Macbor, la marca propia de Motos Bordoy, se presenta con seis modelos inéditos

Macbor irrumpe en el mercado con modernos modelos de 125cc y 250cc de diseño propio para diversos...