Cómo rodar en moto en grupo

Publicado el lunes 04 de septiembre de 2017
Cómo rodar en moto en grupo

No es exclusivo de los Sons of Anarchy, ni hace falta peregrinar a Jerez o a Pingüinos para rodar en grupo. Solo es necesario querer compartir ruta con tus compañeros siguiendo unas normas muy sencillas. Te contamos cómo.

Rodar en moto en grupo es un placer en sí, pero no es solo el mero hecho de rodar unos motoristas tras otros. Las paradas, los paisajes y las anécdotas (batallitas) son parte de una actividad que si se hace correctamente es adictiva, pero si no se siguen unas pautas muy sencillas la experiencia puede llegar a ser desde incómoda hasta -hay que decirlo- peligrosa. Todas estas pautas se traducen en respeto, máxima comodidad y mínimo riesgo.

Se trata de disfrutar montando en moto con tu grupo, y de que todos disfruten. Para competir ya están los circuitos. En la carretera se rueda, ya sea para una ruta mañanera de 150 kilómetros o para asistir al próximo GP de Brno. Las pautas serán las mismas en todos los casos, de modo que si estás acostumbrado a rodar con distintos grupos no deberías notar la diferencia, y del mismo modo detectarás rápidamente cuándo algo no se está haciendo bien.

1. LO PRIMERO

Quedar a rodar en moto es muy sencillo mediante los grupos de WhatsApp en los teléfonos móviles. Todo queda escrito, e incluso se pueden adjuntar directamente las rutas. Pero eso no es suficiente.



La elección y trazado de la ruta tiene que ser acorde con la destreza del motorista de menos experiencia del grupo, de tal modo que en ningún momento de la ruta pueda sentir que va forzado. Las rutas las diseñan aquéllos del grupo que sepan visualizar un recorrido que no suponga dificultades (de pavimento, de tráfico, visibilidad) para los menos hábiles. Difundir en el canal de chat correspondiente el mapa con la ruta y horarios servirá de guía al que se quede descolgado o al que quiera (o tenga) que volver a casa antes de tiempo.

Mirar la previsión meteorológica ayuda a la hora de definir el equipamiento, pero nunca está de más llevar un traje de agua y guantes de repuesto. Pasar frío en moto es desagradable y peligroso. Además del obligatorio casco, las botas, guantes y prendas con protecciones son imprescindibles por seguridad y confort, y "gadgets" como un kit antipinchazos muy recomendables. Un truco para mitigar la fatiga es el uso de tapones para los oídos (siempre en carretera, no en ciudad, y si no usas intercomunicador). Supone una gran diferencia cuando se pasan muchas horas en la moto, y minimizan el pitido en los oídos cuando te quitas el casco.

Una vez determinado el punto de partida -suele ser una gasolinera- es importante ser puntual y acudir la moto y uno mismo en perfecto estado de marcha: el depósito ya lleno, las cañerías vacías, niveles, presiones, el equipaje perfectamente instalado, la GoPro en su sitio, etc. Hacer esperar a las personas es una falta de respeto más molesta de lo que pueda parecer, porque retrasa todo lo que esté previsto para después (paradas, comidas contratadas, llegadas a hotel en viajes largos), y no es cuestión de apretar la marcha en ruta para compensar, pues el motorista de menos experiencia es el primero en sufrirlo, y se trata de disfrutar.

Aspectos clave

  • Moto y equipo a punto
  •  Diseño de ruta por los más experimentados del grupo
  • Puntualidad en punto de partida
  •  Consultar previsión meteorológica
  •  Compartir información de ruta en canal común (WhatsApp)

2. EL GRUPO

El grupo han de encabezarlo y cerrarlo las dos personas con más experiencia y que sepan exactamente la ruta a seguir. En un mundo ideal, todos los motoristas llevaríamos un intercomunicador en el casco que nos comunicase con nuestro eventual pasajero y con los demás miembros del grupo. En cualquier caso, es conveniente que el líder y el escoba estén comunicados entre sí, pues por diversas circunstancias el grupo se puede fragmentar. Un detalle muy importante: hay que acordar unas señales elementales de comunicación entre los miembros para las circunstancias más habituales (aflojar, adelántame, poco combustible, etc). Lo habitual es que los pilotos con menos ritmo circulen tras el líder, que impondrá un ritmo pausado, y así nadie queda descolgado. Si el grupo se fragmentase por cualquier causa debería haber un protocolo de reagrupamiento según las particularidades de la ruta y las posibles paradas.



En línea recta nunca se circula en fila india, sino en formación de zigzag, como en una parrilla de salida de Fórmula 1. De este modo guardamos una doble distancia de seguridad con el que nos precede y al que antecedemos en caso de frenada. Otra cosa son las curvas, en las que la línea de trazada ideal es la que manda, por lo que el concepto de distancia de seguridad adquiere aún más importancia.

Es habitual que alguno del grupo se ponga "disfrutón" en las curvas y se ponga a adelantar a los más calmados. Si bien no es característica de rodar en grupo, ocurre. El que no se vea capaz de seguir determinado ritmo no ha de forzar para seguirlo, ya le esperarán más adelante o lo que esté estipulado para reagrupar. Del mismo modo, si uno siente a alguien acercándose por detrás más cerca de lo normal, lo más conveniente es dejar pasar, si puede ser fijarse (para aprender) en qué hace el que adelanta para llevar ese ritmo, y seguir rodando al propio ritmo. Ya lo comentarán luego, eso seguro. Es más importante la integridad física de uno que la cohesión del grupo.

Aspectos clave:

  •  Líder y cierre de grupo: los más experimentados
  •  Se rodará a ritmo del menos experimentado
  •  Acordar medio(s) y método de comunicación
  •  Rectas: formación en zigzag
  •  Curvas: distancia de seguridad, trazada ideal, sentido común
  •  Decisión individual: es preferible perder la formación a forzar el ritmo
  •  Protocolo de reagrupamiento

3. LAS PARADAS



Es recomendable prever las paradas de repostaje para evitar sorpresas desagradables. El kilometraje entre paradas lo determinará la moto con menos autonomía del grupo. El resto no tendrá porqué llenar hasta arriba, ahorrándose peso innecesario, y aunque pudieran circular más kilómetros, siempre es un gusto poder parar y estirar las piernas.

Es buena idea hacer coincidir las comidas con algún repostaje para no hacer paradas de más, y si en verano coincide con las horas más calurosas del día, mejor. Es muy importante que las comidas sean poco copiosas y no esperar a tener sed para hidratarse. Alcohol prohibido, las sensaciones las da la carretera.

En el caso de ir con acompañante, debe ir tan equipado y cómodo como el piloto –en la medida de lo posible- para que no tenga que ir corrigiendo su postura en marcha. Si uno de los dos va incómodo, los dos acabarán yendo incómodos. ¿Se puede hacer ruta con una RR y con acompañante? Sí, si te quiere mucho. También se puede ir a por tiempos con una Electra Glide en circuito.

Aspectos clave:

  •  La moto con menos autonomía marca las paradas
  •  Hacer coincidir las comidas con repostajes
  •  Comidas ligeras, cuidar hidratación
  •  Alcohol 0%
  •  Cuida al acompañante: puede ser su primer o su último viaje en moto

RESUMEN

  •  Respeto, comodidad máxima, riesgos mínimos
  •  El líder no es el más rápido, es el que tiene más experiencia y sentido común
  •  En rectas, NUNCA en fila india, formación en zigzag
  •  No forzar el ritmo JAMÁS
  •  Velar por los menos experimentados
0
Nuestros vídeos en

Las 10 principales novedaes de 2018
Estas son las mejores novedades desveladas en el pasado Salón de Milán