Triumph Speed Triple 1050 '11

Se te nota en la mirada que has cambiado, pero mantienes viva tu esencia. Tus nuevos ojos advierten una moto renovada que sobre el terreno se siente más ágil, cómoda y manejable, también más potente. Eres la de siempre, pero has mejorado. Tus ojos te delatan.

Comentar Publicado el martes 14 de diciembre de 2010
Triumph Speed Triple 1050 '11

Si la cara es el espejo del alma, en la nueva Speed Triple son los faros el reflejo evidente y punto de partida de una evolución en la que se han tocado prácticamente todos los palos. Un -restyling- que no hubiera tenido el peso suficiente ni la sensación de cambio generacional, de no haber modificado el -famoso- doble faro, el rasgo estético más representativo del modelo. Y no ha debido ser nada fácil, primero por lo conflictiva que ha sido esta parte de las Triple desde su nacimiento que cuenta con tantos adeptos como detractores; y segundo, porque el diseño, un doble faro completamente desnudo -a no ser que se le acople el pequeño parabrisas opcional- siempre es difícil al sobresalir y verse desde prácticamente cualquier ángulo. He de reconocer que yo era uno de los partidarios de los faros redondos, por eso, la primera vez que vi el nuevo frontal de la Speed Triple no me acabó de convencer. Sin embargo, poco a poco ese pensamiento se va tornando en más agradable hasta el punto de que me ha acabado gustando. Pero en este aspecto, como en todo lo estético, cada cual tiene su propia opinión. Hay que reconocer que es una apuesta arriesgada y que sin ese cambio en los faros el resto de modificaciones estéticas hubieran pasado mucho más inadvertidas.

Para Triumph, esta -naked de mil- no es un modelo más de su gama, sino que tiene especial importancia al ser la moto de más éxito de su larga y centenaria historia con más de 65.000 unidades vendidas. Además es una de las -streetfighter- precursoras que dieron nombre al segmento allá por 1994. De ahí que esta evolución se haya tratado con mucho cariño. En España, la Speed Triple no goza de demasiada popularidad, en gran parte eclipsada por el éxito de su hermana menor la Street Triple. Pero en Francia y, sobre todo, en Reino Unido es toda una superventas. A los ya comentados faros le siguen una serie de cambios estéticos tales como la incorporación de dos pequeñas tapas a ambos lados de la moto (donde pone el nombre comercial del modelo), nuevas llantas o un colín que, aunque exhibe los mismos elementos que su antecesora, se ha actualizado levemente. Conserva la forma tubular del chasis de doble viga, el basculante monobrazo y el doble escape elevado tan resultón que ofrece una vista trasera tan característica. Pero no sólo eso, también mantiene el precio sin variación respecto a la versión anterior: 11.995 euros. En diciembre, se lanzará una versión con ABS que costará 12.595 euros.

Bastidor nuevo, postura nueva En la presentación mundial de la nueva Speed Triple, en el circuito malagueño de Ascari, todas las miradas estaban puestas en el nuevo chasis y en los encargados de su desarrollo, los hermanos López Córdoba. Estos dos jóvenes ingenieros -y pilotos- españoles comentaron que una de las claves de este nuevo bastidor es el cambio en el reparto de pesos, que se ha conseguido variando de sitio la batería -ahora está en la parte delantera de la moto, casi en la pipa de dirección- y adelantando el motor tres milímetros. Carga un poco más de peso delante, además, la horquilla tiene un poco menos de lanzamiento y más avance. Esto se traduce en más agilidad en marcha, algo que se deja notar en cuanto te subes a la moto. Ha mejorado también la transferencia de pesos al acelerar y frenar, con lo que el comportamiento incluso en pista y a buen ritmo es excelente. Se ha ganado en agilidad pero, a su vez, en estabilidad con un basculante 18,5 mm más largo -y un kilo menos de peso- que ha dejado una mayor distancia entre ejes que, no obstante, sigue siendo bastante contenida en líneas generales. Queda solventado por tanto el compromiso entre agilidad y estabilidad. Por cierto, el peso del conjunto se ha reducido en 3 kilos.

La postura de conducción también se ha visto modificada. El conductor queda echado un poco más hacia adelante y va sentado sobre un asiento más estrecho pero más largo y a menos distancia del suelo, tan sólo 5 mm, aunque lo agradecerán los conductores de baja estatura. Las estriberas se han adelantado para no dejar una postura demasiado racing, pero quedan lo suficientemente lejos del suelo como para poder tumbar a placer sin arrastrarlas por el asfalto, algo que me sorprendió gratamente sobre el trazado de Ascari. El comportamiento es de moto deportiva pero con la comodidad de una moto naked, con el manillar alto y una postura muy natural.

Con un par... motor De momento va bien la cosa, hasta ahora han sido todo aciertos. Una vez aprendido más o menos el interminable circuito, toca -apretar- y ver la respuesta del motor al que se ha sometido a ligeras variaciones. Sigue siendo el tricilíndrico que ya conocíamos, pero con un nuevo airbox y una serie de cambios en el sistema de escape con los que se ha ganado 5 CV, algo más de par motor (de 103 se ha pasado a 111 Nm) y reducir el consumo en un 6% aproximadamente. Este incremento de prestaciones apenas se aprecia en marcha, pero se deja notar en una aceleración más progresiva, menos nerviosa, y más entrega de par a partir de 3.000 rpm. En carretera se siente una moto vigorosa que sale muy bien desde abajo, pero con la potencia fácilmente dosificable y que incita menos a -la violencia-. Si a esto le sumamos que transmite mucha más confianza en su paso por curva, se puede afirmar que es una -naked de mil- mucho más lógica, fácil de llevar y también con un comportamiento más adecuado para ir deprisa. En la parte ciclo mantiene el esquema de su predecesora aunque con salvedades como, por ejemplo, el empleo de unas llantas más ligeras que, dicho sea de paso, llevan montada una preinstalación de un sistema para poder ver la presión de las ruedas desde el panel de instrumentos. La rueda trasera cuenta con algo más de garganta. Las suspensiones Showa son totalmente regulables y los frenos han sido revisados manteniendo el doble disco delantero con pinzas Brembo radiales de cuatro pistones, sencillamente ¡un 10! Potentes y dosificables en todo momento.

Pienso en algo negativo Pero no se ocurre nada que decir en contra de esta actualización. Normalmente, los periodistas de motor tenemos fama de hablar siempre bien de los vehículos que probamos. Es cierto que, en ocasiones, se suele resaltar lo bueno y decir con boca pequeña lo malo, pero es que en esta nueva Speed Triple todos los cambios han ido en la buena dirección y han dado como resultado una moto cómoda que va bien tanto en carretera como en circuito. Incluso sirve para desplazamientos urbanos, con lo que su polivalencia está fuera de toda duda. Además, no haber subido el precio ni un euro juega a su favor de cara a la competencia directa, que tiene en esta Speed Triple un hueso duro de roer. En cuanto al tema de la nueva -mirada-, es cuestión de gustos. Ver ficha técnica de la Triumph Speed Triple 1050 '11

0

Scooter 125

Cómo limpiar a fondo tu moto o scooter

No sólo es una cuestión de apariencia. Limpiar la moto adecuadamente es obligatorio para un...

Los scooter 125 cc más rápidos del mercado

Los scooter 125 cc más rápidos del mercado

Uno de los aspectos que más interesa a la hora de comprar un scooter nuevo de 125 cc es su...

10 razones para no abandonar el scooter en invierno

10 razones para no abandonar el scooter en invierno

Conducir un scooter en invierno no es siempre agradable, sobre todo por dos razones: llueve y hace...

Los scooter 125 cc más rápidos del mercado

Los scooter 125 cc más rápidos del mercado

La velocidad máxima de un scooter de 125 cc es un aspecto muy importante para decidir la compra de...

Novedades

BMW F 750 GS 2018: Review y primeras impresiones

El trabajo realizado en la nueva BMW F 750 GS es un desarrollo completo de toda la moto, volver a...

Las motos nuevas presentadas en el Salón ´Vive la Moto´ de Madrid

Las motos nuevas presentadas en el Salón ´Vive la Moto´ de Madrid

El Salón "Vive la Moto", que este fin de semana se está celebrando en el IFEMA de Madrid, nos ha...

Torrot Velocípedo: revolución eléctrica en tres ruedas

Torrot Velocípedo: revolución eléctrica en tres ruedas

Torrot sigue adelante con su evolución como marca centrada en la movilidad eléctrica y su próximo...

Macbor, la marca propia de Motos Bordoy, se presenta con seis modelos inéditos

Macbor, la marca propia de Motos Bordoy, se presenta con seis modelos inéditos

Macbor irrumpe en el mercado con modernos modelos de 125cc y 250cc de diseño propio para diversos...