Tecnología y Accesorios Entrevista Fabio Muner

Los secretos de la filosofía Dainese D-Air

Comentar Publicado el martes 10 de mayo de 2016
Dainese D-Air

Entrevistamos a Fabio Muner, responsable de Marketing y Comunicación de Dainese-AGV, quien nos refleja todo lo que hay detrás del revolucionario concepto D-Air.

Marca pìonera en todo lo relativo a la seguridad de los pilotos de velocidad, Dainese desplaza a los GP europeos un camión completamente equipado para atender las necesidades de los pilotos de la marca en cualquiera de las categorías de MotoGP. A su frente se encuentra Fabio Muner, por lo que sus palabras nos transmiten de primera mano todo el proceso de desarrollo en el que se encuentra esta tecnología aún hoy.

En esta instalación móvil, los técnicos de Dainese recogen los datos de los accidentes sufridos por sus pilotos que componen el auténtico tesoro de su desarrollo, ya que gracias a su estudio se pueden confeccionar los algoritmos mediante los cuales se pone en funcionamiento todo el sistema. Se trata de unos datos vitales, la base de todo el proceso, y, por supuesto, el apartado más costoso. También exclusivo y patentado (hasta el más mínimo componente), ya que aunque los componentes del sistema se pueden copiar por la competencia, su funcionamiento solo puede utilizarse mediante la experiencia.



- El Dainese D-Air se puede calificar más como una filosofía que como un mero componente de seguridad.

"Así es. El fundador de la marca, Lino Dainese, fue un pionero y un visionario. Era gran aficionado al buceo, y pensó que sería útil un sistema que protegiera al piloto de motos durante una caída como si estuviese rodeado por agua o por aire. Todavía se conservan sus bocetos. Entonces todo el mundo decía que era imposible lograrlo. Es un paso adelante más en el tema de la seguridad en el que la marca ha mostrado el camino al resto. Dainese desarrolló los primeros monos de cuero adaptados a la ergonomía del piloto sobre la moto, con Agostini, así como los primeros protectores de espalda."

- 45 años de Dainese y 70 años de AGV dan para mucho.

"Siempre intentamos estar en vanguardia de la tecnología relativa a la seguridad. El ejemplo es el elenco de productos D-Air que ofrecemos en 2016. Se trata de cuatro alternativas. El D-Air Racing es exclusivo para uso en circuito, con algoritmos desarrollados para esta actividad; para el día a día, el D-Air Street primero se comercializó como producto Dainese, con componentes instalados en la moto, para más tarde ofrecerse como accesorio oficial en modelos como la Ducati Multistrada 1200 S–con ECU y sensores específicos- o el Peugeot Metropolis –kit estándar-; por otro lado, el nuevo Misano 1000 (número que hace referencia al total de detonaciones que se han experimentado a lo largo del desarrollo del D-Air) admite utilizar una misma chaqueta en cualquier motocicleta, ya que cuenta con todos los sensores integrados en la propia chaqueta, no en la moto. Por último, el nuevo Armor permite que otras marcas utilicen nuestra tecnología para proteger a sus pilotos, una visión humanista que es inherente a nuestra marca. Firmas como Revit o PSI ya se benefician de esta colaboración, adaptando previamente sus realizaciones para su instalación, ya que necesitan estar preparados para el momento en el que se activa el D-Air".

- Un airbag para motoristas es mucho más complicado de desarrollar que uno para automovilistas.

"En efecto. Con anterioridad a nuestro producto, importantes marcas de motocicletas desarrollaron sistemas airbag. Fueron un avance muy loable, pero el problema es que, en caso de accidente, las trayectorias de la motocicleta y del piloto no tienen por qué coincidir, lo que reduce su efectividad. Con el Dainese D-Air hemos solventado este problema".

- En la visita que realicé hace unos años a las instalaciones de Dainese en Italia, me enseñaron la nave donde se guardan los equipos de los pilotos más legendarios de la firma. ¿No está previsto su muestra en público?

"Sí, es una de nuestros proyectos ahora que contamos con el respaldo financiero de un importante grupo inversor. No solo se tratará de un museo para enseñar estas piezas únicas, sino para educar a los más jóvenes en la conciencia sobre la seguridad en moto".

- Y para terminar, hablemos de competición. ¿Cómo es posible que no haya un piloto español "top" entre los usuarios de Dainese?

"Ahora tenemos un piloto español puntero en cada categoría: Pol Espargaró en MotoGP, Luis Salom en Moto2 y Joan Mir en Moto3. Pero tienes razón. Quizá el año que viene habrá una sorpresa al respecto...".

CÓMO PROTEGE EL D-AIR RACING

El D-air está compuesto de un sistema electrónico (hardware, algoritmo de activación y software de gestión), un sistema neumático (generador y bolsa) y una estructura de soporte adecuada para la utilización prevista (en este caso un mono de piel), en la que los varios componentes están instalados en modo seguro y fiable.

SISTEMA ELECTRÓNICO:

€ Algoritmo de activación y diagnóstico gestionado con firmware específico.

€ Tres acelerómetros.

€ Tres giroscopios.

€ Un GPS.

€ 2 GB de memoria interna.

€ Interfaz usuario (LED).

€ Batería de polímeros de litio.


 

SISTEMA NEUMÁTICO:

€ Airbag con estructura 3D patentada por Dainese.

€ Airbag de alta presión de 4 litros de capacidad.
 

LOS DATOS DEL D-AIR RACING

15 milisegundos: es el tiempo de activación que D-air Racing puede tardar en las caídas más violentas.

4 litros: es la capacidad de la bolsa de D-air Racing, que cubre Hombros, cuello, clavículas, parte alta del tórax.

650 gramos: es el peso total del sistema con las prestaciones descritas.

85%: D-air reduce la fuerza transmitida al hombre hasta el 85%, gracias a su especial bolsa a alta presión (medición realizada con la normativa EN1621.1).

7 sensores: un sofisticado juego de sensores integrados en el hardware del sistema analiza constantemente la dinámica del piloto.

4 patentes: las exclusivas características técnicas del sistema están protegidas con patentes específicas.

Inteligencia: el algoritmo de activación es la inteligencia de D-air Racing, capaz de evaluar la dinámica de la caída y decidir si activar o no la protección extra ofrecida por el sistema.

Ergonomía: es el primer sistema que funciona sin ninguna conexión física con el medio.

Independencia: no requiere la instalación de ningún tipo de sensor en la moto.

Telemetría: cuenta con un sistema de detección de datos capaz de proporcionar al piloto indicaciones útiles sobre sus prestaciones en pista.

0
Nuestros vídeos en

Las 10 principales novedaes de 2018
Estas son las mejores novedades desveladas en el pasado Salón de Milán

Especial MotoGP