SYM Symphony ST 125: prueba a fondo

Comentar Publicado el viernes 16 de octubre de 2015
SYM Symphony ST 125: prueba a fondo

SYM Symphony es sinónimo de rueda alta, bajo precio y calidad suficiente. Todo un éxito de la marca taiwanesa en nuestro país que ahora amplía el concepto con mejor equipamiento y un nuevo motor que lo eleva de segmento, manteniendo un precio atractivo.

El Symphony ST es un novedoso scooter integrado en la gama Symphony de SYM. Estrena motor, con más nervio y algo más de prestaciones, con nuevos elementos de equipamiento y una carrocería modernizada que le sitúan un escalón por encima respecto a los Symphony S, LX, SR y Sport que se mantendrán, por ahora, dentro del catálogo taiwanés. Al mismo tiempo, una carrocería más amplia intenta hacer del ST un scooter más cómodo y elegante para demostrar esa superioridad en la gama.

Cómo es

Sigue siendo un Symphony. Se mantiene básicamente, salvo retoques, el mismo chasis. Pero se ha modificado profundamente la carrocería, con nuevos grupos ópticos, destacando los LED detrás y en las luces de posición delanteras, así como un nuevo escudo delantero, más ancho y con nuevas formas. Entre las líneas básicas de los SYM Symphony más normales y las más agresivas de los SR y Sport, el ST se sitúa en una zona más elegante y discreta, dibujada con la colaboración de diseñadores italianos. En equipamiento, a los "gadgets" ya tradicionales en la marca SYM como la apertura del asiento eléctrica para acceder al hueco del casco o el interruptor general de contacto antirrobo escondido en este hueco, se suman otras novedades como el cuadro completamente digital o una guantera frontal de mayor tamaño.

De dónde viene

El Sym Symphony es un scooter bien conocido en nuestro mercado. Presente en los últimos años en el "Top Ten" de ventas, fue uno de los primeros SYM en suponer un salto en calidad importante que ahora se refleja en toda la gama. Se trataba de un scooter básico, con ruedas de 16" que quería ser barato, cómodo y fiable y que ha resultado todo un éxito para la marca. Evolucionado cada poco tiempo, en la gama se han ido añadiendo modelos que completan una extensa gama siempre fiel a las premisas de economía y calidad. Ahora, el nuevo ST supone un paso adelante: un nuevo motor y una nueva carrocería hacen de él un scooter de más porte, superior a sus predecesores y por poco dinero más.

Los detalles

Los SYM ofrecen sus propios detalles de equipamiento que los hacen diferentes a su competencia. La apertura eléctrica del asiento y el antirrobo cortacorrientes (situado dentro del hueco del casco), son componentes muy útiles. El segundo es una gran idea por ahora no copiada por sus rivales, salvo por Peugeot (cuyos Tweet lo llevan porque están fabricados por SYM como sus Symphony pero con otra carrocería). Además, caballete central y lateral, discos ondulados y luz de posición delantera y trasera (más la de freno) de LED destacan en este aspecto. No obstante, lo más llamativo es su cuadro de instrumentos: una esfera que en parado se ve negra y que, una vez encendida, muestra una esfera digital y una pantalla. Puedes elegir la información que visualices en la esfera y en la pantalla digital, mostrando el cuentakilómetros y cuentarrevoluciones en uno o en otro, en millas o kilómetros. Es llamativo, aunque funcionalmente poco visible, ya que depende de la luz que le dé.

En parado

Es un scooter ligero, pocos kilos más pesado que los Symphony anteriores y un poco más alto de asiento. No ha perdido casi nada de su agilidad y en parado se mueve prácticamente igual de bien. La pata de cabra lateral desconecta el motor por seguridad cuando la bajamos, lo que evita que nos pongamos en marcha con ella extendida previniendo así accidentes. El caballete no requiere excesiva fuerza para ponerlo y con pisar con nuestro peso sobre la palanca y tirando hacia arriba del asa trasera se coloca sin mayor problema. Es útil para aparcamientos largos o labores de mantenimiento. Para repostar, el tapón de combustible se encuentra levantando el asiento, por lo que no requiere llave. Es cómodo, ya que queda alto y totalmente horizontal.

Capacidad de carga

Los Symphony pueden presumir de estar entre los scooter de rueda alta con mejor capacidad de carga del mercado. Bajo su asiento, que se abre desde un botón en el puño izquierdo o desde el contacto girando la llave, cabe un casco integral. Dispone además de una guantera en el contraescudo, con tapa con cierre por llave y, sobre ella, un gancho portabolsas. Este último elemento, en conjunto con el suelo plano, es ideal para transportar bolsas de la compra, bolsas de deporte u otros objetos similares. También viene de serie con un portabultos trasero en el que puede montarse un baúl.

Mantenimiento y costes

SYM no ha querido todavía equipar el último Symphony con inyección electrónica y su motor emplea un carburador. Con él, sin ser un scooter especialmente "tragón", hemos medido un consumo en utilización mixta de 4,49 litros a los 100 km. No es un consumo de récord, aunque la inmensa mayoría de los rueda alta de carburación están en cifras similares. Sin embargo, el Symphony ST ofrece mejores prestaciones que casi todos ellos. Es un scooter económico de adquirir y tampoco es especialmente caro de mantener, con precios de recambios muy contenidos y razonables.

SYM Symphony ST 125: En marcha

Es un scooter sencillo y de fácil uso, muy recomendable tanto para el que busca un medio de transporte económico y cómodo teniendo experiencia con motos o scooter previos, o para iniciarse. La rueda alta le da una estabilidad muy de agradecer que facilita la vida a los menos experimentados y que convencerá más que los scooter de rueda "normal" a los ya motoristas. El nuevo motor le da un poco más de empuje y alegría desde abajo, con buena respuesta en todo el rango de revoluciones.

En ciudad

En el entorno urbano, el Symphony ST mejora al resto de la gama Symphony con un motor con mejor respuesta a cualquier régimen. Se ha montado un motor con mayor carrera (biela más larga) lo que le otorga un par superior y, por tanto, un respuesta más inmediata y viva al acelerador. Sin embargo, con 10 CV para un peso medido de algo más de 125 kg, no resulta "intimidante" en ninguna circunstancia por novato que sea su conductor. Gira bien, quizá unos grados menos que otros scooter de su estilo (incluyendo Symphony de versiones más simples), pero es más que suficiente para moverse con mucha agilidad en ciudad, entre coches o dentro de un garaje, maniobrando a baja velocidad.

En carretera

El nuevo motor declara 10 CV, lejos de los scooter más potentes de la categoría cuyas potencias alcanzan los 15 CV legales. Sin embargo, siendo un scooter ligero y con un desarrollo de transmisión bien estudiado (algo largo, no es fácil llevarlo hasta su tope de vueltas) es capaz de superar bien los 100 km/h, algo que muy pocos rueda alta económicos alcanzan. Por ello es en carretera una gran opción, a pesar de que el chasis abierto que requiere el suelo plano, como suele ocurrir en numerosos scooter con plataforma plana, llega a oscilar un poco a alta velocidad. Esto se nota en una ligera vibración cíclica en el manillar, que no molesta en exceso y a la que te llegas a acostumbrar. Buenos frenos, una suspensión bien calculada con amortiguadores que pueden regularse en precarga de muelle para imprimirles mayor dureza, hacen que se agarre muy bien, lo suficiente como para ocasionalmente dar en el suelo con las puntas del caballete al inclinarlo. Es divertido y noble, y merece neumáticos de nivel contrastado para extraer todo su potencial.

Así va con pasajero

Es un buen scooter para llevar pasajero. A pesar del motor de 10 CV de potencia máxima, es capaz de no denotar excesivamente el peso extra salvo si intentas mantener velocidades elevadas. Lógicamente, con pasajero se resiente su velocidad punta. Las estriberas están bien integradas en la carrocería y se despliegan con facilidad, siendo muy amplias y cómodas. Ahora bien, van algo adelantadas y llegan a molestar un poco al piloto. Para agarrarse, el portabultos trasero se alarga hacia delante formando asas a ambos lados del asiento.

SYM Symphony ST 125: Así lo vemos

El Symphony ST es prácticamente una nueva categoría en scooter en el catálogo SYM. Sí, es un rueda alta, y sí, por precio está cerca, un poco por encima, de los más económicos. Pero en prestaciones y equipamiento queda muy por encima, más cerca realmente de los más lujosos y prestacionales de entre los "rueda alta" convencionales. Como tal, en ciudad es una gran opción, estable, cómodo y fácil, y en carretera, con más de 100 Km/h reales, se separa aún más de los rueda alta económicos. Aunque no llega al nivel de comodidad de los más caros GT, es un gran scooter, divertido de llevar, noble y agradable. Un consumo de más de 4 l./100 km no destaca ni por arriba ni por abajo. En equipamiento, su cuadro digital, la apertura del asiento eléctrica o el antirrobo no son detalles que suelan encontrarse en scooter de este precio. Por último, el suelo plano, más gancho portabolsas, guantera y, sobre todo, un hueco donde cabe un casco integral, hacen que en este sentido esté al nivel de los rueda alta más capaces del mercado.
 

ficha técnica

 

Motor

4T, 1 cilindro, aire 

Cilindrada

124,6 cc

Alimentación

Carburador 

Distribución

2 válvulas

Suspensión delantera

Horquilla telescópica

Suspensión trasera

2 amortiguadores

Freno del./tras.

 D. 260 mm /D. 240 mm 

Frenada combinada

No

Neumático delantero

110/70-16

Neumático trasero

110/70-16

Long. máxima

2.000 mm

Entre ejes

1.330 mm

Altura del asiento

792 mm

Cap. depósito

7,5 l.

Peso declarado

119 kg (en seco)

Precio

2.199 € (en oferta)


0
Consulta los precios oficiales y las ofertas de todos los modelos de SYM.
Precios del Sym Symphony ST 125 con ficha técnica y equipamiento completo.