Suzuki GSX-S: toda una gama con genes sport

Suzuki GSX-S
Suzuki GSX-S: toda una gama con genes sport
Santiago Herrero
Santiago Herrero
El ADN deportivo de Suzuki está omnipresente en la saga GSX-S. Todas sus variantes hacen gala de ello, dividiéndose nada menos que en cuatro modelos preparados para todo tipo de carnés. 

Si tuviéramos que elegir un motor diseñado y fabricado por Suzuki que haya aportado un extraordinario valor añadido a la marca, ese podría ser el equipado por la saga GSX-S de litro. El tetracilíndrico en línea de la legendaria GSX-R de SBK ha servido para dar vida a esta generación «S» de versiones 2022, con las que se abarca un elenco de opciones naked y sport-turismo con personalidad propia e inconfundible.  

En el escalón más alto en cuanto a sus múltiples posibilidades de uso encontramos a la Suzuki GSX-S 1000 GT, una sport-turismo de raza que apuesta por una cobertura total en viajes de todo tipo, ya sean de corta, mediana o larga distancia, donde las aptitudes dinámicas junto con un excelente nivel de protección y ergonomía van de la mano para ofrecer una experiencia a los mandos cargada de emociones. Las posibilidades del motor y la parte ciclo en este aspecto son prácticamente infinitas, con una potencia de 152 CV a 11.000 rpm y un par de 106 Nm a 9.250 rpm.  

Precios, ofertas, fichas técnicas e imágenes de TODAS LAS MOTOS Y SCOOTERS SUZUKI del mercado

Unas cifras que permiten hablar de la Suzuki GSX-S 1000 GT como una moto tan apta para cubrir largas distancias, como perfectamente preparada para desarrollar una conducción deportiva cómodamente instalado abordo, mediante un manillar de una sola pieza situado a media altura y unos estribos que no fuerzan la posición de las piernas. El conjunto viene rematado por un asiento redimensionado, asas para el pasajero y carenado especialmente ideados para esa doble vertiente sport y turística que tan bien representa esta Suzuki.  

suzuki gsx s 1000 GT

Aprender a divertirse  

Todo ello es aplicable a las siguientes integrantes de la saga, con la Suzuki GSX-S 1000 como protagonista al haber sido la precursora de esta estirpe. Se beneficia, al igual que la GT y la 950, de un enorme depósito de 19 litros que alarga la autonomía de manera ostensible realizando una conducción estandarizada, mientras que la ergonomía es otro de los puntos fuertes compatibles entre las tres hermanas, con brazos y piernas perfectamente acomodados para practicar sin cortapisas el pilotaje que más se adecúe a los deseos del usuario.  

Todas las Suzuki aptas para el carné A2

Pero si de lo que se trata es de aprender los entresijos de la conducción de una superbike desnuda desde la base, Suzuki también lo pone en bandeja, en este caso con la incorporación de la GSX-S 950. Bajo esta denominación se esconde toda la esencia de la GSX-S 1000 con una potencia máxima adaptada al carné A2. Así, durante los dos primeros años, la GSX-S 950 servirá de soporte para la adquisición de la experiencia y los trucos que permiten pilotar una moto de elevada cilindrada y potencia, como es la propia GSX-S 1000. Una vez superado el período de aprendizaje, Suzuki propone continuar a los mandos de la Suzuki GSX-S 950 con una potencia máxima de 95 CV y todas las posibilidades que una maxinaked de hoy día pone en nuestras manos, como el control de tracción, ABS o embrague antirrebote. Poco más se necesita para sentirse libre a sus mandos.  

Suzuki GSX S 1

En la base encontramos a la pequeña gran naked Suzuki GSX-S 125, una moto que emula el estilo y las líneas de las Suzuki más potentes capaz de ser conducida con el carné B de coche. Tanto las gráficas como el resto de detalles nos recuerdan cómo son las Suzuki más potentes del catálogo, si bien resulta por sí misma una opción perfectamente válida para la movilidad urbana sencilla, práctica y funcional al máximo, con nimios consumos y una agilidad extrema para que los desplazamientos por las calles de la ciudad sean, además, un motivo extra de diversión 

 

Suzuki GSX-S 950

0 Comentarios