Guía de compra: todas las Suzuki que puedes conducir con el carné A2

suzuki tecnologia trail estatica
Guía de compra: todas las Suzuki que puedes conducir con el carné A2
Antón Quintiá
Antón Quintiá
Suzuki continúa tratando de mantenerse en la cada vez más competida categoría del A2. Aunque escueta, presenta una gama de motos variada y ha afrontado ciertos cambios para mejorar su oferta.

Hace poco más de una década, la DGT implantó, de acuerdo con la directiva europea aprobada en 2006, el carné A2. Este permiso venía a situarse entre el A1, que autoriza a conducir motocicletas de hasta 125 cc., y el A, que autoriza a conducir todo tipo de motocicletas; dicho de otra forma, es la licencia de las potencias medias. Y el término «potencia» es clave ya que, pese a que en un inicio se hablaba de que el A2 limitaría la cilindrada a 500 cc. , finalmente solo aplica a la potencia. De esta forma, un usuario del A2 puede adquirir una moto de gran cilindrada y limitarla al máximo de 35 kW estipulados (siempre que, sin limitar, no supere el doble de esta potencia).

Suzuki ha mantenido un perfil discreto en este segmento, y su oferta de los últimos años destaca por la total ausencia de modelos de media cilindrada. Su mayor éxito fue la GSX-S 750, ahora reemplazada por la GSX-S 950. A día de hoy, presentan una oferta de modelos bastante escueta, aunque variada, y siempre en grandes cilindradas limitables.

Suzuki SV 650

SV 650

La primera generación SV 650 nació en 1999 y a lo largo del presente siglo se ha convertido en un icono entre las motos más populares de Suzuki. La actual serie tiene sus comienzos en 2016 y retoma una forma de entender el naked para todos los públicos como en su momento lo hizo la legendaria GS 500, aquella dos cilindros en línea que nació en 1979 y que incluso fue fabricada en la factoría que la marca japonesa tuvo en Gijón. 

La combinación de motos V-Twin y chasis multitubular de la SV 650 es única en el catálogo nipón, esquema que ha heredado la retro SV 650 X. En su propuesta más práctica presenta sistemas Easy Start para arranque a la primera pulsación del botón de arranque y Low RPM Assist como ayuda en los primeros momentos y cuando se gira muy bajo de vueltas. 

El chasis se decora en distinto color en función de las fibras. Así observamos un chasis dorado o azul en las alternativas en negro, y en rojo en la blanca. Estas dos últimas combinan las llantas también con la decoración del chasis.

suzuki sv650x 2 g

SV 650 X

Se basa en la naked SV 650, con la que comparte soluciones de propulsor y parte ciclo, además de electrónica con arranque Easy Start System y asistente Low RPM. Para identificarse como una moto Vintage recurre a una pantalla de tintes clásicos y a detalles como la terminación del asiento en símil cuero con bandas trasversales. 

Se comercializa en color único negro, una decoración que se extiende al motor, chasis, cobertura del faro, llantas e incluso silenciador. Ambas suspensiones son regulables en precarga de muelle y su ergonomía deportiva queda plasmada en un manillar bajo respecto a la SV 650 estándar. 

GSX S950 estudio derecha

GSX-S 950

Se ha partido de la Suzuki GSX-S 1000 recién presentada: motor y parte ciclo son prácticamente iguales. La carrocería, cambiando algún color, también. La electrónica se ha simplificado y se ha trabajado para adaptar la moto a su nuevo uso. No hay modos de funcionamiento ni «quickshifter» de serie pero sí control de tracción con 3 modos de intervención más desconexión

En versión de 95 CV (70kW, más exacta y legalmente), es una moto muy agradable y suficiente para prácticamente cualquier nivel de pilotaje: una moto divertida, con una parte ciclo muy sobrada y prestaciones suficientes. En la versión 35 kW para A2 la cosa es más justa, pero al menos tienes una moto con carrocería y «pinta» de moto grande y una respuesta muy dulce y suave.

El motor es el 4 cilindros de 999 cc compartido con la 1000 o con la Katana. Dos árboles de levas en la culata para manejar las 16 válvulas y embrague asistido y antirrebote. En esta versión se obtienen 95 CV a 7.800 rpm y un par de 92 Nm a 6.500 rpm.

Se ha ahorrado con unas suspensiones algo más simples: mantiene los elementos Kayaba, con amortiguador sobre bieletas y horquilla invertida, también de 43mm. Pero aquí no hay regulación delante y precarga y extensión detrás. Para frenar, discos, con dos delanteros de 310mm con pinzas radiales Tokico. Se mantienen las ruedas de 17″ -como es lógico- con los mismos neumáticos Dunlop Sportmax Roadsport 2.

Esta GSX-S 950 no es el «complemento inferior» de la GSX-S 1000: es la sustituta de la GSX-S 750 anterior y, sobre ella, gana muchos puntos. La moto viene de fábrica limitada a 35 kW, y si se quiere la versión de 95 CV, habrá que deslimitarla.

suzuki v strom 650 2021 4

V-STROM 650

La más popular de la serie V-Strom se encuentra en su tercera generación y también se ofrece, como la 1050, en versión base y XT en función del montaje de llantas de aleación o de radios, respectivamente. La V-Strom 650 fue la primera en introducir esta variedad XT entre las trail de Suzuki, en 2015. 

Las 650 dispone en su electrónica de un sistema de gestión del control de tracción en dos etapas, pudiendo ser desconectado y cuya intervención se dispone en la instrumentación con pantalla digital LDC. Destaca el equipamiento de un chasis de doble viga de aluminio como muestra de su nivel. 

Incorporan los sistemas de ayuda a la conducción de asistente a bajas rpm que evita que el motor se cale y arranque fácil, con el que la puesta en marcha se realiza mediante una única pulsación sobre el botón de la piña derecha.

La suspensión trasera se ajusta mediante pomo remoto. En 2021 se comercializa la versión estándar en colores blanco, rojo o gris, mientras que la XT lo hace en blanco, negro, gris o amarillo.

Suzuki V Strom 1050 XT

V-STROM 1050

La última evolución de la maxitrail de Suzuki se renovó en 2020 con un importante contenido de nostalgia. Sus líneas se han aproximado a la icónica DR Big que defendió los colores de la marca japonesa en la época pionera de este segmento en el mercado. Esta estrategia se ha repetido recientemente en otros modelos Suzuki de última generación como la maxinaked Katana y la “maxi-km/h” Hayabusa, ligándose el desarrollo de modelos plenamente actuales con la tradición más arraigada en el devenir histórico de la firma.

La gama se divide en una versión estándar y otra XT, como ya era norma en su predecesora 1000 desde 2017. Esta última se identifica por el montaje de llantas de radios, pero también en este último desarrollo 1050 por el equipamiento de un equipo electrónico del máximo nivel gracias a una IMU de seis ejes. Ambas versiones están disponibles con kit de limitación para el carné A2. 

Solo la V-STrom 1050 equipa llantas de aleación. En ambas las suspensiones son Kayaba, con horquilla multirregulable y amortiguador con progresividad mediante bieletas y con opciones de extensión más precarga mediante pomo remoto. Las pinzas frontales Tokico exhiben disposición radial.

Al igual que la GSX-R 1000 R opta por un sistema VTT de distribución variable mediante el accionamiento de componentes mecánicos, sin
electrónica específica, la V-Strom 1050 XT presenta un embrague asistido SACS que mantiene el sistema de rampas para el embrague. También le son exclusivos la pantalla de regulación manual, asiento en dos opciones de altura y las protecciones laterales.

 

Suzuki V-Strom 650

0 Comentarios