Prueba Suzuki GSX-S 125: Lo mejor de cada casa

Comentar Publicado el miércoles 18 de julio de 2018
Prueba Suzuki GSX-S 125: Lo mejor de cada casa

Puedes diseñar una 125 naked sport de muchas maneras. Las hay de voluminosa carrocería que aparentan ser más grandes, o muy ligeras y pequeñas con un motor menos potente para que sean ágiles, económicas en consumo y fáciles de llevar. Suzuki ha escogido todo con la GSX-S 125.

Te voy a poner unos ejemplos para que entiendas lo que quiero decir. Fíjate en una Yamaha MT-125, por ejemplo. Es del mismo tamaño que la 300, y no muy lejos de una MT-07. Por supuesto, lleva el mejor motor de la casa para 125, el de 15 CV refrigerado por agua, y por ello la moto anda muy bien a pesar de un tamaño XL para una 125. Mira también, por ejemplo, una Tuono 125: lógicamente, no tiene el tamaño de una Tuono V4 1100, sería exagerado, pero tampoco es pequeña.

Vayamos a la otra punta de la ecuación. Honda hace siempre unas 125 cc muy contenidas en tamaño y peso. Si te fijas en las CBR 125, a pesar de que han ido creciendo en tamaño, siempre han sido mucho más pequeñas, estrechas y ligeras que su competencia. La nueva CB 125 R también. Es mayor que sus predecesoras, pero mínima comparada con esas Yamaha o Aprilia. Y anda tan bien o mejor que su competencia, a pesar de conformarse con motores que no alcanzan los 15 CV, tope legal de la categoría para llevarla con el carnet de coche cnvalidado, y se conforma con unos 13 CV en la versión actual.



Pero llegó KTM y se dio cuenta de algo obvio: si lo máximo que puedo llegar es a 15 CV, cuanto menos peso, más andará. Y eso es el objetivo de cualquier deportiva, con matizaciones en cuanto a estabilidad, seguridad, consumo y precio. Inventaron una Duke 125 que reunía poco peso, estilo diferente y agresivo, minimalista, para poder aligerar sin reducir demasiado el tamaño.

Suzuki ha optado por esta vía, pero también por la clásica de los japoneses. Ellos no han inventado un estilo nuevo para sus GSX 125, sino que han dibujado una réplica a escala de sus deportivas grandes. Lo han hecho en un tamaño que permite aprovechar el poco peso y la agilidad para darle tacto y sensaciones deportivas.

Han reunido, en suma, todas esas características anteriores en una sola moto. ¿Que una MT 125 se parece a una MT-07 o la Tuono pequeña a la grande? La GSX-S 125 se parece mucho a una GSX-S 750, y más en esta versión pintada de MotoGP. ¿Que una CB 125 R es ligera y pequeña, para aprovechar potencia y agilidad? La Suzuki es más o menos de su tamaño y, al igual que la Honda, resulta cómoda para pilotos de cualquier talla. Pesa más, eso sí, pero bastante menos que la Yamaha, por ejemplo. Y del motor no se declara potencia, pero "alcanza la máxima relación peso-potencia de la categoría", en palabras de Suzuki.



Es, en suma, una gran-pequeña naked deportiva. Es, como hacen otras marcas también, la versión naked de su deportiva de 125, la GSX-R. Con respecto a esta, un peso algo inferior y una posición de conducción más cómoda hacen de ella una moto más polivalente y utilizable a diario, sin haber perdido apenas nada de sus capacidades deportivas. Además, faro principal LED, cuadro digital, ABS de serie y el Suzuki Easy Start la convierten en una 125 muy bien equipada y actual.

CÓMO ES LA SUZUKI GSX-S 125

Recientemente probábamos la GSX-R 125. Estaba previsto, entonces, haber probado justo a continuación esta moto pero problemas logísticos y otros hicieron que tuviéramos que posponer esta prueba hasta ahora.

Y hubiera sido lo lógico: incluso nos planteamos en su momento probar las dos motos juntas. No en vano, son prácticamente la misma moto, con un manillar 10 cm más elevado en la Suzuki GSX-S 125. No cambia nada más que el carenado y este hecho, porque reposapiés y asiento están en la misma posición y, por supuesto, la parte ciclo y el motor son exactos. Sin embargo, es suficiente para parecer otra moto.



El motor se desarrolló específicamente para esta nueva gama GSX 125. Suzuki presume de haber conseguido con él la mejor relación peso-potencia, hablando solo del motor, de la categoría. Y lo cierto es que se ve bastante compacto. Emplea una culata de cuatro válvulas con dos árboles de levas, cilindro con tratamiento SCEM y esquema de carrera muy corta. Estas características le dan gran capacidad de subir de vueltas. Se alimenta mediante un sistema de inyección que emplea seis sensores: temperatura de agua, de aire de admisión, presión en la admisión, posición del cigüeñal, cantidad de oxigeno y, evidentemente, el de posición del acelerador, con un generoso cuerpo de inyección de 32 mm. El cambio, cómo no, emplea una caja de seis velocidades.



También el chasis es de los más ligeros entre las 125 cc. Es un multitubular en acero con el motor colgado por la parte delantera y apoyado por detrás frente al basculante. Los frenos son ondulados, con un delantero de 290 mm y un ABS Bosch 10, una unidad de tan solo 590 gramos de peso en su centralita y cuerpo de válvulas. En las suspensiones encontramos una horquilla estándar, un tanto estrecha pero indudablemente eficaz, que le permite un radio de giro de 40º a cada lado, lo que ofrece una gran maniobrabilidad en ciudad y lugares estrechos. Detrás, un monoamortiguador sobre bieletas le otorga la progresividad necesaria para un pilotaje cómodo sobre cualquier suelo. En su equipamiento destaca, sobre todo, un completo cuadro digital, con luz de aviso de sobrerrégimen. El faro delantero principal de LED también le da un aspecto visual muy moderno y atractivo, además de asegurar una importante cantidad de luz si conduces por la noche.



CÓMO VA LA SUZUKI GSX-S 125

Suzuki ha tardado muchos años en entrar en el segmento de las 125 de marchas. Algún experimento anterior en el segmento, como aquella DR 125, no salió muy bien, mientras que la exótica Van Van ha sido un éxito de ventas durante muchos años. Parecía que Suzuki se conformaba con esas ventas en el segmento, sin complicarse la vida.

Sin embargo, una marca como Suzuki tenía, finalmente, que estar en un segmento importante en volumen y por ser la puerta de entrada al mundo de la moto para muchos usuarios. No cabe duda que lo han hecho muy bien, porque han entrado con dos modelos de gran significado para cualquier aficionado: GSX. Y han conseguido con las dos, GSX-R y GSX-S, trasladar el espíritu GSX a su gama 125.



Aún más en esta versión MotoGP, la moto rezuma estilo Suzuki Sport. Cuando te subes aprecias ese estilo, más una innegable sensación de calidad, de moto bien hecha. Es baja de asiento, estrecha y compacta, pero su ergonomía, la forma en la te sientas, cómo quedan los mandos y cómo la sientes, son de moto de una categoría superior, pero a escala pequeña. Aún así, resulta cómoda y suficientemente espaciosa.



Arrancas. El sistema Suzuki Easy Start System permite hacerlo con solo pulsar una vez el botón, sin necesidad de mantenerlo presionado hasta que arranca el motor. Aprietas, sueltas y el motor de arranque gira por si solo durante unos segundos hasta que la moto arranca. Emite un sonido algo más agudo que el habitual en las monocilíndricas. Muy fino, muy suave, sin ruidos mecánicos ni vibración alguna. Metes primera, sueltas el embrague y la moto avanza, desde muy abajo en el cuentavueltas, sin toses, titubeos o tirones. Tiene buena respuesta desde abajo.

Si circulas con ella por la ciudad aprecias que es mejor todavía que su hermana GSX-R. Es igual de compacta y resulta igual de ágil por el radio de giro. Pero es más cómodo, en este ambiente, llevar el manillar alto y ancho de esta versión. Además, el motor, como te digo, tiene buenos bajos, dentro de los parámetros de las 125, lo que ayuda a llevarla tan suave como quieras. Y si quieres pilotarla rápido, simplemente debes abrir gas. Los 15 CV no declarados oficialmente, pero reconocidos por Suzuki, se notan.



En carretera la moto es muy agradable. No hay vibraciones la lleves como la lleves. Es tan noble y precisa como la GSX-R, pero algo más cómoda. Sus 125 cc corren mucho para esta categoría, pero no tanto como para que el carenado sea una necesidad para ir cómodo. En concreto, esta GSX-S 125 ha alcanzado, con GPS, los 116 km/h, una de las velocidades punta mayores de la categoría hoy día para motos Euro 4. La versión GSX-R alcanzó los 119 km/h. Eso sí, en ambos casos la 6ª es muy larga y en cuestas abajo es fácil llevarlas más allá.

En conducción deportiva es muy divertida. Mantienes una sensación de control muy elevada y permite tumbar a placer. Frena muy bien, con un ABS que permite llegar muy lejos en esta maniobra. Y cuando aceleras lo hace con contundencia, subiendo de vueltas hasta donde quieras, incluso hasta hacer encender la luz de sobrerrégimen. Las suspensiones, bastante básica delante y con bieletas detrás, han sido calculadas con acierto. No es una moto dura en absoluto, pero demuestran sujetar la moto en cualquier curva, en cualquier frenada, manteniendo total nobleza de reacciones.

FOTOS: JAVIER ORTEGA





 

Más información de la Suzuki GSX-S 125

0

Scooter 125

Cómo limpiar a fondo tu moto o scooter

No sólo es una cuestión de apariencia. Limpiar la moto adecuadamente es obligatorio para un...

Los scooter 125 cc más rápidos del mercado

Los scooter 125 cc más rápidos del mercado

Uno de los aspectos que más interesa a la hora de comprar un scooter nuevo de 125 cc es su...

10 razones para no abandonar el scooter en invierno

10 razones para no abandonar el scooter en invierno

Conducir un scooter en invierno no es siempre agradable, sobre todo por dos razones: llueve y hace...

Los scooter 125 cc más rápidos del mercado

Los scooter 125 cc más rápidos del mercado

La velocidad máxima de un scooter de 125 cc es un aspecto muy importante para decidir la compra de...

Novedades

Royal Enfield Himalayan: Vídeo de la prueba y la review

Nos subimos a la nueva trail de la marca británica y te mostramos, en vídeo, todos los secretos de...

Las motos nuevas presentadas en el Salón ´Vive la Moto´ de Madrid

Las motos nuevas presentadas en el Salón ´Vive la Moto´ de Madrid

El Salón "Vive la Moto", que este fin de semana se está celebrando en el IFEMA de Madrid, nos ha...

Torrot Velocípedo: revolución eléctrica en tres ruedas

Torrot Velocípedo: revolución eléctrica en tres ruedas

Torrot sigue adelante con su evolución como marca centrada en la movilidad eléctrica y su próximo...

Macbor, la marca propia de Motos Bordoy, se presenta con seis modelos inéditos

Macbor, la marca propia de Motos Bordoy, se presenta con seis modelos inéditos

Macbor irrumpe en el mercado con modernos modelos de 125cc y 250cc de diseño propio para diversos...

Consulta los precios oficiales y las ofertas de todos los modelos de Suzuki.
Precios del Suzuki con ficha técnica y equipamiento completo.