• Compartir en WhatsApp
  • Síguenos en Twitter
  • Síguenos en Facebook
  • Síguenos en YouTube
  • Síguenos en Instagram
  • Contacta con formulamoto.es
  • RSS
Sucríbete a la newsletter Kiosco de revistas LUIKE

Prueba Silence S01: El silencio del líder

Publicado el miércoles 21 de abril de 2021

¿Sabes cuál es la moto eléctrica más vendida de nuestro mercado? Sí, los scooters Silence fabricados por la empresa española Scutum. Seguro que has visto alguno por la calle: el modelo S02 es ese que sueles ver en las ciudades, pintados en rojo y blanco.

Sí, son justo esos en los que estás pensando: los que emplea el servicio de moto sharing de Acciona. Este que ves en las fotos no es exactamente ese. Este es el S01, el superior de la gama actual. Un scooter diseñado para tener un aspecto más premium, con cierto aire futurista y, sobre todo, para un uso particular.

Si te fijas, tiene elementos como esa cúpula, que serían, cuando menos, más delicados en ese uso compartido, y otros que quieren marcar diferencias en cuanto a la comodidad de uso: la batería extraíble, con ruedas y asa, estilo "trolley", que quiere hacerte la vida más fácil a la hora de recargar el scooter, las manetas regulables en distancia, el suelo plano o el hueco para dos cascos bajo el asiento, con un original sistema de apertura a través de las manetas.

Es un scooter original y diferente. En marcha es agradable y fácil y tiene un nivel de equipamiento muy adecuado: no echarás nada en falta de lo que estás acostumbrado en un scooter de gasolina. No en vano, una marca como SEAT ha elegido este S01 de Silence para hacer su desembarco en el mundo de la moto y en breve veremos este scooter comercializado por la marca de coches bajo el nombre SEAT Mó eScooter 125. Y lógicamente, el nombre de "125" es solo eso, el nombre, puesto que, como eléctrico, no tiene cilindrada. Independientemente de eso, sí, su homologación es como la de un 125 de gasolina y puedes llevarlo con el carnet de coche con más de tres años de antigüedad y sus prestaciones son también similares.



 

Se desarrolla y fabrica en España. La empresa fue fundada y la dirige el famoso Carlos Sotelo, ex-piloto de enduro y del Dakar con larga experiencia en esto, tras haber fundado también la marca de scooters y motos CSR.

El éxito obtenido con Silence es innegable: no solo los ejemplos de Acciona o SEAT "adornan" el curriculum de la marca: Correos o Telepizza entre otros, ambos con mucha experiencia en esto de las flotas de scooters, son también clientes de la marca. Solo con eso ya debe figurar no solo como uno de los más vendidos, si no como uno de los más fiables, ya que la experiencia, por número de unidades en funcionamiento, es prácticamente inigualable por otros scooters de la competencia.

Con ese nivel ya adquirido, Silence se perfila como el proyecto de movilidad eléctrica más confiable de la actualidad: una red de concesionarios extensa, donde destacan ya 17 "flagship stores" en España y alguna otra en otros países de Europa dan a entender que la apuesta de Silence es importante.

Desde luego, no es un scooter barato: los 125 de gasolina más caros del mercado están en torno a 5.000€. Este "125 eléctrico" tiene un precio oficial de 6.250€, aunque ahora mismo tienes un descuento de 800€ que lo deja en 5.650€. Sí, sigue siendo más caro, pero cada día están más cerca. Y por supuesto, si echas números considerando ahorros en combustible y mantenimiento resulta que no están tan lejos.

Cómo es la Silence S01


Estéticamente moderno, con detalles llamativos como ese circulo luminoso en mitad del flanco que sirve de indicador exterior del nivel de carga, o el faro redondo, algo futurista. Pero también tiene un aire utilitario innegable: el suelo plano, las líneas rectas en conjunción con esas curvas y formas redondas de la carrocería, las llantas grandes. Todo ello "subrayado" por un color tan llamativo como este verde, aunque puedes elegirlo en colores mucho más discreto, como blanco o gris oscuro.

Técnicamente es un scooter bastante estándar en la parte ciclo y con una parte eléctrica moderna, pero no revolucionaria. El chasis es una estructura abierta en tubo de acero, que deja ese "cajón" en medio para meter la batería, lo que hace de él un scooter largo (no excesivo, mide entre ejes 1.450 mm). Es ligero: son 111 kg sin batería, en un scooter que no es pequeño. Lleva un solo amortiguador trasero, en el lado derecho, y una horquilla estándar. Llantas de 15" delante y 14" detrás, el Silence frena gracias a dos discos, uno en cada rueda, con un sistema de frenada combinada y a un freno regenerativo que se activa cuando desaceleras, de diferente forma en cada uno de los tres mapas de funcionamiento que tiene.

El motor es brushless, de los que va en el propio cubo de la rueda trasera. Es un motor de 7.000w, capaz de puntas de 9kW de potencia máxima. Está autolimitado en velocidad máxima para alcanzar la autonomía necesaria y así, en modo Eco, alcanza los 70 km/h, en modo City 85 km/h, y en modo Sport llega hasta los 100 km/h.




Precios, ofertas, fichas técnicas e imágenes de TODAS LAS MOTOS SILENCE del mercado

La aceleración también es diferente en cada uno de los modos, muy diferente. En modo Eco puede parecer hasta algo perezoso, y en modo Sport hasta llega a ser un tanto excesivo. Jugando con los modos, en un día de utilización normal, sí estarás cerca de los 100 km de autonomía, hablando de desplazamientos de entrada y salida de la ciudad más los que tengas que hacer dentro de la misma.

La batería es una de las cosas mejor pensadas de este scooter. Es una especie de "trolley", con su asa y ruedas integradas, que colocas en un lado del scooter. Con una palanca en el fondo del hueco bajo el asiento la sueltas, coges por el asa, tiras de ella y te la llevas in demasiado esfuerzo, ya que despliega las ruedas automáticamente y está bien calculada: según sale, está apoyada en el suelo. El cargador va integrado en el mismo pack, por lo que puedes cargarla en cualquier enchufe sin necesidad de tener más cargadores. Y si tienes enchufe en el garaje ni siquiera tienes que sacar la batería: tiene una conexión en el propio scooter. Tiene una capacidad nominal de 5,6 kWh y en un enchufe normal tardará entre 6 y 8 horas en una carga completa. Oficialmente tiene una autonomía de 137 km en modo Eco, 104 en City y 82 en Sport. Eso sí, Silence está probando un sistema de "intercambio" de baterías: el Battery Station Silence estará en la ciudades y, si compras el scooter con un sistema de alquiler de baterías, dejarás en esa estación la que acabas de gastar y cogerás, directamente, una completamente cargada.



La iluminación es completa de LEDs, por supuesto. Lleva dos enchufes USB en el lado izquierdo del contraescudo. Bajo el asiento caben dos cascos integrales y este se levanta desde la llave de contacto o, si tienes contacto dado y pata de cabra extendida, tirando de las dos manetas de freno (un sistema curioso y original). Lleva, además de esa pata lateral, un caballete central que se acciona con toda facilidad. Y el cuadro es bastante completo y bien legible: velocidad, autonomía, kilometrajes, potencia "entregada" o recuperada a través de la frenada regenerativa, modo seleccionado, etc. Y por supuesto, como buen eléctrico, tiene conectividad al móvil para varias funciones secundarias (no navegación en pantalla, no es TFT) con la app específica de la marca.

Cómo va el Silence S01



Para empezar, te olvidas de la gasolinera. Es un gusto salir de casa con el depósito lleno todos los días. Esto, lógicamente, es solo lo anecdótico, por que lo importante en estos casos es el ahorro: según las cuentas oficiales de la marca (y no parecen desviarse mucho de la realidad, según nuestra prueba) por cada 100 km recorridos necesitarás una carga. Si la haces en esas famosas "tarifas valle", contando que la media del precio del Kw en tarifa valle está a 0'12 euros, gastarás 0,70 céntimos de euro por 100km recorridos. Y de mantenimiento normal, olvídate de cambios de aceite y filtros: ruedas y pastillas de freno cuando se gasten, más líquidos de frenos o suspensión cada varios años.

Subirte y bajarte es cómodo. El suelo plano y una altura de asiento de 805mm lo hacen muy accesible. Si quieres, tienes un asiento bajo, a solo 755mm como opción. Usar este scooter es tan fácil como cualquier 125: lo bajas del caballete, lo "arrancas" con la llave y pulsando el botón "Mode" para que aparezca en el cuadro "Ready".

A partir de ahí, aceleras y sale, cortas gas y actúa una primera parte del regenerativo. Si tiras de manetas de freno esta regeneración se acentúa, antes de hacer actuar los discos de freno. En modo Eco es muy suave: roza lo "soso" en aceleraciones, pero en zonas de ciudad de calles estrechas es el recomendable, gastas menos y se mueve bien. El modo que más usarás es City: tiene más regeneración (más retención de motor también, claro), prestaciones suficientes y ya notas que el par del motor eléctrico es puntero: acelera más que cualquier 125 de gasolina y recupera mejor casi hasta el final de su cuentakilómetros. El modo Sport es divertido, retiene bastante más que un scooter normal y acelera también bastante más. Es el modo que te lleva hasta los 100 km/h, pero lo aconsejable es usarlo solo en esas autovías de circunvalación o entrada y salida: gasta bastante.



En marcha todo es suavidad y, haciendo honor a su nombre, un silencio casi absoluto. Para maniobrar tiene un botón de marcha atrás en la parte delantera de la piña izquierda: lo pulsas, abres gas y va hacia atrás. Ayuda a sacarlo del aparcamiento. En los semáforos no es difícil salir el primero. Frena bastante bien, con buen tacto gracias entre otras cosas a las manetas regulables en distancia. Las suspensiones trabajan bien también: son algo "rebotonas" si te metes en baches y el asiento algo duro, pero no son malas.

El chasis es justo: sí notas que flexa si frenas fuerte o sobre esos baches, pero las llantas de 15" y 14" calzadas con neumáticos Michelin le dan buen agarre, suficiente como para llevarlo deprisa si quieres. Con un motor que ningún gasolina puede igualar en cuanto a par, es divertido. Eso sí, es fácil "rascar" la pata de cabra contra el suelo en inclinaciones a izquierdas y el "susto" viene de que el ruido es bastante escandaloso cuando ocurre: no hay ruido de motor que lo tape un poco.

En la carretera es estable y con prestaciones suficientes. Esos 100 km/h de máxima los alcanza sin problemas y puedes mantenerlo a tope el tiempo que quieras, siempre que lleves un ojo en la autonomía. Cómodo de posición y silencioso, en curvas entra bien y se mantiene con facilidad en la trazada que quieres. Los espejos llevan un soporte algo corto y te ves los codos mejor que lo que tienes detrás. Deberían separarse un poco más, pero por contra tienen la ventaja de no ser un problema a la hora de meterte entre coches: es un scooter bastante estrecho y ágil.

Lo mejor:

-Ahorro en consumos y mantenimiento
-Agradable y "diferente" de llevar
-Buena capacidad de carga

Mejoraría con:

-Precio elevado
-Espejos cortos
-Pata de cabra toca el suelo con facilidad

Así vemos el Silence S01

En carretera: 2
En ciudad: 4
Pasajero: 3
Confort: 3
Equipamiento: 3
Autovía: 2

(Puntuación de 1 a 5)

Es un scooter eléctrico, con las ventajas que eso implica en economía de uso (que no de compra) y de suavidad, además de que son divertidos de llevar, con mucho par. Tiene prestaciones suficientes para un uso real en la ciudad o desde las ciudades dormitorio hacia el centro y viceversa.

El equipamiento es original y suficiente, aunque se echan de menos una guantera frontal donde vaciar bolsillos o llevar a mano el mando del garaje, por ejemplo. Muy inteligente en su sistema de baterías, lo mejor del Silence es que es el scooter eléctrico con mejor futuro ahora mismo y eso llevará a novedades interesantes, como esas estaciones de intercambio de baterías y a un servicio posventa más accesible y sencillo.



Más información del Silence S01

0