• Compartir en WhatsApp
  • Síguenos en Twitter
  • Síguenos en Facebook
  • Síguenos en YouTube
  • Síguenos en Instagram
  • Contacta con formulamoto.es
  • RSS
Sucríbete a la newsletter Kiosco de revistas LUIKE

Montar en moto con viento: 6 consejos prácticos

Publicado el martes 03 de marzo de 2020
Viento en moto

Aunque se supone que las estaciones ventosas son la primavera y el otoño, no solo en estas estaciones puedes sufrir viento racheado y frío cuando circulas en moto.

El principal problema del viento es su invisibilidad, por tanto, es imprevisible. Mediante la observación del entorno podemos obtener pistas, pero no será hasta que contactemos con él hasta que sepamos con cuánta intensidad sopla. Esa imprevisibilidad requiere de márgenes de seguridad que deberemos adaptar a nuestra conducción.

Disminuir la velocidad. El margen de reacción, en metros y milisegundos, aumenta exponencialmente.

— Si el viento es lateral, tendemos a inclinarnos contra el viento, de modo que la posición no es perpendicular al suelo. Así, cuando pasamos al lado de objetos muy voluminosos (como camiones), el viento cambia en varias direcciones; por eso es esencial circular por el centro del carril y disponer de margen ante eventuales correcciones.



— Si el viento es lateral, también habrá que ajustar los espejos retrovisores a las nuevas circunstancias.

— Ante viento racheado de distintos lados, hay que estar atentos a no corregir de más. Es importante hacer los ajustes con suavidad y, del mismo modo que hay que coger el manillar con firmeza, no hay que apretar las manos hasta quedarnos sin riego sanguíneo, sino estar atentos para reaccionar con serenidad.

— Ante la carga de una racha que nos desvía de nuestra línea por el centro del carril, podemos timonear sacando hacia fuera la rodilla del lado que viene el viento. De este modo, si el viento sopla de derecha a izquierda, al abrir la rodilla derecha la moto tenderá a frenarse hacia la derecha. También se puede empujar el puño levemente (en este mismo caso el derecho) hacia delante, es decir, hacer contramanillar.

— La sensación térmica disminuye con la velocidad, lo que sumado al viento acentúa el efecto. Es capital ir bien equipado con casco integral, guantes, chaqueta pantalón y botas. La concentración disminuye en condiciones de frío, y ten en cuenta que la colisión con cualquier objeto que mueva el viento es un proyectil contra nosotros.



Otra cuestión relevante es a la hora de tener la moto aparcada. En situaciones de mucho viento, es aconsejable no dejarla cerca de árboles, ya que pueden caerse ramas. De ahí que en estas circunstancias, los ayuntamientos cierren los parques al acceso de los peatones. También se aconseja tener cuidado frente a edificios porque pueden caer objetos que se encuentren en ventanas o terrazas. En cualquier caso, es preferible ponerla en el caballete si dispones de este equipamiento y tener la moto resguardada, ya que el azote del viento puede tumbar una moto y, como ves en la fotografía de apertura, producir un "efecto dominó" con las que se encuentran próximas.



Por supuesto, en todo hay gradientes, y si sopla un vendaval desmesurado, la moto ya no será el medio adecuado para moverse entre A y B. Hay que actuar con sentido común, al igual que ocurre en el caso de conducir, por ejemplo, tras una nevada.



Especial MotoGP2020
0