Cinco problemas frecuentes en invierno y cómo evitarlos

Publicado el jueves 27 de diciembre de 2018
Cinco problemas frecuentes en invierno y cómo evitarlos

El comparador de seguros de moto Acierto.com recaba algunos de los accidentes más habituales mientras se circula en moto durante la temporada invernal y cómo los cubren las distintas pólizas.

Con la bajada de las temperaturas son muchos los motoristas que deciden dejar de lado la moto en favor de otro tipo de transporte. Sin embargo, circular de manera segura es posible también en invierno, eso sí, con conocimiento de causa. Y es por eso por lo que el comparador de seguros de moto Acierto.com ha recabado algunos de los problemas más comunes con estos vehículos y sus respectivos consejos de prevención.

Neumáticos fríos

Para empezar, y tras la caída del termómetro, los neumáticos lo tendrán más difícil a la hora de calentarse. Para compensarlo lo más conveniente es subir la presión. Las ruedas alcanzan mayor temperatura cuanto mayor es la presión. Lo ideal es hincharlas unas dos o tres décimas más. También podemos optar por los neumáticos de invierno, aunque dependerá de lo que midan las llantas de la moto. En cualquier caso, siempre podemos llevar con nosotros unas bridas que pueden servir de "cadenas caseras" si tenemos una emergencia.

Peor funcionamiento de la suspensión

El aceite de las horquillas es otro componente que se ve afectado por el frío. De hecho suele volverse más denso y empeorar el funcionamiento de la suspensión. Si abrimos ligeramente el ajuste hidráulico de la suspensión delantera evitaremos que el neumático se desgaste más de la cuenta.

Frío intenso

Otro inconveniente asociado al invierno es la sensación térmica que experimentamos en nuestro cuerpo sobre la moto. Para evitarlo será fundamental usar un buen sotocasco o pasamontañas finos sobre el que colocaremos una braga térmica. Para el cuerpo, lo ideal es optar por distintas capas de ropa térmica y una chaqueta de moto ajustada capaz de frenar el viento. No olvides las extremidades: apuesta por unos buenos guantes y unas mejores botas, y recuerda ponerte unos calcetines adecuados. Incluso hay prendas con baterías calefactables.

Condiciones meteorológicas adversas

Si nos centramos en las condiciones meteorológicas más adversas, como la nieve o la lluvia, deberemos llevar a cabo una conducción defensiva, aumentar la distancia de seguridad y reducir la velocidad. En estas situaciones, además, la adherencia se reduce a la mitad si lo comparamos con el suelo en seco en condiciones normales. En el caso del hielo puede ser hasta de un paupérrimo 10%. Dicho lo cual, evitaremos la pintura de los pasos de cebra y los charcos, y estaremos atentos a la aparición de placas de hielo y las maniobras bruscas de otros vehículos.

Contra el viento y para evitar perder la estabilidad aseguremos con la mayor firmeza posible el manillar y buscaremos una postura aerodinámica con la que hacerle frente en la medida de lo posible. Dejaremos los adelantamientos a vehículos grandes para otra ocasión. Otro punto que nos ayudará es evitar las zonas interiores de las curvas y el uso abusivo del freno. Por supuesto, antes de emprender la marcha no estaría de más consultar la previsión meteorológica.

Un buen seguro de moto

Para preservar tu seguridad no estará de más contar con un seguro que se haga cargo en caso de cualquier percance. Por fortuna, la mayoría de seguros de moto disponen de una asistencia en viaje que permite recurrir a la aseguradora en caso de averías mecánicas, accidentes, problemas ajenos a la meteorología, etcétera. En concreto, suelen incluir asistencia mecánica y remolcaje, rescate del vehículo, asistencia a las personas, regreso anticipado en caso de fallecimiento de un familiar, transporte de acompañantes en caso de que al asegurado.

En cualquier caso, cabe comentar que hay aseguradoras que distinguen dos clases de asistencia en viaje: la básica y la opcional. Esta última, por ejemplo, cuenta con más garantías respecto al límite de remolcaje, elección del taller y otras cuestiones. No obstante, lo más recomendable es que te fijes en la letra pequeña: la asistencia a personas desde el kilómetro cero, el remolcaje, si operan fuera de España, cuentan con asistencia las 24 horas, los límites en los gastos por hospitalización y asistencia sanitaria, etcétera.

 

0
Nuestros vídeos en

Las 10 principales novedaes de 2018
Estas son las mejores novedades desveladas en el pasado Salón de Milán

Especial MotoGP