Seguridad Contenido patrocinado

¿Sabes qué aspectos has de tener en cuenta si tienes un accidente de tráfico?

Publicado el lunes 26 de noviembre de 2018
¿Sabes qué aspectos has de tener en cuenta si tienes un accidente de tráfico?

Como usuario de las vías públicas, cualquier motorista está expuesto a sufrir un accidente de circulación. A continuación te damos una serie de consejos sobre cómo actuar en estas circunstancias.

Como conductores responsables, a sabiendas de la gran responsabilidad que significa estar al mando de un vehículo, de la gran concentración que tenemos que guardar al volante para no poner en peligro nuestra seguridad, la de nuestros acompañantes o la de otros usuarios de la vía, nos preocupa enormemente llegar a tener un accidente de tráfico y no saber cómo actuar en todo momento.

Como norma general, todos sabemos que debemos rellenar un parte de accidente e informar a nuestra compañía de seguros, aunque no todos tenemos claro cómo hacerlo si no hemos sufrido ningún accidente con anterioridad, pero hay más consideraciones a tener en cuenta.

En muchas ocasiones no le damos la importancia que se merece a un aspecto vital, que es saber gestionar nuestras emociones y cómo nos sentimos en todo el proceso que se deriva como consecuencia de un accidente de tráfico, algo que debe ser valorado en su justa medida, manteniendo el control en todo momento para no arrepentirnos a posteriori de algún error que pudiéramos cometer.

Mantén la calma en el momento del accidente

Lo más importante si nos vemos algún día inmersos en un accidente de tráfico es mantener la calma y no perder los nervios, aunque como cabe suponer esto es mucho más difícil de llevar a cabo que de decir, y es que nos vemos involucrados en una situación fuera de lo común y que se escapa de nuestro control, en algún caso con heridos o peor aún con fallecidos.

Pero es fundamental, como decimos, hacer todo lo posible por actuar con cabeza fría, y lo primero será percatarnos de si hay alguien implicado en el accidente que pudiese necesitar de nuestra ayuda. Si nos dejamos llevar por la situación y esta nos supera, no seremos capaces de ayudar a aquellos que lo necesiten y, además, incluso si no hemos sufrido daños, un estado extremo de nerviosismo pueden generarnos una crisis de ansiedad y podríamos llegar a sufrir un desmayo.

Como norma general deberemos aparcar y no estorbar y ser causa de mayores accidentes, señalizar debidamente la situación de peligro y ayudar a los heridos.

Contacta con los Servicios de Emergencias y las autoridades competentes.

En cualquier tipo de accidente de tráfico en el que alguna persona se encuentre herida, aunque sea mínimamente, debemos avisar a los servicios de emergencias, facilitándole información clara y concisa sobre las circunstancias del accidente, respondiendo a cualquier pregunta que puedan hacernos al respecto.

La primera atención que tiene lugar en el momento del accidente es muy importante para poder detectar lesiones, tanto físicas como psicológicas, y es que en demasiadas ocasiones no le prestamos la suficiente atención a estas últimas y solo nos ocupamos de las primeras.

En el caso de que haya algún herido y hayamos contactado con los servicios de emergencia, ellos se encargarán de enviar al lugar del accidente tanto a las ambulancias como a las autoridades competentes. En caso de que no haya sido necesario contactar con los servicios de emergencia, siempre es recomendable contactar con la policía o la guardia civil, y estos se encargará de levantar el atestado, en el que se aclaran los hechos y las circunstancias en las que se produjo el accidente.

El atestado puede ser de gran utilidad para poder reclamar una indemnización por un accidente de tráfico. En este sentido, si quieres calcular indemnización por accidente de tráfico, descubre aquí tus derechos y cobra la máxima indemnización con Demanda tu lesión;  la web que te ayuda a saber a qué cantidad tienes derecho y como conseguirla.

Es muy importante que se hayan rellenado todos los datos de la parte contraria correctamente en el parte amistoso, que posteriormente tendremos que llevar a nuestra compañía de seguros. En caso de que la parte contraria se negase a facilitarnos sus datos, tendríamos que llamar a las autoridades si no lo hemos hecho ya anterioridad.

Una vez que hayamos dado parte del accidente a nuestra compañía de seguros, tendremos la posibilidad de elegir si queremos que el siniestro lo lleven los abogados de nuestra compañía aseguradoras o si queremos optar por un abogado externo especialista en accidentes de tráfico. Dependiendo de la póliza que tengamos contratada, este servicio de representación externa estará cubierto, total o parcialmente, o no.

Debemos valorar que los abogados expertos en indemnizaciones y ajenos a las compañías aseguradoras lucharán en todo momento por nuestros intereses y podremos conseguir de este modo la máxima indemnización posible.

Igualmente deberemos buscar ayuda especializada en caso de haber sido afectados psicológicamente por el accidente, y no nos referimos solo a los casos más graves cuando el accidente te deja secuelas físicas que te cambian completamente la vida o cuando hay víctimas mortales.

Hay situaciones en las que los heridos de gravedad moderada se recuperan satisfactoriamente en el plano físico, pero a partir del accidente presentan problemas psicológicos de distinta gravedad, que pueden ir desde mareos, taquicardias e insomnio hasta un estado de pánico absoluto, tristeza profunda o desarrollar amaxofobia (que es la fobia a conducir), entre otros cuadros clínicos que deben ser tratados desde el primer momento y pueden ser causa de indemnización.


0
Nuestros vídeos en

Las 10 principales novedaes de 2018
Estas son las mejores novedades desveladas en el pasado Salón de Milán

Especial MotoGP