Las ITV detectan en seis años un 62% más de defectos graves en las luces de motos

Publicado el martes 30 de octubre de 2018
Las ITV detectan en seis años un 62% más de defectos graves en las luces de motos

Lumileds, empresa de soluciones de alumbrado, alerta del repunte de estos defectos detectado el pasado año frente a 2016 y recomienda revisar el sistema de iluminación antes de pasar la inspección técnica.

A cierre de 2017, el parque de motos y ciclomotores en España ascendía a 5.288.570 unidades, según datos provisionales de la Dirección General de Tráfico, con el 52,3% de las motos y el 80,7% de ciclomotores con más de 10 años de antigüedad. Con un parque de dos ruedas tan envejecido, sería lógico pensar que los usuarios prestan la máxima atención al buen estado de mantenimiento de sus vehículos, pues circular con ellos en malas condiciones es fatal para su seguridad vial.

Sin embargo, esto no es así si tomamos como referencia el incremento de los defectos graves detectados en estos vehículos en la Inspección Técnica de Vehículos en los últimos años, según un estudio realizado por Lumileds, compañía que fabrica y comercializa la marca de lámparas para el automóvil Philips, a partir de los datos publicados por el Ministerio de Industria.

Un crecimiento de este tipo de fallos que es especialmente preocupante en lo que se refiere al apartado de ´Alumbrado y Señalización´ inspeccionado en las estaciones de ITV. De este modo, según Lumileds, en los seis últimos años con datos cerrados (2011 a 2017) los defectos graves —aquellos que impiden superar la ITV—, detectados en motos y ciclomotores en las ITV españolas en dicho apartado han crecido un 62,6%, pasando de 70.137 a 114.064 al cierre de ambos ejercicios.

Si bien es cierto que gran parte de este crecimiento de defectos graves se produjo entre 2011 y 2013 (con un acumulado de más del 33% en este periodo) y que, en 2014, se produjo una caída del 2,2% respecto al ejercicio anterior, a partir de ahí se ha observado un preocupante repunte acumulado del 22,8% hasta 2017. Sin embargo, lo más alarmante de todo es que sólo el pasado año se detectaron un 17% más de defectos graves en la iluminación y señalización de motos y ciclomotores respecto a 2016.

Gran incremento de los desperfectos leves

En cuanto a los defectos leves, este incremento en el periodo 2011-2017 se observa aún más acusado. Tanto que este tipo de defectos casi se doblaron, pasando de 49.163 a 95.575, lo que supone un crecimiento del 94,4%. Al igual que en los defectos graves, en los leves, el mayor crecimiento se registró entre 2011 y 2013, con una subida acumulada superior al 50%.

No obstante, al contrario que en los graves, los fallos leves han seguido la senda al alza, si bien desde 2014 con porcentajes de subida respecto al ejercicio precedente muy inferiores, por debajo del 6%, con crecimientos en descenso frente a un año antes: +5,7% en 2014 en comparación con 2013; +4,6% en 2015 frente a 2014 y +3,6 en 2015 respecto a 2016. Una tendencia truncada en 2017, cuando se registró un repunte del 6,7% frente a un año antes.

Desde la compañía señalan que "la antigüedad no debe ser nunca una excusa para descuidar el mantenimiento de los vehículos de dos ruedas. La mejor forma de garantizar que su sistema de iluminación se encuentra en perfectas condiciones, y que por lo tanto se circule de forma segura, es confiar el mantenimiento de lámparas y ópticas a un talles de confianza".

0
Nuestros vídeos en

Las 10 principales novedaes de 2018
Estas son las mejores novedades desveladas en el pasado Salón de Milán

Especial MotoGP